Inicio » Policiales » Accidentes con motocicletas: 9 muertos en 6 días

Accidentes con motocicletas: 9 muertos en 6 días

Yatasto

Yatasto

Desde el miércoles de la semana anterior hasta la fecha, un total de nueve personas a bordo de motocicletas perdieron la vida en accidentes de tránsito. Ayer hubo dos víctimas más.

Dos motociclistas fallecieron en siniestros viales ocurridos durante las últimas horas. Con estos casos ya suman 146 las víctimas fatales en rutas y caminos provinciales en lo que va del 2013.

En la localidad de Campo Santo, un joven a bordo de un rodado Honda de 110 cilindradas, por causas que se investigan, perdió el control del vehículo, mordió la banquina, se estrelló contra un árbol, para luego salir despedido y caer en una acequia. Murió de forma instantánea. El hecho ocurrió ayer a las 8, sobre la ruta provincial 1, a la altura de la finca La Ramada. El joven, identificado como Ángel Sandoval (18), regresaba a su vivienda ubicada en la finca La Candelaria.

El médico legal estableció que el deceso se produjo por un traumatismo encéfalo craneano y fractura en región frontal con pérdida de masa encefálica.

En otro hecho vial, el domingo a las 23.55, un hombre identificado como Amancio Soriano (49), quien guiaba una Motomel de 150 cc. llevando como acompañante a su pareja Mónica Romero (47), falleció tras colisionar contra el cordón cuneta de la rotonda de acceso a la localidad de Chicoana, sobre la ruta provincial 33. A causa del impacto, el hombre, domiciliado en villa Constitución de la capital salteña, murió en el lugar producto de un severo traumatismo encéfalo craneano.

Un casco fue hallado sobre el pavimento por la Policía. Aparentemente era llevado por la mujer, quien permanece internada en observación en el hospital San Bernardo con traumatismo encéfalo craneano y fractura de rodilla izquierda.

“Se presume que transitaba a alta velocidad y chocó contra una especie de guarda rail que delimita la rotonda”, informaron fuentes policiales.

Los últimos casos

En Tartagal, Benito Campos (36) perdió la vida al caer con su motocicleta en un pozo de Aguas del Norte con precaria señalización en el barrio Norte Grande, el domingo a las 8.30.

El viernes pasado, otro motociclista, Fabio Rodrigo Campos (18) protagonizó un violento choque contra un camión Iveco, salió despedido y murió horas después. En el norte salteño se vivieron momentos de suma tristeza al conocerse la noticia de que tres jóvenes: David Mamaní (19), Lourdes Ocampo (22) y Noemí Domínguez (17) quienes viajaban en una motocicleta Yamaha 110 cc, fallecieron al ser embestidas por un camión, la madrugada de ese mismo día. En tanto, María Alejandra Ochoa (23) se sumó a la lista de víctimas fatales tras un siniestro ocurrido el jueves pasado en las calles Arenales y Alvear, detrás del Nuevo Hospital del Milagro. Un remise chocó casi de frente a la motocicleta en la que transitaba. El miércoles pasado, un chico de 15 años, Facundo Gabriel Recalde, murió al impactar su rodado contra una camioneta VW Saveiro en las calles Cuenca y Alvarado de Orán.

El casco protector

Un total de 146 muertes en accidentes de tránsito se registraron en la provincia en lo que va de 2013.

“De ese total 57 casos corresponden a motociclistas y lo más alarmante es que ninguno llevaba casco”, informó Raúl Padovani, titular de Padres de Víctimas de Conductores Ebrios e Irresponsables (Pavicei).

“Es común ver a parejas en motos con los cascos en la mano o colgando de la moto. Algunos lo llevan pero desabrochado. Esto es lamentable. Las estadísticas de accidentes protagonizados por motocicletas demuestran que las heridas graves en la cabeza son la causa más común de las muertes. Por lo consiguiente todo conductor y acompañante debe estar provisto de su respectivo casco de seguridad y usarlo en el lugar que corresponde: la cabeza, no el portaequipaje, ni el brazo”, sostuvo.

“El uso del casco es de vital importancia ya que protege y amortigua el impacto de los golpes en la cabeza. Muchos daños se pueden evitar o reducir si se usa el casco”, reiteró Padovani.

El origen y evolución

“En 1947 comenzó el uso de los cascos, cuando las compañías que fabricaban motocicletas iniciaron la elaboración de cascos de piel, cuero, similar a la montura de bicicletas y caballos, ya que se consideraba peligroso que no haya protección para la cabeza. A partir de ese año se produjeron avances con el uso de nuevos y mejores materiales en la manufactura del casco. En 1950 se utilizaban capas de madera para fabricarlos y filtro reforzado. Esos fueron los primeros que absorbían el impacto. En 1953 ya se construyeron de fibra vulcanizada y en 1955 se hicieron los primeros con fibra de vidrio. El uso del casco protector es fundamental”, explicó Padovani.