Inicio » Nacionales » Acosado por escándalos Lázaro Báez acumula deudas
Yatasto

Acosado por escándalos Lázaro Báez acumula deudas

RÍO GALLEGOS.- Afectada hasta sus cimientos por el escándalo que sacude a su fundador, Austral Construcciones, la empresa insignia de Lázaro Báez, atraviesa fuertes problemas financieros; acumula millonarias deudas con el Banco Nación y el Banco Santa Cruz, y en los últimos cuarenta días contabiliza 23 cheques rechazados por falta de fondos por casi cuatro millones de pesos. La situación alcanza a la firma, al propio empresario y a tres de sus hijos.

Cuando falta poco para que se cumplan once años desde su fundación, en mayo de 2003, Austral Construcciones atraviesa su peor momento. En la última década se convirtió en la principal adjudicataria de la obra pública en la Patagonia, y junto a ella se aglutinaron un universo de empresas y sociedades anónimas que se dedicaron a los más diversos rubros: construcción, campos, petróleo, concesionarias de autos, estaciones de servicio, hotelería y actividad inmobiliaria, y la compra de 263.000 hectáreas de tierras sólo en Santa Cruz.

Sin embargo, desde que, en abril pasado, estalló el escándalo que lo vincula al valijero Leonardo Fariña , el golpe de suerte de Báez y sus empresas parece haberse esfumado. Los problemas financieros y las líneas de crédito cortadas llevaron al socio de la familia presidencial a evaluar la posible venta de Austral al consorcio de la construcción Sinohydro.

La empresa Austral Construcciones enfrenta hoy una deuda por más de $ 247 millones con el Banco Nación y el Banco Santa Cruz, según el último informe del Banco Central de la República Argentina (BCRA). Es con el Banco Nación con el que se registra la mayor deuda, que asciende a más de 239 millones de pesos, aglutinados en su mayoría en un fideicomiso en el que Fariña dijo haber sido “decisivo”. En el Banco Santa Cruz, donde Báez trabajó y llegó al cargo de gerente, en tanto, la deuda es de apenas siete millones de pesos.

En ese mismo registro del BCRA, la empresa tiene 31 cheques rechazados, por $ 3.893.753,64, de los cuales sólo tres son por defectos en la confección, y los 28 restantes fueron rechazados por falta de fondos. Sobre ese monto, Austral Construcciones logró rescatar 19 cheques, que representan el 61% del total de la deuda. Pero, signo de los nuevos tiempos que atraviesa Báez, la mayor cantidad de cheques rechazados por falta de fondos se registró durante este año. Del total de 31 cheques, 23 fueron rechazados del 21 de febrero a la fecha, por el monto de $ 3.704.134. Según los mismos registros, hasta ahora, 14 pudieron ser rescatados por la empresa en una fecha posterior a la del rechazo bancario.

La situación bancaria de Austral Construcciones repercute también en quienes tienen la firma habilitada en la empresa: Lázaro Báez; sus hijos Martín, Leandro y Luciana, y el contador Claudio Bustos, quien ha asumido un rol creciente dentro del entramado de empresas y sociedades de Báez. Pero a todos ellos, según consta en sus registros personales, el BCRA también les atribuye los cheques rechazados por la firma Austral Construcciones.

Por su parte, la constructora Kank y Costilla, que también integra ese grupo de empresas y en cuyo directorio se encuentra Martín Báez, tampoco quedó ajena a la debacle. Registra un cheque rechazado por falta de fondos en el Banco Nación por $ 332.742,51 el pasado 19 de marzo. En ese banco, la deuda de la constructora asciende a más de $ 81 millones. En tanto, Valle Mitre, la gerenciadora a través de la cual Báez administró los hoteles Alto Calafate y Las Dunas, de los Kirchner, en El Calafate, también registra un cheque rechazado por falta de fondos de febrero de este año, por sólo $ 37.866.

Pese a la deuda y la cantidad de cheques rechazados, la empresa Austral Construcciones mantiene la condición de operable en las cuentas del Banco Nación y el Banco Santa Cruz. Según relatan sus colaboradores, por estos días Báez cifra sus esperanzas en que el Gobierno le otorgue el contrato para la construcción de la represa Chihuido, por unos US$ 1500 millones. Sería el oxígeno financiero que necesita. O la oportunidad para cerrar una venta a los chinos.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*