Inicio » Salud » Informe de la OMS: En un año más de 3 millones de personas murieron a causa del alcohol

Informe de la OMS: En un año más de 3 millones de personas murieron a causa del alcohol

Más de 3,3 millones de personas murieron en el mundo en 2012 a causa del consumo excesivo de alcohol, según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el alcohol y su relación con la salud. El consumo excesivo de alcohol no sólo lleva a una nociva dependencia y al aumento de la violencia, sino que está relacionado con el riesgo de desarrollar más de 200 enfermedades, incluidas la cirrosis de riñón y algunos tipos de cáncer, se revela en el documento. Además, se destaca que las personas que abusan de la bebida son más susceptibles de desarrollar enfermedades infecciosas como la tuberculosis y la neumonía.
Globalmente, Europa es la región del mundo donde hay un mayor consumo de alcohol per cápita, especialmente en Europa del Este, donde los índices son especialmente altos. En cualquier caso, el consumo de alcohol en Europa es estable, como también sucede en América y en África, mientras que se incrementó en el Sudeste Asiático y en la región del Pacífico Occidental. Si se relaciona directamente el consumo de alcohol con la población mundial, de media, cada persona mayor de 15 años bebe 6,2 litros de alcohol puro por año. Pero como en realidad sólo consumidor alcohol menos de la mitad de la población mundial (el 38,3%), la estadística muestra que cada bebedor ingiere de media anualmente 17 litros de alcohol puro. Otro de los aspectos destacados por el informe es que son más los hombres que las mujeres que mueren por causas relacionadas con el consumo de alcohol -el 7,6% de los hombres frente al 4% de mujeres- aunque las féminas son más vulnerables a enfermar por esa causa. De hecho, los autores del estudio lamentan el lento pero estable incremento del consumo de alcohol por parte de las mujeres.
Otra de las preocupaciones destacadas en el informe es el hecho de que los grupos con menos recursos son los más afectados por el consumo de alcohol, dado que a menudo no tienen acceso a tratamiento médico y están menos protegidos por una red social y familiar que les apoye. En el informe se incluyen recomendaciones sobre cómo reducir la ingesta de bebidas espirituosas en los países miembros, dado que sólo 66 naciones tienen leyes que lo regulan.

Advierten sobre el alto consumo de alcohol en la Argentina

Según un informe de la Organización Mundial de la Salud, el valor por cápita argentino está por encima del promedio en la región y dobla la media mundial. Vino y cerveza, las bebidas preferidas.
Al iniciarse una nueva temporada estival que, como ya es una triste costumbre, encuentra a miles de jóvenes consumiendo alcohol en grandes cantidades (ya sea en la playa, el boliche o en la previa para salir a bailar), vale recordar las últimas estadísticas oficiales sobre la ingesta abusiva de bebidas alcohólicas en nuestro país.  Se trata de un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) realizado en el 2011 en el que se analizó el alcoholismo y su impacto en la salud en 193 países. La metodología utilizada por la OMS cuenta el consumo de personas a partir de los 15 años y los resultados nacionales son unívocamente alarmantes.
Si bien el valor por cápita de la Argentina está lejos de los obtenidos por los países que lideran el listado de alcoholismo (las ex naciones soviéticas o Rusia), su promedio de 10 litros por persona por año lo pone por encima de la media del continente (8,7 L) y casi doblando la mundial (6,3 L).
En cuanto a América Latina, la ingesta de alcohol por cabeza supera en un 40% al promedio mundial. En el continente, el consumo de bebidas alcohólicas -especialmente la cerveza- tuvo un gran aumento, siendo Brasil y la Argentina los mayores exponentes.  Según el estudio, el 18,5% de las muertes en la Argentina están relacionadas con el alcohol, ya sea por accidentes de tránsito en los que el consumo excesivo tuvo un papel preponderante, o enfermedades causadas por la bebida.
En ese sentido, y dando cuenta de su influencia muchas veces letal, el alcohol estuvo presente en casi la mitad de los suicidios registrados este año en la Argentina, según fue reportado por autoridades oficiales.
El listado de la OMS coloca además al alcohol en el octavo lugar en el ranking de factores de riesgo de muerte a nivel mundial, y en tercero de mayor importancia como riesgo de enfermedad y discapacidad, tras nacer con un bajo peso y mantener relaciones sexuales sin protección.  A su vez, y siempre de acuerdo con el informe de la OMS, el 59% de los argentinos prefieren el vino a la hora de tomar, mientras que un 32% elige la cerveza y un 7% bebidas espirituosas (fernet y whisky, principalmente). Además, el consumo es el doble entre los hombres con respecto al de las mujeres.
Dando cuenta de la preocupante situación, ya un informe confeccionado por la Sedronar en base a un sondeo realizado entre noviembre y diciembre del 2010 sobre consumo de drogas,arrojaba que un millón de argentinos podían ser calificados directamente de “alcohólicos”, con síntomas de necesidad de ser tratados por esa enfermedad.  Si bien la lucha contra el uso nocivo del alcohol no parece ser una prioridad en las políticas públicas, algunas novedosas iniciativas provinciales parecen estar tomando el camino correcto.
Tal es el caso de la campaña “Manejá lo que tomás”, que se realizará a lo largo de la temporada veraniega en Mar del Plata. Según explicaron las autoridades bonaerenses, se montará entre las 2 y las 4 de la mañana un espacio donde se realizarán tests de alcoholemia voluntarios en la puerta de dos de los boliches más grandes del balneario, La Normandina y Sobremonte. Si les da cero gramos de alcohol en sangre, los jóvenes podrán ingresar gratis. “Es una herramienta más para empezar a disociar la diversión del alcohol, una dupla que como todos saben suele ser motivo de accidentes, choques y violencia”, dijo durante la presentación del proyecto el ministro de Salud de la gestión Scioli, Alejandro Collia.