Inicio » Policiales » Allanaron la casa del ex novio de Marcela Mamaní

Allanaron la casa del ex novio de Marcela Mamaní

Yatasto

Yatasto

A Marcela Mamaní la siguen buscando a 20 meses de su desaparición y ayer a la mañana allanaron la casa de su exnovio Javier Aramayo. Excavaron en el patio y un baldío vecino, aunque sin resultados positivos. El procedimiento se llevó a cabo ayer a la mañana, en el barrio Pablo Saravia, por órdenes del juez de Instrucción en Transición 1, Esteban Dubois, quien también pidió, días atrás, que “El Indio” sea detenido para no entorpecer la investigación del caso.
En el lugar se encontró una pala y un pico y otros elementos que podrían estar relacionados a la causa, aunque no fueron incautados por el magistrado. Los procedimientos continuarán en las próximas horas, en otras viviendas cercanas a la casa de Aramayo e inmediaciones del río Arias, donde se sospecha que puede estar enterrada la joven mujer. Cabe recordar que, según vecinos, Mamaní, que tenía 25 años en ese momento, fue vista por última vez el 17 de febrero en la casa que Aramayo tiene en el barrio de la zona sur de esta capital. Por ese motivo, los familiares de Mamaní sospecharon que fue él quien la hizo desaparecer.
Según el entorno de la mujer, Aramayo la golpeaba constantemente, hasta que ella lo denunció y la Justicia dictó una medida de restricción. Sin embargo, ninguno de los dos la cumplió. Aún contra la voluntad de su familia, Mamaní pasaba las noches en la casa de Aramayo y durante los días estaba con su madre. Además, los padres de la chica no lo aceptaban por su devoción a San La Muerte y otros ritos extraños. Pese a las duras acusaciones, Aramayo dialogó con este matutino meses después de la desaparición de la joven. El hombre comentó que Marcela estuvo en su casa entre el 14 y el 16 de febrero y que la tarde del 16 se retiró después de las 17 y le dijo que regresaría a la noche para que comieran unas pizzas, “pero nunca volvió”. “A la madrugada vinieron a mi casa dos cuñados de Marcela, Juan Carlos Sivila y Javier López. Ellos me dijeron que habían planeado juntarse en mi casa, pero yo no los había invitado y Marcela tampoco me dijo nada”, aseguró.
En cuanto a la relación de pareja entre Mamaní y Aramayo, este último dijo: “Es cierto que teníamos discusiones y había golpes, pero en realidad nos golpeábamos mutuamente, éramos una pareja normal”.
Luego de las acusaciones y la desmentida de Aramayo, se conoció el nombre de otra persona que podría estar involucrada en el hecho. Se trata de Mario Zurita, de 57 años, quien habría tenido alguna relación sentimental con Marcela Mamani. Se supo que Zurita la ayudaba económicamente, aunque sus aportes eran muy pequeños y le servían para alimentos y algunos gastos escolares del hijo de la mujer, aunque su familia tiene mayores sospechas de Aramayo.