Inicio » Locales » Apareció Santiago después de 21 horas de búsqueda

Apareció Santiago después de 21 horas de búsqueda

Yatasto

El reencuentro con su madre. Yatasto

Cientos de efectivos policiales estuvieron buscando al niño desaparecido. Recorrieron casa por casa y rastrillaron el río Arenales. El menor finalmente fue hallado en la intersección de las calles Orán y Laprida. Una quiosquera, María Espinoza, fue la primera en advertir su presencia. Posteriormente fue trasladado a la subcomisaría Lola Mora, donde acudieron sus familiares, quienes estallaron en llanto y se abrazaron al recibir la buena noticia. Santiago y su madre Tania Funes se reecontraron.
Santiago Tomás Pérez Funes, el niño de 8 años que había desaparecido el jueves a las 21 de su vivienda, ubicada en el pasaje Metán, del barrio 25 de Mayo, apareció ayer a las 18.15 en la intersección de las calles Orán y Laprida, sano y salvo. María Espinoza, una quiosquera que tiene un carrito de golosinas frente a la escuela Armada Argentina fue la primera persona que vió al chico.
“La policía estaba aquí. Justo los chicos salían de la escuela y de repente vimos que el chiquito venía por la calle y subió a la vereda, estaba dormido, como perdido y se quedó paradito. Una mujer policía al verlo solito y que estaba con remerita a pesar del clima fresco se le acercó, le preguntó si era Santiaguito y el respondió que sí. Después se lo llevaron en el patrullero a la subcomisaría”, relató la mujer. La dependencia policial Lola Mora se transformó rápidamente en escenario donde asistían decenas de familiares y periodistas. Tania Funes (30), la madre del niño recibió la feliz noticia y acudió al reencuentro con su hijo. Pues, cuando se temía lo peor, dado que habían pasado 21 horas sin rastros del chico, éste fue hallado en buenas condiciones de salud. “Me dijo que estaba en la casa de una amiguita que yo si conocía porque ella vivía antes cerca de “los gitanos’ pero se mudó y le perdimos el rastro. Esa noche ella lo había ido a buscar a Santiago a casa. La nena va a la escuela Armada Argentina y vive por ahí. Ahora estamos re bien y les agradecemos un montón por haber estado junto a nosotros”, expresó Funes. En tanto, el padre del niño, Salvador Pérez, manifestó que: “Santiago contó que estuvo jugando. Sin embargo, estamos averiguando detalles, lo importante es que está bien. Viví la solidaridad de la gente. Eso me sorprendió. Les damos las gracias por semejante movida para la búsqueda”. Santiago fue examinado por un médico y legal y luego regresó con su familia a su hogar donde lo esperaban sus vecinos y amigos.
La progenitora había salido de su vivienda a las 20.30 para realizar trámites, dejando al niño allí, en su habitación viendo televisión. Cuando regresó, no lo encontró. Pasaron las horas y nada se sabía de su paradero por lo que a las 3 de la madrugada la mujer, desesperada, radicó la denuncia. La ciudad fue empapelada con la fotografía del niño y la progenitora recibió varios llamados que decían que el chico habría pedido golosinas por Hallowen en un almacén del barrio Vélez Sarsfield, también que habría sido visto en un supermercado del centro. Solo fueron rumores.
Tras la denuncia, un megaoperativo de búsqueda que afectó cientos de efectivos, entre civiles y uniformados de diversas dependencias, y unidades especiales como Caballería y División Canes se desplegó y hasta cadetes y agentes tocaron las puertas de cada casa de la zona y hasta rastrillaron el río Arenales. Los medios de comunicación y redes sociales se hicieron eco, lo que generó gran preocupación en la sociedad salteña.
El jefe de la Policía, Marcelo Lami explicó: “Fue una travesura que nos preocupó a todos. El niño estaba volviendo de la casa de una amiguita y se dirigía hacia la suya. Un patrullero lo identificó por la ropa que tenía que era coincidente con la descripta por la madre, respondió a su nombre y lo trajeron inmediatamente a la subcomisaría. Si existieron problemas familiares es algo que lo establecerá la Justicia. Tenemos que chequear el circuito que hizo, profundizar en cuanto a esa familia, y si estuvo en la casa de su amiga. Aparentemente si por lo que dice él y sus familiares. Incluso ya habría estado otras veces ahí”.