Inicio » Deportes » Argentina venció a Perú y nadie extrañó a Messi

Argentina venció a Perú y nadie extrañó a Messi

Yatasto

Yatasto

En el Monumental, el equipo de Sabella se impuso por 3-1 tras empezar en desventaja. La dupla Lavezzi-Palacio brilló e hizo olvidar las lesiones de la Pulga e Higuaín. El martes cerrará la clasificación en Montevideo, ante Uruguay. La ausencia de Lionel Messi y la clasificación asegurada para el próximo Mundial de Brasil, en 2014, alejaron al público de la Selección del Monumental. Además de la Pulga, faltaron Gonzalo Higuaín, Javier Mascherano y Fernando Gago, tres de los futbolistas más representativos del equipo. Sin embargo, nadie los extrañó. Ezequiel Lavezzi y Rodrigo Palacio demostraron su gran nivel y sellaron un triunfo por 3-1 sobre Perú en el último partido en casa por las Eliminatorias.

A pesar de las ausencias, Alejandro Sabella apostó por el 4-3-3 y les dio los dos símbolos de la Selección a los dos jugadores más desequilibrantes que le quedaron, de los habituales titulares: Sergio Agüero jugó con la 10 de Messi y Angel Di María llevó la cinta de capitán. La defensa contó con los de siempre (Zabaleta, Fernández, Garayy Rojo), el problema de Sabella era cómo reemplazar el “corazón del equipo”,como había definido en la previa a la dupla Mascherano-Gago. Jugaron Lucas Biglia y Ever Banega. Hasta aquí pieza por pieza. Pero no todo es matemática, ni siquiera sobre un tablero de ajedrez.

El comienzo del partido de la Selección ante Perú tuvo fisuras y dudas. Sin embargo, el gol de Claudio Pizarro dejó a todos en el Monumental boquiabiertos. Fue a los 20, tras un pelotazo largo en el que falló Federico Fernández y Pizarro se escapó para quedar mano a mano con un Sergio Romero apurado y que salió muy lejos. El toque de emboquillada del delantero peruano infló la red para el 1-0. Pero el panorama se aclaró rápidamente y antes de que el murmullo y el peso del apellido Messi bajaran desde las tribunas al campo dejuego. Argentina movió del medio y enseguida consiguió un tiro de esquina desde la izquierda. Llegó el centro, Federico Fernández ganó de arriba y el arquero Diego Penny dejó un rebote insólito que Lavezzi no desaprovechó. Desde allí, lo mejor de Argentina en la dupla Palacio-Lavezzi, con Agüero tirado unos metros más atrás para organizar el juego y con Di María como estratega. A los 34, llegó el 2-1. Palacio jugó con Di María, le pasó por atrás y Fideo lo habilitó entre líneas sobre la derecha. Palacio se metió en el área, llegó al fondo, envió el centro atrás y Lavezzi le dio el pase a la red de zurda. Golazo y la Selección rápidamente revertía el marcador.

Fue un mazazo para un Perú que casi nunca (excepto en el minuto del gol de Pizarro) fue rival de Argentina. Y en el inicio del complemento llegó el golpe de nocaut. A los 6, Agüero abrió sobre la izquierda para Rojo, centro y Palacio definió de derecha para sellar el 3-1 y el triunfo argentinoParecía que la Selección le iba a meter el quinto antes que el cuarto. Pero Agüero falló en la definición, la suerte no acompañó como otras veces y un campo de juego desparejo atentó contras las paredes de los hombres de ataque de la Selección. Al final, cuidaron las piernas: ya no puede haber lesiones de cara al Mundial y Argentina deberá cerrar su campaña en las Eliminatorias el martes en Montevideo, ante Uruguay. El ingreso de Leandro Somoza para jugar el último minuto y medio (ya habían ingresado Lamela y Maxi Rodríguez por Agüero y Di María) fue un ejemplo de que el entrenador aún busca variantes para un equipo que tiene dudas en el fondo y brilla en el ataque, hasta cuando falta Messi.