Inicio » Destacado » Barrios anegados y varios evacuados por el temporal
Yatasto

Barrios anegados y varios evacuados por el temporal

Lo que parecía una noche tranquila terminó en un tormenta inesperada. Desde las 12 y hasta hasta las 5 de la mañana cayeron 75 milímetros de agua. El feroz temporal obligó a evacuar a varias familias, en su mayoría de la zona sudeste de la ciudad.  Fuentes oficiales confirmaron que 42 personas debieron ser asistidas.  Desde los barrios San Ceferino y San Antonio rescataron a 35 personas que fueron afectados por el desborde del canal 16 de Septiembre. Los damnificados fueron trasladados a la Comisaría Segunda y al Centro Policial Sargento Suárez.

Otras 7 personas fueron refugiadas en el CIC del barrio Santa Cecilia.

Villa San Antonio, Ceferino y los asentamientos Gauchito Gil y CITA fueron los más afectados. La lluvia dejó su huella. pero para muhcos esta es una historia que se repite todos los años. Este es el caso de la familia Mamaní. Sus integrantes vieron como -una vez más cómo el desborde del desagüe ubicado al frente de la avenida Costanera en barrio Ceferino, arrasaba con sus pertenencias. “Cada vez que escuchamos truenos y sentimos la lluvia tenemos miedo de nuestras cosas porque siempre es lo mismo”, expresó Matilde a El Tribuno recordando lo vivido durante el 2011 cuando perdió la mayoría de sus pertenencias.

Algo que ellos mismos resaltaron como “una falta total de respuestas a los pedidos que les venimos haciendo a las autoridades hace muchos años”. Lejos de pertenecer a un asentamiento y ubicados en el macrocentro sur de la ciudad, muchos vecinos de la populosa barriada debieron enfrentar nuevamente un temporal. El mismo que los dejó expectante de lo que sucederá durante las próximas horas. Cuando promediaba la madrugada de ayer, los evacuados comenzaron a ser trasladados a las instalaciones del Centro Policial Sargento Suárez donde fueron asistidos para luego emprender el regreso a sus hogares.

Los vecinos del asentamiento Gauchito Gil y CITA también sufrieron el temporal. En este caso, las instalaciones del CIC (Centro Integrador Comunitario) de barrio Santa Cecilia albergaron a los evacuados. En este caso la mayoría de los afectados fueron mujeres y niños pequeños.

Gisela y su nena de 2 meses fueron uno de los tantos registrados en el CIC de Santa Cecilia.
“Estabamos durmiendo y de repente nos vimos con la pieza llena de agua. Nos quedamos sin pañales y sin leche para los chicos”, explicaron Roxana y Alba, dos jóvenes madres que junto a sus pequeños hijos fueron también trasladados por la policía. Con un pronóstico de tiempo que aseguraba la continuidad de la lluvia, los evacuados esperaban recibir autorización para volver a sus hogares pero sobre todo “prevención para que esto no vuelva a suceder”.

Sin respuestas

“En medio de la lluvia y muy preocupados por lo que nos podía pasar llamé varias veces al 911 y nunca vinieron. Nos pasó ahora y nos pasó hace dos años cuando perdimos casi todo. Es triste ver que no les importamos y que ni por más que estemos en una situación que no nos corresponde pasar, las autoridades no hagan nada ”, dijo Daniel Mamaní quien reside junto al resto de su familia en barrio Ceferino.

Se volaron chapones que cubren las cámaras
La tormenta dañó el canal de Los Manzanos
El canal de los Manzanos no quedó exento de los daños que produjo la lluvia, sin embargo los incidentes fueron leves.  Ocurrió que los chapones que cubren las cámaras de derivación se levantaron al punto que el agua las empujó y las corrió de lugar. “Son chapones que se colocan para las cámaras de derivación, que son las que empalman los distintos canales que desembocan en el canal de Los Manzanos”, explicó a El Tribuno, el inspector de la obra, ingeniero Marcelo Amado.  Según aclaró el funcionario, no se registraron daños mayores motivo por el que el trabajo en la obra no fue suspendido ayer. Lo que sí generó quejas fue el levantamiento, en la primera rotonda de Tres Cerritos, de dos paños de pavimento que estaban ligeramente inclinados, hecho que se podría haber originado por un posible asentamiento diferencial del suelo que los soportan. Según confirmaron desde la Municipalidad de Salta, la empresa que realizó la pavimentación será la responsable de la reparación en estos días.

Fines de septiembre

El canal de Los Manzanos estaría listo a fines de septiembre de este año. Estiman que será el 30 de ese mes. “En caso de no mediar imprevisto que lleven a suspender la obra, como pueden ser las lluvias o interferencias por los cruces de cañerías, cables, etc”, sostuvo Marcelo Amado. Los trabajos se realizan con fondos del Gobierno nacional y tiene un valor total de 47 millones.  Es la obra hídrica que evitará inundaciones en la zona de la segunda rotonda de Tres Cerritos, especialmente en la calle Los Manzanos. Desde el 2006 que la comuna le prometía a los vecinos, año tras año, arrancar con el proyecto hasta lo que lo hizo recién en 2013.

Temían que se cayeran las paredes
Graciela Romero y sus nueve familiares tuvieron que abandonar, a la madrugada, su casa en barrio Ceferino, al costado del canal Arenales.
“Teníamos miedo de que se cayeran las paredes. Era impresionante la forma en que entraba el agua y como se escuchaban los truenos”. Describió la mujer mientras señalaba un sector, que no goza de óptimas condiciones edilicias.

Después de pasar unas horas en el Centro Policial Sargento Suárez, la mujer, los hijos, la nuera y los nietos volvieron, a las 10, a su vivienda.

Sacaron los colchones húmedos y los aplicaron sobre una mesa. Las camas también mostraban marcas del paso del agua. “Necesito que nos ayuden con colchones o cuchetas”, pidió Graciela.
En esa casa, levantada con bloques y con techo de chapas superpuestas, hay un solo ambiente. Allí duermen, cocinan y comen los diez integrantes de la familia. “Nos acomodamos como podemos. Hace varios años que vivimos en Ceferino. Ahora se sumó mi nuera y un nieto recién nacido”. El bebé estaba en los brazos de su madre.

Graciela relató que en 2011, cuando se desbordó el río Arenales, también tuvieron que ser evacuados. “Por suerte, ahora pudimos regresar en horas”, expresó la salteña. Mientras acomodaba, encontraba remeras, pantalones, calzados y otras prendas mojadas.  “Uno de mis hijos no tiene que ponerse para ir hoy (por ayer) a la escuela”, lamentó la mujer .

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*