Inicio » Deportes » Bianchi:”Este año no tengo el celular de Dios”

Bianchi:”Este año no tengo el celular de Dios”

Yatasto

Yatasto

Fue su última conferencia de prensa antes de un partido. Lógico, el domingo (desde las 18:15), Boca se despedirá del campeonato recibiendo a Gimnasia. Y en este contacto con los periodistas, Carlos Bianchi demostró una gran autocrítica, haciéndose cargo del mal año que tuvo su equipo. Luego, y para graficarlo, utilizó la frase con la que tanto se lo relacionó en su etapa anterior en el “Xeneize”.
Las mejores frases de Bianchi
* “En este año quedó demostrado que no tengo el celular de Dios, como tantas veces se dijo. No hicimos un buen año, debemos mostrar otra cara y acercarnos a los encuentros que mejor jugamos. Las claves, siempre, son el trabajo y los jugadores”.
* “Terminó el año preocupado y sin ningún motivo como para festejar. El año de Boca ha sido mediocre. No tuvimos la regularidad que hay que tener para ser el mejor. Y no lo fuimos. Por eso no ganamos nada”.
* “El torneo fue raro. Hasta nosotros podríamos estar prendidos en la última fecha. Quiere decir que no había diferencia entre los más regulares y los menos”.
* “El año de Boca fue mediocre. Estuvimos muy lejos de lo que pretendíamos nosotros. No tuvimos continuidad en el juego, en las formaciones”.
* “Molesta que cuando teníamos que decir presente no lo hicimos. Los que van a pelear el título, nos dieron todos posibilidades. Hay que ser conscientes que no merecíamos estar, el principal enemigo de Boca es Boca”.
* “Tenemos mucho que dar. Estamos en deuda. Estoy seguro que los jugadores dentro de sus posibilidades dieron lo máximo. Por eso no es tan frustrante”.
* “Boca tiene una camada de chicos muy interesantes, con mucho futuro. No se si los podré disfrutar yo. Soy un convencido que al fútbol no se juega por edad. Si se tiene 17 años y es bueno va a jugar, lo mismo que si tiene 45. Ayer descubrí uno que era suplente del suplente del suplente. No es la edad al que hace debutar al jugador. El que es el mejor va a jugar conmigo, es claro en mi mente y en mi discurso”.
* “Tengo mucha más ganas todavía que las que tenía en enero. Tengo muchas ganas de seguir trabajando. No lo termino al año cansado ni agotado, sí preocupado. Pensando en todas las cosas que vivimos este año. Hay muchas vicisitudes lógicas y otras no tanto. Pensando en el 3 de enero”.
* Sé que hay que vender para traer. Ninguno es intransferible, se lo hice saber al plantel. Yo, cortarle la carrera a uno que quiere irse no, nunca le pedí a nadie que se vaya. Son ellos los que deciden de quedarse o irse. Pero que sea interesante la oferta”.