Inicio » Deportes » Blanco habló como presidente: “Hay que poner a Racing de pie”

Blanco habló como presidente: “Hay que poner a Racing de pie”

Yatasto

Yatasto

Finalmente Víctor Blanco asumió como presidente de Racing Club de Avellaneda tras la renuncia de Gastón Cogorno y aprovechó su primer contacto con la prensa para pedir el apoyo de los hinchas y socios en un momento tan delicado.

“Quiero agradecer a los miembros de la Comisión Directiva que confiaron en mí para presidir el cargo más importante para un racinguista. Espero no defraudarlos”, sostuvo durante la conferencia de prensa que realizó en un hotel céntrico del que es dueño.

Blanco ejercerá la presidencia del club durante un año y dos meses, plazo en que concluirá su mandato y habrá un llamado a elecciones.

“Vamos a trabajar para salir de este momento tan difícil”, explicó dejando en claro que tiene muy presente el actual momento deportivo de la entidad que se ubica último en las posiciones con solo dos unidades.

En ese marcó insistió que hay que poner a Racing de pie y revertir los malos resultados.

“Lo que pasó deber servir de aprendizaje. Esperemos que nunca más se repita”, avisó quien a su lado tenía sentado a representantes de los dos sectores que desencadenaron la crisis.

Sobre Cogorno agregó que “así como en las últimas 24 o 48 estaba enojado con su manera de proceder, hoy cumplió con lo pautado”.

Cogorno finalmente hizo efectiva su renuncia a la presidencia de Racing tras el ultimátum que lanzó Blanco hizo en horas de la mañana.

El presidente saliente confirmó su salida en un comunicado que apareció publicado en la página oficial del club poco después de las 16.00.

“Por los hechos de público conocimiento en torno a las diferencias irreconciliables que mantengo con el Vicepresidente 1º de Racing Club de Avellaneda, Rodolfo Molina, presenté mi renuncia al cargo de Presidente responsabilidad con la cual me honraron en las últimas elecciones llevadas adelante en nuestro querido club”, escribió.

Cogorno aseguró que los malos resultados deportivos aceleraron la crisis institucional a la vez que asumió haber cometido errores durante su breve gestión.

“Es mi deseo que esta decisión, que tan dolorosamente tengo que tomar, sirva para descomprimir la realidad que vive nuestro querido club”, se sinceró con pesar.

Cogorno y Molina mantuvieron un duro enfrentamiento que afectó deportiva e institucionalmente al club de Avellaneda, que se ubica último en las posiciones el torneo Inicial.