Inicio » Deportes » Boca perdió de local con Belgrano de Córdoba
Yatasto

Boca perdió de local con Belgrano de Córdoba

Belgrano de Córdoba se repuso de una temprana desventaja, produjo un sólido segundo tiempo y terminó logrando una gran victoria por 3 a 2 como visitante de Boca Juniors, que acentuó una crisis ya indisimulable y, por haberse jugado a puertas cerradas, se salvó de una reprobación que hubiese sido estruendosa.  El pirata cordobés no había encontrado soluciones durante el primer tiempo, pero el empate parcial apenas comenzado el complemento le dio confianza y le permitió de ahí en más manejar el desarrollo.
El elenco celeste, con un César Pereyra muy difícil de controlar y un aplomado trabajo de Guillermo Farré y Esteban González en el medio, se quedó con los tres puntos de manera indiscutible.
Boca había producido un primer período aceptable aunque sin suficiente capacidad de definición, pero al primer contratiempo se desmoronó. Volvió a pagar tributo a serias deficiencias defensivas y no tuvo argumentos en ataque. A los 6 minutos llegó al gol en una pelota parada bien trabajada, ya que Fernando Gago jugó con Cristian Erbes, quien la cruzó de derecha a izquierda, Juan Sánchez Miño la devolvió hacia el medio y convirtió Juan Forlín de cabeza. Hacia el cuarto de hora, Belgrano comenzó a compartir la posesión de la pelota, aunque le costó mucho llegar al área rival y su única posibilidad fue por una falla de Agustín Orión, a quien se le escapó un centro de Juan Quiroga, pero por detrás de él rechazó Forlín. Desde los 25 hasta el final de la etapa fue todo de Boca, con una buena prestación de la línea de volantes y una mayor participación de los delanteros.
Al minuto del segundo tiempo, Belgrano llegó al empate en una jugada en la que quedó mal parada la defensa local. Emiliano Rigoni le ganó a Forlín, que se cayó, y sacó un zurdazo que Orión no pudo controlar pese a que tocó la pelota. El empate operó de manera directa en los dos equipos, ya que Belgrano ganó seguridad en la medida en que Boca la perdió.
El equipo cordobés, sin necesidad de poseer el balón, fue dueño del desarrollo, porque esperó a Boca sin demasiados sofocones. A los 19 minutos, Gago perdió la pelota en una salida, Jorge Velázquez colocó desde la izquierda un centro en el área y Nahuel Zárate le cometió a Pereyra un claro penal que aprovechó Luciano Lollo para poner el 2-1. Con Claudio Riaño y Luciano Acosta en la cancha, Boca fue al ataque pero sin ideas y con desorden. Tuvo de todas maneras algunas oportunidades, como un remate de Acosta que salvó Pablo Heredia a los 28, a continuación un cabezazo desviado de Daniel Díaz y a los 33 otro cabezazo de Emmanuel Gigliotti.
A Boca se le terminó de complicar la noche con el ingreso de Fernando Márquez y a los 44 armó una muy buena jugada por izquierda. Orión salvó el primer remate, también el segundo, a cargo de Pereyra, pero ante la pasividad de los defensores Pereyra estableció el 3 a 1. El descuento de Acosta en tiempo agregado con una estupenda volea sólo significó un detalle estadístico, porque la derrota consumada coloca a Boca en un momento del que no será fácil salir.