Inicio » Deportes » Boca se durmió y Argentinos lo empató
Yatasto

Boca se durmió y Argentinos lo empató

Boca, que sumaba dos victorias en fila, sufrió un agónico empate con Argentinos Juniors, 1 a 1, en La Bombonera, y perdió la ocasión de quedar a dos unidades de la punta del torneo. Con este resultado, el xeneize quedó con 11 unidades, a 4 de los punteros; y Argentinos, que sumó 9, sigue en el último puesto de los promedios. El local finalizó el primer tiempo con una merecida ventaja en el marcador, ya que sin jugar bien y en un partido discreto fue el que mejores ocasiones generó, ante un Argentinos híbrido, que si bien en ningún momento se metió atrás, tampoco pudo generar nada en ofensiva. A pesar de eso, al conjunto local le costó llegar al área rival, ya que el capitán y conductor natural Juan Román Riquelme apareció en cuentagotas, y así el xeneize dependió de los destellos del juvenil Acosta, el ímpetu de Cristian Erbes y la movilidad del Puma Gigliotti.
A los 14 min, fue la primera llegada de Boca, justamente Riquelme remató de volea apenas por encima del travesaño tras una asistencia de Acosta. Boca, que era más sin que le sobrara nada, enseguida abrió el marcador: centro pasado desde la izquierda de Nahuel Zárate, dudó Fernández en la salida, Acosta la devolvió al medio y Gigliotti empujó la pelota a la red con el arco de frente para poner el 1-0.
La segunda etapa fue una continuidad de la primera, Boca, sin derrochar buen fútbol, manejaba el juego y era el que tenía mayor posesión del balón, ante un Argentinos que continuaba sin inquietar a la defensa local y al arquero Orión. El conjunto dirigido por Carlos Bianchi tuvo apenas dos jugadas rondando los 30 minutos, la más clara en los pies del lateral izquierdo Zárate a los 31′, que tras un remate con pierna izquierda contuvo Nereo Fernández.
Boca pagó caro dejarse estar ante un rival que no propuso nunca llevarse los tres puntos de La Bombonera. Así fue que, a los 41 min, el volante Leonardo Pisculichi sacó un fuerte disparo con pierna izquierda digno de otro partido para vencer a Orión y marcar la igualdad. El juego dependía de Boca, cuyo DT inexplicablemente sacó al joven Acosta -el más desequilibrante- por Diego Rivero y no al capitán Riquelme, quien hizo gestos al banco para continuar pese a que en los últimos minutos lució cansado.
El xeneize no mereció el empate sino ganar, pero no supo dar el golpe final a un equipo que se mostraba vencido. Así pagó sus rodeos y volvió a perder una oportunidad única de comenzar a arrimarse a la cima.
Borghi: “Ofendió que Bianchi diga que éramos un partido ganable”
Prácticamente todos comenzaban a retirarse de la ‘Bombonera’ (luego del empate 1 a 1 entre Boca y Argentinos Juniors), ya que se esperaba que Claudio Borghi mantuviera su manto de silencio post partido y no brindara conferencia (ya habían dialogado con la prensa varios de sus dirigidos) y fue entonces cuando el DT salió del vestuario para enfrentar los micrófonos.
Claro que el entrenador del “Bicho” no tardó en sacar a relucir su satisfacción por el gol que su equipo logró sobre el final, llevándose así un muy valioso puntos para engrosar su magro promedio (pese a seguir último en el descenso). Pero el entrenador sorprendió a todos cuando sobre el cierre disparó su bronca para con Carlos Bianchi por declaraciones previas que había tenido el “Virrey”.
“Una cosa que ofendió de Bianchi fue que dijo que tenía tres partidos ‘ganables’ y uno de ellos éramos nosotros. Por eso me voy muy contento, porque los jugadores demostraron que podían empatar”, expresó el técnico del elenco de La Paternal. Mientras que, no conforme con eso, agregó: “Yo orgulloso estoy siempre y es feo recibir esos mensajes del entrenador de Boca, que es la persona más importante de la historia del club”.
Por otro lado, cuando se le consultó por el marco, sostuvo: “Vinimos al templo del fútbol, que es la ‘Bombonera’. Hay sólo dos canchas así, la de Boca y la de River. Por suerte, los jugadores tuvieron la chance de estar en un escenario que no es normal en ningún lugar del mundo”. En tanto, sobre lo que fue el partido, manifestó: “En posibilidades de gol quizás tuvieron más ellos, pero el fútbol es algo que no se puede explicar. Tal vez, ellos merecieron más, pero nosotros arriesgamos en el segundo tiempo”.
Finalmente, sobre la búsqueda de mantener la categoría, algo que por ahora no está logrando, Borghi explicó: “Lo matemático es complejo. Lo único que entiendo es que los resultados que se han dado son algo complejos.Por lo pronto, no sé si es justo el resultado, pero cuando uno pasa por el Congreso hay una balanza y la misma está vendada”. Así y utilizando ese ejemplo, el entrenador dejó en claro que no le importa si el resultado fue justo o no.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*