Inicio » Deportes » Argentino A » Central Norte le ganó a San Jorge y sueña con la permanencia
Yatasto

Central Norte le ganó a San Jorge y sueña con la permanencia

Nadie sabe si le va a alcanzar, pero todos están seguros que, de haber jugado así, como lo hizo desde que asumió Hubert Piozzi, el presente hubiera sido otro.  En Tucumán, ante San Jorge, semanas atrás, no había merecido una derrota, como al igual que, ante Juventud tampoco había merecido el empate. Lo cierto es que Central Norte está acomodando los merecimientos con el resultado final.

Central Norte alcanzó después de mucho tiempo una victoria, por 2 a 0, sobre San Jorge. Un triunfo largamente merecido, indiscutido y que le permite seguir soñando con la permanencia. Es que Central jugó como si estuviera peleando arriba, sobre todo en la primera etapa donde marcó la diferencia. Le ganó a San Jorge con un nivel de autoridad poca veces vista durante este torneo; Central, que todavía está en el puesto de descenso, parece otro equipo, tiene otras respuestas, tiene orden, se sacrifica y ahora, acierta en el arco de enfrente. También tiene a un Diego Magno enchufadísimo y peligroso.

Una doble aparición suya resolvió las cosas y justificó la temprana supremacía del cuervo sobre los tucumanos. Primero con un buen remate de media distancia, que se terminó clavando en un ángulo; después definió con una mediavuelta precisa que fue a parar abajo y al lado del palo.
Central fue más que San Jorge y no metió el tercero solo porque Perillo no puede, nada le sale bien y encima terminó tapando un remate de Fabio Giménez que se metía en el arco tucumano. Fue todo del cuervo en el primer tiempo. Y así sueñan, los de las tribunas, los del campo también. Es que Mario Campos “muerde”, sube y baja; Fabio anticipa y se anima a jugar en equipo; Zurita corre y se esfuerza, pese a su falta de ritmo, Chmil se multiplica y tampoco se entrega. Arriba, aunque parece que no está, Altamirano siempre espera su chance y se lleva las marcas, les allana el camino a Perillo, que aunque no le sale ninguna igual lo intenta, y a Magno, el estandarte de la ilusión. El cuervo reguló en el complemento, controló el partido y se dedicó a cerrarlo, aunque más cerca de su arco. Porque la batalla ya estaba ganada, pero no la guerra.

Ovación del Estadio
Diego Magno es el jugador top de Central Norte en la actualidad. El Sacha, como le dicen en El Carril y sus compañeros, se encargó de llevarle tranquilidad a los hinchas en menos de quince minutos de partido, con un doblete espectacular (suma cinco goles en el torneo).
Magno volvió a desequilibrar con su velocidad y gambeta, lo vino haciendo desde que comenzó este año prácticamente y hoy es uno de los motivos por el cual los hinchas se ilusionan con la permanencia en el Argentino A. “Nos tenemos que salvar como sea y el próximo partido va a definir nuestro futuro”, opinó Sacha tras la victoria ante San Jorge.
“Olé, olé, olé, Sacha, Sacha”, lo ovacionó todo el estadio cuando salió del campo de juego (por Berdún). La gente podría estar disfrutando de los últimos partidos de Magno en Central, pase lo que pase.
“No esperamos ninguna mano”
Carlos De Giorgi, que volvió a ser titular y tuvo una buena actuación, mandó un tiro por elevación para el equipo santo que perdió en Chaco: “Nunca esperamos una mano, nos vamos a defender solos; ahora se complicaron ellos, nosotros ya estamos acostumbrados a esta situación y para ellos es algo nuevo”. El arquero expresó su felicidad, más por haber ganado que por haber vuelto a jugar y recordó: “Estábamos con el agua en el cuello”.

“No está muerto quien pelea”

El triunfo ante San Jorge alimentó la esperanza en el cuervo, de mantener la categoría. El técnico Hubert Piozzi destacó la victoria ante un rival que está peleando por la clasificación y remarcó esa “cuota de suerte” que, según su criterio, le faltó al equipo en los partidos anteriores. “Estoy muy contento por el grupo, se ganó un partido bravo contra un rival que juega muy bien al fútbol y tiene un técnico que sabe mucho”, sostuvo Piozzi, “gracias a Dios nos salieron las cosas que nos veníamos proponiendo en los otros partidos. Más allá de los resultados, ante Chaco y Juventud, jugamos bien. Hoy (por ayer), fuimos contundentes y en lo otros partidos no tuvimos esa suerte”, le comentó el entrenador.
La lucha por mantener la categoría se hizo muy pareja, la derrota de Juventud ante Chaco For Ever, involucró al santo en la zona roja y esto motiva más aún al cuerpo técnico: “Era un resultado que se podía vaticinar así. En Chaco son bravos, ahora estamos todos involucrados de vuelta y esto es importante para seguir peleandola”, expresó el DT. Yatasto Noticias
En la previa se especuló mucho sobre el resultado que más le convenía a Central Norte, el partido que se jugaba en Chaco, pero más allá de las suspicacias Piozzi aclaró: “Nosotros pensamos en nosotros, esto es lo que hay. Tenemos que convencernos de ganar en San Luis y seguir luchando hasta el final. El grupo está bien, vamos a pelearla a muerte en estas últimas fechas”
Desde la llegada de Piozzi se notó un cambio de actitud en el plantel y el entrenador recordó como encontró al grupo: “Desde el primer día que llegue, no encontré un plantel golpeado, ni muchos menos. Encontré un plantel entero. Los muchachos se matan dentro del campo de juego ahora vamos a San Luis y si ganamos mucho mejor. Nosotros tratamos de llegar la última fecha con las chances intactas”, se ilusionó el técnico azabache, quien por último se refirió al apoyo de la gente ayer en el estadio Padre Martearena. “La gente de Central Norte siempre es así, están presentes en los momentos más difíciles. Una de las cosas por la que tomé la decisión de venir a este club es por la gente. Ellos se merecen lo mejor porque siempre están, me trataron siempre con mucho respeto y eso lo valoro muchísimo”, subrayó el estratega, quien consiguió su primera victoria desde su vuelta al cuervo.
El cuervo, con el empuje de su gente
El calor, en la fría tarde en el Martearena, lo pusieron los hinchas de Central Norte que dijeron presentes para apoyar al equipo en este momento crítico.
Cerca de tres mil personas estuvieron presentes ayer en el estadio y lo primero que cantaron los simpatizantes azabaches, una vez que salió el equipo fue: “Porque al cuervo lo quiero, lo vengo a alentar, en las buenas y en las malas mucho más”.
El pacto de amor incondicional a pesar de la malaria se cumplió al pie de la letra.
En la platea también se vivió un clima diferente, luego de los reproches en aquel partido ante Estudiantes de San Luis (1 a 1), que significó la partida de Coleoni. Esta vez los hinchas alentaron y arengaron a los jugadores en cada jugada. El aliento y los aplausos fueron permanente pese a que no todo terminaba bien. El hincha cuervo, en realidad, reconoció el esfuerzo de los jugadores. La dirigencia también se ve identificada con la entrega de los futbolistas. El plantel recibió las felicitaciones por la victoria en el vestuario, por parte de un grupo de directivos encabezados por Gabriel Savino.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*