Inicio » Destacado » Con apoyo mundial, Argentina se defiende de fondos buitre
Yatasto

Con apoyo mundial, Argentina se defiende de fondos buitre

En medio de una gran expectativa, la Argentina se presentará hoy ante la Corte Suprema de Estados Unidos en un intento por convencer al tribunal de aceptar la revisión de fallos que condenaron al país a pagar unos 1.300 millones de dólares en efectivo a fondos de inversión y otros tenedores de deuda.
Pero desde la otra vereda y en esta misma causa, conocida como “Discovery”, los representantes de los “fondos buitre” solicitaron comparecer ante el máximo tribunal con el fin de convencerlo de aceptar un embargo de fondos argentinos depositados en territorio norteamericano.
De esta manera la Corte Suprema abordará el fallo del juez Thomas Griesa que ordenó a los bancos informar sobre los activos que Argentina tiene en el exterior, para que los acreedores puedan embargar y cobrar así sus deudas.
De la audiencia convocada por el máximo tribunal para las 10 hora local (11 en nuestro país) participará el procurador general adjunto estadounidense, Edwin Kneedler, quien hará una presentación para apoyar la posición argentina (amicus curiae).
Del gobierno kirchnerista, estaría presente el secretario de Finanzas, Pablo López, según algunos trascendidos, aunque oficialmente no se dio información.
Argentina estará por primera vez delante de los ocho magistrados de la Corte americana y procurará exponer todos los argumentos de defensa disponibles para que el tribunal entienda la complejidad del caso y acepte revisar esta causa, pero también la “cuestión de fondo”.
En la asamblea de primavera (boreal) del FMI y del Banco Mundial llevada adelante hace una semana en Washington, el G-24 (grupo integrado por países en desarrollo de África, América Latina y el Caribe y Asia), alertó también que “”cualquier resolución que incentive un comportamiento predatorio de los holdouts podría socavar la arquitectura básica para préstamos soberanos y resolución de deuda”.
Este llamado por parte de la comunidad internacional sobre los efectos que podría tener el caso de mantenerse los fallos de la justicia de Manhattan, fue hecho también por Francia, el G-77 más China e instituciones multilaterales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), organizaciones mundiales y economistas reconocidos como Jospeh Stiglitz y Nouriel Roubini.
La posición argentina es ampararse en el principio de “inmunidad soberana” que rige en la comunidad financiera internacional y por el que el país está habilitado a realizar reestructuraciones de deuda bajo las condiciones que imponga.
Justifica esta posición en que cerca del 93 por ciento de los acreedores en default luego del 2001 aceptaron propuestas de canje y en la reapertura de estas operaciones que se realizaron en 2013, que le permiten a los bonistas acceder a las mismas condiciones que obtuvieron quienes las convalidaron en 2005 y 2010.
Son horas decisivas para un nuevo “round”, que terminará en “nocaut”

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*