Inicio » Destacado » Córdoba: sigue incontrolable el incendio

Córdoba: sigue incontrolable el incendio

Ya son cerca de 500 los evacuados y hay dos personas heridas de gravedad. Yatasto

Ya son cerca de 500 los evacuados y hay dos personas heridas de gravedad. Yatasto

Los incendios forestales de la provincia de Córdoba siguen sin control. Hasta el momento son cerca de 500 evacuados, mientras que en Yacanto se quemaron unas 50 casas y siguen activos los focos en Calamuchita, Alta Gracia y en el Pan de Azúcar.

En el cuarto día del fuego la situación empeoró a raíz de las altas temperaturas, fuertes vientos y sin lluvias previstas para las próximas horas.

El gobernador de Córdoba, José Manuel De la Sota, admitió que no había “forma de parar el fuego”, que provocaron ya “muchas pérdidas ambientales y materiales”, y consideró “imposible pensar en detener” las llamas “hasta que llegue la lluvia”.

No obstante, aseguró que su administración tenía “todo para pasar el mal trago” y agradeció al gobierno nacional el “envío de gendarmes” precedido de una llamada telefónica del secretario de Seguridad, Sergio Berni.

Además, pidió a la ciudadanía que “no viaje a zona de sierra” para evitar que se expongan a las llamas, que avanzaban con mayor intensidad en “un frente de 7 kilómetros en la zona sur de Córdoba”.

“Con una sequía de cuatro meses y vientos cruzados, no hay forma de parar el fuego”, sostuvo De la Sota y agregó: “Es imposible pensar en detenerlo hasta que llegue la lluvia”.

En tanto, dos hombres fueron internados con heridas graves en centros de salud de la capital cordobesa cuando sufrieron golpes y accidentes en medio del combate al fuego y, según los médicos, su pronóstico era hoy “reservado”.

Unos de los heridos, Isidro Pelliza, de 49 años, es dueño de un complejo de cabañas y sufrió traumatismo craneoencefálico y de tórax cuando le cayó un pino encima, mientras el otro, Carlos Pallen, de 25, sufrió quemaduras en el rostro, brazos y piernas cuando el fuego destrozó su casa en Salsipuedes.

Ambos se encontraban hoy internados en terapia intensiva y con asistencia respiratoria mecánica.

El sector más crítico se concentra en Calamuchita, la mayoría de las casas se quemaron en Villa Yacanto, y Paravachasca, en cercanías de Alta Gracia, Despeñaderas, y Villas Ciudad de América, con otros focos aún activos en cercanías del Pan de Azúcar, del lado de Cosquín.

Hay sólo una ruta cortada: la 36, a la altura de Alto Fierro, por la proximidad de un incendio en la zona de Despeñaderos y José de la Quintana, pero hay un desvío. También hubo un corte entre Potrero de Garay y Villas Ciudad de América.