Inicio » Destacado » Crimen de Ángeles: Fallo volvió a rechazar planteo de la defensa por el ADN

Crimen de Ángeles: Fallo volvió a rechazar planteo de la defensa por el ADN

Yatasto

Yatasto

La Cámara del Crimen volvió a rechazar un planteo de nulidad de la defensa respecto a la contaminación de los estudios de ADN que incriminaron al único imputado de la causa, Jorge Mangeri. La Sala VI de la Cámara, con el voto de los camaristas Mario Filozof y Ricardo Pinto, avaló nuevamente los estudios genéticos que desde el principio de la causa determinaron que había ADN del encargado debajo de tres uñas de la mano derecha de la víctima Ángeles Rawson.

Apenas la causa volvió al juzgado, el juez Javier Ríos dispuso la nueva indagatoria de Mangeri, que será mañana a las 13. El acusado anunció a través de sus abogados que va a declarar y a contestar todas las preguntas del magistrado, de la fiscal Paula Asaro y de la querella representada por el abogado Pablo Lanusse.

Fuentes judiciales adelantaron que Ríos tiene planeado agravar la imputación a Mangeri, luego de las conclusiones de la última junta médica que confirmaron que la chica de 16 años fue asesinada durante un ataque sexual. Por ello, la idea del juez es imputarle a Mangeri “homicidio doblemente agravado por femicidio” (cuando la víctima es una mujer y mediare violencia de género) y por “criminis causa” (cuando se mata para ocultar otro delito, en este caso el ataque sexual, y lograr la impunidad), lo que se castiga con prisión perpetua.

Ángeles “Mumi” Rawson, de 16 años, desapareció el lunes 10 de junio último cuando regresaba a su casa del barrio porteño de Palermo y al día siguiente, su cadáver fue hallado en el predio de la CEAMSE de la localidad bonaerense de José León Suárez. Por el crimen fue detenido Mangeri, quien se autoincriminó cuando declaraba como testigo ante la fiscal. Los estudios de ADN determinaron que había perfil genético del portero debajo de tres uñas de Ángeles -con un 99,9 por ciento de precisión en el caso del dedo índice-, lo que sugiere que ella alcanzó a rasguñarlo en un intento de defensa.