Inicio » Deportes » Argentino A » Cuervos y albos, para salir del fondo de la tabla
Yatasto

Cuervos y albos, para salir del fondo de la tabla

Yatasto

Yatasto

Con contextos inmediatos tan diferentes y contrastantes, pero a su vez con realidades idénticas y las mismas urgencias en juego; Central Norte y Gimnasia y Tiro le darán vida y color a un clásico diferente, un tanto devaluado por sus mismas realidades pero con una carga intensa de emotividad, dada la situación apremiante de ambos en la tabla de méritos y el eje que los envuelve y los atormenta: la lucha por mantener la categoría, objetivo que no estaba en los planes de ninguno de los dos equipos cuando arrancó el campeonato, allá por agosto del año pasado.
Lo cierto es que cuervos y albos se verán las caras esta tarde, a las 18.30, en el estadio Martearena y con el arbitraje del santafesino Sebastián Mastrángelo por la 19ª fecha de la fase clasificatoria del Argentino A. Millonarios y azabaches tienen prohibido perder. Ambos deambulan en el último lugar de la tabla de posiciones, “descenso” y “permanencia” son términos comunes para los dos y ninguno estará dispuesto esta vez a especular, a cuidar más de la cuenta o a hacer negocios con repartos equitativos en un auténtico clásico para evitar el infierno. Será a ganar o ganar.
Si bien tanto Central como Gimnasia hoy se encuentran pagando los costos de malas decisiones e irregulares campañas de una temporada, sus presentes se contraponen: mientras el albo experimentó un positivo cambio en la pretemporada, gozó de buena salud futbolística, levantó copas en un verano para recordar y viene de golear con una solvente actuación colectiva a Central Córdoba en el reinicio del torneo, lo del cuervo se asemeja a una perfecta pesadilla inimaginada para cualquier guionista cinematográfico: a la derrota lapidaria por goleada con Tiro Federal en Rosario se sumaron los conflictos y los escándalos en una semana convulsionada: directivos inoportunos encendiendo la mecha con explosivas declaraciones públicas en contra del plantel; luego se originó una pelea en el vestuario entre Eric Chmil y un dirigente, que derivó en la renuncia y posterior arrepentimiento del volante. Y para colmo, el rumor de una “supuesta riña” entre Carlos Fretes y Juan Berdún tras la práctica del viernes completó un combo complicado para el cuervo, que además tiene a su DT cuestionado pese al apoyo dirigencial
El albo, por su parte, parece respirar un aire más armonioso, pese al malestar por las deudas salariales. Las victorias del verano y la última por los puntos cargaron de confianza a un equipo al que se le trasladó la mochila de candidato a vencer.
De todo este cóctel saldrá un clásico que se presume intenso y emotivo en la previa, pese a lo devaluado de los presentes de los protagonistas.
Las entradas
Los hinchas de Central Norte que no adquirieron sus entradas anticipadas aún tienen tiempo. De 10 a 14 la venta será en el estadio Dr. Luis Güemes, mientras que luego la venta se realizará directamente en el estadio. Si bien se vendieron alrededor de mil localidades con descuento, aún queda un importante remanente de preferenciales y populares. Los hinchas cuervos ingresarán al estadio por avenida Paraguay y se ubicarán en la cabecera popular Norte, en 2/3 del sector preferencial y ocuparán 2/3 de plateas.
Los albos. Por su parte, los hinchas de Gimnasia podrán adquirir sus entradas en las boleterías del Gigante del Norte (Vicente López y Leguizamón) hoy de 9 a 14, y luego en el Martearena. Los seguidores millonarios ingresarán por avenida Tavella y ocuparán la cabecera Sur y los gajos restantes de preferencial y plateas. Los precios de las entradas para ambos son los siguientes:
Populares $55
Preferenciales $70
Damas, menores y jubilados $35
Plateas $80
Damas, menores y jubilados $60

PARA EVITAR QUE LA VIOLENCIA VUELVA A GANAR
Con la lupa puesta en la seguridad
Si bien todos los ojos estarán puestos en los 22 futbolistas que pisarán el césped del Martearena para la disputa de un clásico con mucho en juego, también los encargados de la seguridad cobrarán protagonismo. Su tarea estará doblemente observada y su desafío será prevenir y evitar que se repitan incidentes que suelen empañar al fútbol, como aquellos choques internos entre barras de Central Norte que se registraron tras los clásicos de verano.
Porque no solo deberá prevenirse lo que suceda dentro del estadio (en el último amistoso entre cuervos y albos dio la nota un enfrentamiento que ocurrió lejos del epicentro del espectáculo), sino que será fundamental el patrullaje de la división del Sistema de Emergencias 911 en las zonas de convergencias de hinchas, en las horas previas y posteriores al partido, con recorridas preventivas en zonas de riesgo, como así también “acompañando” a las hinchadas en el camino al estadio Martearena y en su regreso.
Luego de una serie de reuniones entre la Policía de la Provincia y las dirigencias de ambos clubes, se fijó un celoso operativo de seguridad para el clásico de esta tarde, que comenzará a implementarse a partir de las 12 y que contará con 575 efectivos dentro del estadio y en los alrededores. Desde el mediodía se realizarán tareas de erradicación de vendedores ambulantes, control de expendio de bebidas alcohólicas y requisa en el estadio y sus adyacencias, en búsqueda de elementos contundentes o bebidas alcohólicas. Se establecerán pulmones en la tribuna preferencial y en las plateas para evitar cruces entre hinchas de ambos bandos.
El despliegue de seguridad estará a cargo del comisario inspector Vicente Marín Díaz, jefe de la comisaría Seccional Segunda. En esta ocasión se pondrá especial hincapié en los traslados de los hinchas y también habrá derecho de admisión impuesto por las fuerzas policiales para aquellas personas que fueron identificadas tras haber participado en hechos de violencia.
A los referentes de ambas hinchadas se les permitirá ingresar para colgar sus banderas un par de horas antes del inicio del encuentro.