Inicio » Nacionales » Dura respuesta de la familia Ciccone a Boudou
Yatasto

Dura respuesta de la familia Ciccone a Boudou

Varios integrantes de la familia Ciccone dijeron en Tribunales que Amado Boudou se reunió con ellos para arreglar el desembarco de la ignota firma The Old Fund (vinculada al entorno de negocios del vice) en la empresa Ciccone Calcográfica. El vicepresidente de la Nación ha negado los hechos y cada vez que se defendió- en reportajes poco incisivos en algunos medios- acusó a los Ciccone de decir falsedades. En la solicitada este lunes, los Ciccone quienes dicen que Boudou miente. En el texto hacen referencia a un acta firmada ante escribano en la que Héctor Ciccone –ya fallecido- asegura haberse reunido con Boudou para acordar la llegada de los asociados del vicepresidente a la calcográfica. El acta fue presentada en el juzgado federal de Ariel Lijo donde el vice está imputado por el delito de negociaciones incompatibles con la función pública debido a la situación alrededor de la empresa Ciccone.

En el inicio los Ciccone dicen que “Frente a falsas e injuriosas declaraciones que efectuara en contra de nuestra familia, nos vemos en la obligación de responderle brevemente, en forma extrajudicial, para evitar la confusión en la opinión pública que Ud. pretende provocar, sin perder de vista que hay un proceso judicial, donde Ud. está siendo investigado por supuesto delitos y que es el ámbito adecuado en el que debe debatirse su responsabilidad”.

El primer punto de la solicitada señala que “con respecto al Acta con firma certificada por escribano público acompañada en la declaración testimonial por la Sra. Graciela Ciccone, hija del fallecido Héctor Ciccone (en adelante el Acta) le informamos que la certificación de firma realizada ante escribano interviniente, hace plena fe de la veracidad de firma del Sr Héctor Ciccone, y de la fecha de la firma. La certificación consta en el Acta de requerimiento del escribano certificante bajo el número 186, del libro 42, F 008168466 es un instrumento público que hace plena fe hasta que sea arguida de falsa. (art. 993 del Cód. Civil)”.

Nicolás Ciccone es uno de los firmantes de la solicitada. Yatasto

Nicolás Ciccone es uno de los firmantes de la solicitada. Yatasto

El segundo punto de la solicitada explica: “El Acta fue presentada cuando fueron citadas las herederas del Sr Héctor Ciccone a declarar como testigos, bajo juramento de decir verdad, ante el Sr. Juez que instruye la causa, es decir en la primera oportunidad que tuvieron para hacerlo. Le informamos que la existencia del Acta y su posterior presentación ocurrió ante el requerimiento de sus propios abogados”. El tercer punto de la solicitada de los Ciccone dice: “Hemos dicho la verdad sobre todo lo que nos fue preguntado en una causa penal que no fue iniciada por nosotros, con testimonios de personas ajenas a la familia como es la Sra. Laura Muñoz, y que llevaba acumulada muchas actuaciones y pruebas antes que fuéramos citados a declarar como testigos. Frente a esa realidad, su afirmación de que “somos capaces de embarrar a un muerto” es realmente ofensiva y vergonzosa. No el oprobio de enfrentar, siendo vicepresidente de la Nación, una grave causa penal, ni la más desesperada estrategia de defensa para intentar escapar de las consecuencias de la misma, puede significar semejante bestial, deleznable y cruel manifestación de su parte, empañando la memoria de un hermano, padre y abuelo fallecido”.

Laura Muñoz era la mujer de Alejandro Vandenbroele, quien dirigió The Old Fund cuando desembarcó en Ciccone. La mujer declaró que sospechaba que su marido era testaferro de Boudou y que hacía negocios con el socio del vice José María Núñez Carmona.

Boudou había dicho que con el acta presentada en la Justicia los Ciccone habían intentado “embarrar a un muerto”, en referencia al fallecido Héctor, hermano de Nicolás, otro de los que declaró que Boudou participó de las negociaciones para quedarse con la compañía. En cuarto punto de la solicitada expresa “Que el Acta tenga un contenido que a Ud. pueda no favorecerle, no puede llevarlo afirmar ligeramente que nuestra familia “pretende quedarse con el dinero de los argentinos”. Ciccone Calcográfica se fundó en el año 1951 y su progreso se fundamentó en la alta dedicación a su única aspiración: la de llegar a ser una compañía con productos de excelencia que tenía como principal objetivo incursionar en el mercado internacional. Se preparó para ello a lo largo de varias décadas y así fue como obtuvo varios contratos y premios internacionales. De esa empresa que con tanta dedicación llevamos adelante, nos forzaron a vender nuestras acciones primero y la expropiaron después sin pagar un solo peso, pretendiendo ilegítimamente compensar el precio expropiatorio con una supuesta deuda de la AFIP. En ese proceso actuó en representación de la empresa el Interventor Hernán Lorenzino quien como ministro de Economía integra el Estado expropiante y representa como interventor a la sociedad expropiada. Mayor conflicto de intereses parece inimaginable”.

En el último punto contestan a la acusación lanzada por Boudou cuando dijo-recién en 2014 a pesar de que la causa comenzó en 2012- que los Ciccone lo “habían intentado corromper”. La solicitada finaliza: “Por último Ud. manifestó “que lo han querido corromper”, si así hubiera sido su obligación como funcionario público era denunciar ese delito, al momento en que supuestamente hubiera ocurrido, precisando las circunstancias de tiempo, modo y lugar”.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*