Inicio » Internacionales » El abrazo de Allende y Bachelet: “Pensamos en nuestros padres”
Yatasto

El abrazo de Allende y Bachelet: “Pensamos en nuestros padres”

En 1973 el golpe de Estado encabezado por el entonces titular de las Fuerzas Armadas chileno, Augusto Pinochet, derrocó al presidente electo Salvador Allende, impulsor de políticas de izquierda, quien resultó muerto tras el ataque al Palacio de la Moneda. La persecución ideológica que se desencadenó costó la vida de miles de personas que apoyaban a su gestión, entre los cuales estaba el padre de Michelle Bachelet, Alberto, que era general de brigada en la Fuerza Aérea y fue capturado por sus pares. Murió en 1974, después de ser sometido a torturas.

Este 11 de marzo, poco más de cuatro décadas después del golpe de Estado, la hija del entonces mandatario, Isabel, le colocó la banda presidencial a la hija del general fallecido por su disidencia con los golpistas, Michelle. Ambas se estrecharon en un abrazo con un significado mucho más profundo que el hecho -ya de por sí remarcable- del cambio de mando que se llevaba a cabo.

“Habíamos hablado por teléfono y ambas coincidimos en que íbamos a estar pensando en nuestros padres. Y así fue”, dijo la senadora Allende, que será la primera mujer en tomar la presidencia de la Cámara Alta en Valparaíso. A pesar del alto contenido emocional del momento, Allende rápidamente se enfocó en el trabajo: “Comentamos (con Bachelet) que ahora empezamos a trabajar para cumplir el programa. ‘¿Para qué me vine de la ONU si no?’, me preguntó Michelle. Tenemos la reforma tributaria, que es un imperativo ético, y luego la reforma educacional y por supuesto la nueva Constitución”, señaló.

Sobre el tipo de autoridad que ejercerá en el cuerpo legislativo, Allende comentó que a pesar de tener “una mayoría que muy importante”, considera que “el Senado es un articulador” y que trabajará “con las mayorías y con las minorías”. Otra de las familiares que sintió el momento de manera muy especial fue Angela Jeria, madre de Bachelet: “Ambas son hijas de dos personas que tienen mucho que ver con la historia de este país”, señaló poco después de ver a Michelle asumir el poder por segunda vez. “Espero que mi hija tenga un buen Gobierno”, auguró.

A pesar de ser parte de la historia a la que se refiere, Jeria no parece guardar rencores ni siquiera con la familia de Evelyn Matthei, rival de Bachelet en las últimas elecciones e hija a su vez del titular de la Aeronáutica durante el Gobierno de Pinochet. Éste fue vecino y amigo de Alberto Bachelet, pero no pudo evitar su muerte, o no tuvo la voluntad de hacerlo. Incluso siguió considerando a Fernando Matthei como “un amigo de la familia”.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*