Inicio » Destacado » El gas natural subirá entre 16 y 160% por la quita de subsidios
Yatasto

El gas natural subirá entre 16 y 160% por la quita de subsidios

A partir del 1 de abril las boletas de gas natural y de agua aumentarán fuertemente para usuarios residenciales y comerciales, ya que el Gobierno nacional decidió reducir los subsidios a las tarifas de ambos servicios. En el caso del agua la suba llegará al 400 por ciento, mientras que en el gas será entre 16 y 160 por ciento, de acuerdo a los detalles que se conocieron ayer oficialmente. En las provincias de Salta y Jujuy esta medida solo modificará las facturaciones por el combustible que llega a las casas (servicio prestado por la empresa Gasnor), ya que en el caso del agua se refiere únicamente a la prestación de la compañía AYSA, que cubre Capital Federal y provincia de Buenos Aires.
Con esta medida, anunciada ayer por los ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Planificación Federal, Julio De Vido, el Gobierno comenzó a retirar los millonarios subsidios que paga desde hace varios años para ponerle freno a las tarifas.Con ello avanza en su objetivo de reducir su gasto fiscal, una decisión clave para sanear la economía.
La reducción de los subsidios será entre 17 y 80 por ciento, lo que le permitirá al Tesoro un ahorro de unos 13.000 millones de pesos anuales. Esta cifra equivale a casi el 10 por ciento del gasto total en subsidios que tuvo el Gobierno el año pasado, que alcanzó los 134.114 millones de pesos.
Esta es la primera pero no la única quita de subsidios nacionales. Ayer los ministros no lo dijeron, pero ya se sabe que otro recorte de fondos nacionales (probablemente el próximo) tocará al servicio de energía eléctrica. Por ahora esta decisión no tiene fecha ni porcentaje. Kicillof y De Vido afirmaron ayer que el recorte “promedio” de los subsidios será del 20 por ciento (en realidad, el porcentaje aumentará a medida que el consumo de ambos servicios sea mayor). Rechazaron, a la vez, que se trate de un “ajuste”, sino que lo consideraron un “redireccionamiento de los recursos del Estado para crear mayor bienestar en los sectores de menos recursos”.
“A la Presidenta (Cristina Fernández) no la van a correr con el ajuste”, expresó De Vido en una conferencia de prensa ofrecida en el Palacio de Hacienda, en tanto Kicillof aseguró que “los que piden el ajuste se han equivocado de Gobierno”, aunque también criticó lo que denominó “gataflorismo” de aquellos que lo reclamaban.
Los recortes de subsidios serán mayores cuanto más alto sea el consumo del usuario residencial o comercial. Habrá excepciones: beneficiarios de planes sociales, jubilados con el haber mínimo, instituciones sociales, las industrias y, en el caso del gas, las provincias patagónicas (puntualmente las localidades ubicadas al sur de la línea del río Colorado, donde viven unos 564.000 usuarios de gas natural). “La quita solo comprenderá a hogares, usuarios comerciales y también al GNC, es decir la industria no está alcanzada”, dijo De Vido.
Hoy define el Enargas
Tras el anuncio oficial, en las provincias no estaba en claro cómo se aplicará la quita del subsidio a las tarifas del gas natural y cómo impactará en cada uno de los usuarios.
Desde Gasnor se indicó a El Tribuno que el Enargas convocó a las empresas distribuidoras para hoy a una reunión en la que se definirá el esquema de la nueva facturación a partir del 1 de abril, y su evolución durante los tres trimestres hasta que la reducción se aplique a pleno.
Lo mismo sucedería con el GNC, ya que aún no se conoció el precio que tendrá el metro cúbico ni a partir de qué fecha.
Las subas del gas serán entre $20 y $850
La reducción de subsidios en el gas significará un aumento de entre 20 y 850 pesos según el consumo (esta será la incidencia que tendrá para los usuarios de Salta y de Jujuy) y de entre 46 y 130 pesos por bimestre en el agua (este servicio afecta solo a los clientes de AYSA de Capital Federal y provincia de Buenos Aires).
De acuerdo con las planillas distribuidas por el Ministerio de Planificación Federal, el gas y el GNC, el aumento en el pago de los servicios rondaría el 20 por ciento promedio.
En el caso del gas, la categoría R 1, de menor consumo, pagará por bimestre 20 pesos más, lo que significará un aumento del 17 por ciento.
La categoría más alta, la R 3-4, de mayor consumo, sufrirá un aumento de 850 pesos en el pago del servicio bimestral y significará un incremento del 80%.
En las categorías de usuarios intermedias, la R 2-2, pagará 50 pesos más por bimestre y significará un aumento del 20%, mientras que la R 3-2 pagará 250 pesos más y significará un aumento del 44%.
Todos los usuarios que registren consumo de gas o agua inferior en un 20 por ciento, comparado con igual bimestre del año anterior, no serán alcanzados por la reducción del subsidio.
En los casos en que la reducción del consumo sea de 5 a 20 por ciento, solamente sufrirán un 50 por ciento en la reducción del subsidio. La reducción en los comercios significará un aumento en el pago del servicio de gas natural del 3 al 12 por ciento, mientras que para el GNC culminadas las tres etapas de reducción el precio del gas en boca de pozo pasará a 0,7342 pesos por metro cúbico.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*