Inicio » Internacionales » El Papa le escribió a uno de los condenados por el crimen de Sayago
Yatasto

El Papa le escribió a uno de los condenados por el crimen de Sayago

El Papa Francisco le respondió una carta a Ramón Cortés, uno de los trabajadores petroleros de Las Heras que fue condenado a prisión perpetua por el asesinato del policía Jorge Sayago en febrero de 2006.

“Recibí su carta y le agradezco de corazón me la haya enviado. Comprendo lo que usted me dice y quiero expresarle la seguridad de mi cercanía en estos momentos que está viviendo. Le aseguro que su vida no me es indiferente y haré lo que pueda en lo que me pide. Le pido, por favor, que rece por mí. Lo hago por usted y su familia. Que Jesús lo bendiga y la Virgen Santa lo cuide”, señaló la misiva de Francisco, difundida por la organización La Alameda. Cortés le había escrito al Papa la semana pasada pidiéndole “una mano”, luego de que el Tribunal Oral Criminal de Caleta Olivia lo condenara junto a otros acusados por un asesinato que -asegura- no cometió.

“Soy un trabajador humilde, padre de cinco hijos y hoy pesa sobre mí una condena a cadena perpetua, que pesa sobre mi vida y la de mi familia. La Justicia de la Provincia de Santa Cruz quiere cargar sobre mi y otros trabajadores de mi pueblo, Las Heras, el peso de un asesinato que no hemos cometido”, señaló la nota de Cortés. Y agregó: “Yo soy muy humilde y no quiero pagar los platos rotos que rompieron otros. Es por eso que le ruego que me de una mano para salir de este tormento, dándome su ayuda y su bendición para poder seguir viviendo junto a mi familia. Ayúdeme, por Dios se lo pido…”. Sayago murió tras una revuelta de petroleros realizada frente a la Alcaidía de Las Heras, donde los manifestantes pidiendo la liberación de su líder Mario Navarro, y el crimen provocó la posterior caída del gobernador de Santa Cruz, Sergio Acevedo. Los trabajadores del petróleo venían reclamando con protestas en la ruta al gobierno de Néstor Kirchner la suba del mínimo no imponible de Ganancias, medida que finalmente se dispuso tras la muerte del policía.