Inicio » Nacionales » El portero Mangeri negó haber asesinado a Ángeles Rawson

El portero Mangeri negó haber asesinado a Ángeles Rawson

Yatasto

Yatasto

El portero Jorge Mangeri, único detenido por el homicidio de Angeles Rawson, declaró hoy ante el juez de instrucción Javier Ríos en el Palacio de Tribunales y negó haber matado a la joven y reiteró que se hizo cargo del hecho porque lo “apretó” la Policía.

Así lo afirmó su abogado Marcelo Biondi tras la indagatoria del juez que culminó a las 16.30. Mangeri había ingresado tres horas antes esposado y escoltado por personal del Servicio Penitenciario Federal, al Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción Nº 17, ubicado en el quinto piso de los Tribunales, donde fue indagado.

El portero acusó al juez de haberle plantado el ADN que lo involucró en el hecho y le dijo que la causa estaba “armada”. “Dijo que le armaron una causa”, aseguró esta tarde el abogado Miguel Ángel Pierri, defensor del portero.

Pierri aseguró que “contó que la vio a Angeles muy temprano, cuando se fue a la escuela, a su madre y a Sergio Opatowski y después no vio más a nadie”. El abogado aseguró que el portero “citó a propietarios con departamento y letra” del edificio de Ravignani 2360 y “sin quererlo desmintió a otros testigos”, lo cual -a criterio del defensor- “acreditan una profunda investigación”.

El portero había llegado poco después de las 8 al Palacio de Tribunales para declarar por primera vez ante el juez de la causa ante las pruebas que lo incriminan. Pierri, aseguró antes de la declaración que su cliente tenía “mucho para decir” y que contestaría “todas las preguntas que le haga el juez”.

Sin embargo, el portero no contestó muchas de las preguntas. Según otro de sus abogados, Marcelo Biondi, Mangeri no quiso responder algunas preguntas por “las distintas pruebas que se aportó a la causa”.

Antes de la declaración del portero, Biondi había considerado que “no hay ninguna prueba que pueda llevar a un móvil sexual como se especula”. También afirmó que en la causa hay “irregularidades graves” y consideró que “van a tener que ser revisadas”.

La alusión tenía que ver con las pruebas genéticas realizadas en material hallado bajo las uñas de Angeles Rawson y que dieron como dato que pertenecían a Mangeri. Según Biondi esas pruebas podrían haber sufrido alguna contaminación. Y por eso sostuvo que habrá que determinar “si esas pericias están bien o mal hechas”.

“Puede ser que haya errores humanos, que no dejan de ser errores graves”, afirmó Biondi en las escalinatas de Tribunales ante la consulta de los periodistas. Y cuando le preguntaron cuáles serían las declaraciones que haría el portero y que iban a sacudir Tribunales, sólo señaló: “Él va a clamar por su inocencia”.

La audiencia fue encabezada por el propio magistrado Ríos, su secretario Pablo Cina, y también participaron la fiscal María Paula Asaro, el abogado querellante Pablo Lanusse y los defensores antes nombrados: Pierri y Biondi.

Esta fue la cuarta indagatoria del portero, la segunda ante Ríos y la primera que se realiza a pedido del propio imputado. En las dos primeras, ocurridas el 15 y el 17 de junio, el acusado fue indagado por el juez subrogante Roberto Ponce, asistido por el defensor oficial Carlos Garay y se negó a declarar.

La tercera fue el 1 de julio ante el juez natural de la causa, Ríos, ante quien Mangeri, ya con el asesoramiento de los abogados particulares, también se negó a contestar preguntas sobre el crimen pero denunció que fue “hostigado” y “apretado” dentro de la fiscalía por personal policial para que se autoincriminara.

Angeles Rawson desapareció el 10 de junio pasado en el barrio porteño de Palermo cuando regresaba de una clase de educación física. Al día siguiente su cadáver fue hallado en la planta de tratamiento de residuos de la CEAMSE de la localidad bonaerense de José León Suárez, por lo que se estableció que la habían tirado a la basura.