Inicio » Destacado » El Secretario de Seguridad Berni desconoce que el “coqueo” es una práctica cultural y ancestral
Los Nocheros coquearon hasta en el programa "Almorzando con Mirta Legrand". El nochero Ruben Ehizaguirre en la foto coqueando. Yatasto

El Secretario de Seguridad Berni desconoce que el “coqueo” es una práctica cultural y ancestral

Para el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, “la mayor actividad ilícita en la frontera es el ingreso de hoja de coca para el coqueo”. Sus declaraciones fueron refutadas y cuestionadas ayer por diferentes voces. En el límite con Bolivia consideran que es más grave la proliferación del narcotráfico, el crimen organizado, el contrabando de automóviles y el comercio ilegal.
“El tema del delito pasa por otras preocupaciones, la hoja de coca no es relevante. Aquí hubo asesinatos vinculados con el narcotráfico que no se resolvieron. En la zona, cada vez más vemos a personas extrañas”, sostuvo Rafael Ruiz, concejal de Salvador Mazza. En una entrevista a una radio porteña, Berni se refirió ayer al coqueo en el norte. “Iba en un helicóptero. En la unión del río Tarija y Bermejo veo una patrulla de Gendarmería que traía detenidas a tres personas que intentaban contrabandear cocaína al resto del país. Y el gendarme venía coqueando. No estaba bajo ningún ilícito, pero venía trayendo detenidos a delincuentes que traían coca para una actividad lícita. Estas son las grandes contradicciones que tenemos y no logramos que los legisladores logren legislar al respecto”, planteó.
El artículo 15 de la ley nacional 23.737 despenaliza “la tenencia y el consumo de hojas de coca en su estado natural, destinado a la práctica del coqueo o masticación, o a su empleo como infusión”. En Salta, Jujuy y otras provincias vecinas estas prácticas son ancestrales y masivas. “La ley de drogas tiene algunos baches que son importantes y por ahí pasan desapercibidos”, insistió Berni. Además admitió que en el norte el consumo de hojas de coca está permitido, pero remarcó que se prohibió la comercialización.
El funcionario kirchnerista apuntó: “Estamos tratando de avanzar en la discusión de despenalizar el consumo de marihuana cuando ni siquiera tenemos resuelta una actividad tan lícita como el coqueo para consumo personal”.
Por su parte, el diputado nacional por Salta Bernardo Biella afirmó que este año presentará un proyecto de ley “para el uso habitual de la hoja de coca como digestivo”. Destacó que se trata de un producto no adictivo y que no solo se consume en el norte del país, sino en otras regiones.
“Ya estamos trabajando con asesores y trataremos de englobar todos los proyectos anteriores para encauzar el documento”, agregó el legislador. En diálogo con El Tribuno, consideró desatinadas las declaraciones de Berni, ya que “el Gobierno debe reconocer que en Argentina aumentó el consumo de cocaína”. Además, citó informes que la ubican como el tercer exportador de esa droga.
“Hay cuestiones mucho más graves”
“Lo que más nos aflige es el ingreso y el consumo de cocaína y las cocinas de esa droga. Pasan hojas de coca pero en la frontera hay cuestiones mucho más graves”, afirmó Mabel Bruno, presidenta de la Cámara de Comercio de Orán.
Hace años la institución alza la voz en contra de la venta ilegal de mercadería, como ropa. “Pese a la devaluación de este año, aún siguen los tours de compras a Bolivia. Para que ese negocio sea rentable tiene que haber algo más”, dijo.
Bruno solicitó que se implementen más controles de la Policía, Gendarmería y AFIP. “El comercio ilegal es un gran problema, que perjudica a toda la región. Es muy bajo el porcentaje de personas que realiza aportes al Estado. En la actualidad los controles que hay en la frontera son insuficientes, casi no se hacen procedimientos”, remarcó.
“La población del norte consume la hoja de coca en forma cotidiana. En las fincas los peones la utilizan para no dormirse, lo mismo que cualquier trabajador. Es parte de la cultura”, acentuó Bruno. Agregó que el Gobierno tiene en agenda otros reclamos por resolver como reforzar Migraciones.
Sin las medidas solicitadas por la Corte
Al referirse al norte, el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, no hizo mención a las medidas que la Corte de Suprema de Justicia solicitó aplicar ante el avance del narcotráfico.
El año pasado jueces federales de Salta y Jujuy elevaron un duro documento sobre la situación que atraviesan los tribunales del norte del país. Los magistrados se refirieron a la trata de personas, al incremento del contrabando y, “especialmente, a la instalación de grupos extranjeros de gran magnitud que están operando en esa clase de ilícitos”.
En el documento se precisa que en los tribunales de Salta y Jujuy, en 2005 se tramitaban 40.002 contra 89.111 en 2012, y remarca que en ese período las causas por estupefacientes se incrementaron un 84%.
“Consecuentemente con este crecimiento se produjo una crisis del sistema carcelario, cuya capacidad de alojamiento colapsó”. También expusieron la falta de recursos en los juzgados y de miembros de las fuerzas de seguridad en la frontera.
A través de una resolución, la Corte Suprema requirió al Consejo de la Magistratura de la Nación y a los ministerios de Justicia y Seguridad que, ante “la extrema gravedad de las circunstancias denunciadas, arbitren de modo urgente medidas”. El diputado Bernardo Biella recalcó que la frontera de 285 kilómetros aún es permeable al contrabando y al ingreso de drogas, ya sea por vía terrestre o aérea. “Seguimos sin contar con los hombres y con la infraestructura suficiente para poder controlarla”, afirmó.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*