Inicio » Salud » El tabaquismo es la principal causa de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica
Yatasto

El tabaquismo es la principal causa de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica

En el marco del  Día Mundial Contra la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica EPOC, que se conmemora  cada 16 de noviembre, desde el Hospital Escuela de Agudos “Dr. Ramón Madariaga” dieron a conocer una serie de recomendaciones destinadas a la comunidad para prevenir ésta enfermedad,  que según los cálculos de la OMS  para 2030  se habrá erigido en la tercera causa más importante de mortalidad en todo el mundo.  La EPOC es una enfermedad prevenible y tratable y su principal causa es el tabaquismo.

La Neumonóloga del Hospital Escuela de Agudos Dr. Ramón Madariaga, Dra. Susana Azcona, informó la EPOC significa Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica. Se caracteriza por la obstrucción de la vía aérea que limita el flujo de aire a los pulmones la cual no es totalmente reversible e incluye a enfermedades como el enfisema pulmonar y la bronquitis crónica.
El hábito de fumar es la principal causa de ésta enfermedad registrando un 95 % de los casos. También son factores de riesgo la polución ambiental laboral, tabaquismo pasivo, irritantes ocupacionales y el déficit de alfa 1 antitripsina (enfermedad genética), que corresponde menos de 1% de los casos, manifestó.


Al tiempo que comentó, entre el 20 y 30 % de los pacientes que recibe en consultorio tiene EPOC en estadio moderado a severo. La mayoría son hombres del interior de la Provincia con antecedentes de tabaquismo de larga data e inhalación de polvo orgánico e inorgánico, gases tóxicos y en el ámbito laboral se da en trabajadores de aserraderos, secaderos de yerba, plantaciones de tabaco y tealeras. En las mujeres con diagnóstico de EPOC se observa, tabaquismo activo y pasivo. La principal causa se da en el marco de la contaminación del aire en espacios cerrados, con el uso de leña o carbón para cocinar y como medio de calefacción, resaltó.
A modo de comentario resaltó, “en varias oportunidades mis pacientes han manifestado que el primer contacto que tuvieron con el cigarrillo se dio en el marco del grupo familiar , cuando el padre, madre o abuelos solicitaban al niño que encienda el cigarrillo. Esta actividad puede iniciar el hábito en una edad temprana”. Como afecta al sistema respiratorio, los bronquios se inflaman, sus paredes se hacen más gruesas, aumenta la tos y la cantidad de flema (bronquitis crónica), las paredes de los alvéolos se rompen y pierden la elasticidad por lo tanto dificulta la salida de aire (enfisema), explicó.
La enfermedad se diagnostica mediante la historia clínica confeccionada por el médico y a través del estudio de espirometría o funcional respiratorio, que se utiliza para conocer el estado de severidad (leve, moderado, severo, muy severo), dijo.

/Pulmón sano    y     Pulmón de Fumador/

Con respecto a los síntomas Azcona mencionó que aparecen a partir de los 40 años y son disnea (sensación de falta de aire), tos con y sin expectoración (flemas), sibilancias (silbidos al respirar) e infecciones respiratorias a repetición. El tratamiento tiene como objetivo la disminución de los síntomas y mejorar la calidad de vida del paciente, “ éstas medidas son: abandono del tabaquismo en forma inmediata, uso de broncodilatadores (que alivian síntomas como tos y expectoración), antiinflamatorios (corticoides inhalados) desinflama las paredes del bronquio, antibióticos (cuando se detecta infección), actividad física y rehabilitación pulmonar, oxigenoterapia, vacunación antigripal y antineumocócica”. Esta enfermedad es prevenible y tratable pero no hay cura, demanda una atención multidisciplinaria para su tratamiento, porque al ser una patología inflamatoria crónica es multisistémica (afecta pulmón, corazón, puede producir enfermedades metabólicas, osteopenia, osteoporósis, depresión, ansiedad, declaró. En este sentido resaltó, se requiere para su tratamiento un enfoque multidisciplinario con la participación de médicos clínicos, cardiólogos, neumonólogos, nutricionistas, psicólogos y kinesiólogos. Finalmente recordó, la OMS adelantó que para el 2030 la EPOC se habrá convertido en la tercera causa de muerte en el mundo.