Inicio » Destacado » Elección histórica del Partido Obrero en Salta

Elección histórica del Partido Obrero en Salta

Yatasto

Yatasto

El Partido Obrero ha obtenido un triunfo extraordinario en las elecciones de la provincia de Salta, el domingo 10, al vencer en todas las categorías en disputa en la ciudad capital, por una diferencia que llega a 14 puntos en el caso del Concejo Deliberante.

El parte de prensa enviado por el Partido Obrero afirma:

“Si se tiene en cuenta que el PJ nos superó por 7 puntos en las PASO, asistimos a un trasvasamiento de 20 puntos en dos meses. Un nuevo sector muy amplio del peronismo se volcó al Partido Obrero, en una tendencia de crecimiento del 30% en cada una de las cuatro elecciones que tuvieron lugar desde agosto. El PO pasó del 11%, en 2011, al 30%, el domingo, lo cual representa un aumento de casi el 200%. En octubre pasado consagró un diputado nacional. Con estos guarismos capitalinos (el 45% del electorado de la provincia), nuestro partido pelea el primer lugar a nivel de la provinci! a. Se han logrado numerosos concejales en Irigoyen, Orán, Colonia Santa Rosa, Mosconi, Aguaray y otras localidades. Estos resultados profundizan de un modo contundente la gran elección del Frente de Izquierda y los Trabajadores a escala nacional.
Estamos frente a una enorme derrota política del gobierno de la provincia y del gobierno nacional, ambos kirchneristas, y se ha cortado de cuajo la prédica reaccionaria de la camarilla sojera de Olmedo. Este derrota es la consecuencia de una confrontación política sin concesiones entre el oficialismo de la provincia, por un lado, y el Partido Obrero, por el otro. Es asimismo una expresión de la fragmentación política del peronismo y del kirchnerismo, que en el plano de la provincia adquiere características aún más agudas. Los aparatos políticos de la clase capitalista se disgregan bajo la presión de los grandes desequilibrios económicos que caracterizan el momento actual y del temor a la convulsión social que provocará un ajuste que hará pagar esta crisis! a los trabajadores. Urtubey, Romero y Olmedo han sucumbido ante una tasa de desocupación del 15% y el trabajo precario y en negro que afecta a más de la mitad de los trabajadores, y a un mínimo salarial muy inferior incluso al misérrimo salario mínimo nacional. Han sucumbido ante la impunidad hacia el gatillo fácil y la violación de derechos humanos. En la capital provincial, la fragmentación se manifestó incluso en la lucha de camarillas al interior del partido del gobierno. Una enorme porción del electorado saltó el cerco del voto tradicional al peronismo hacia el Partido Obrero. Se van reuniendo las condiciones para el surgimiento de un nuevo movimiento popular bajo las banderas del socialismo
En el ámbito municipal, la confrontación adquirió características más agudas aún ante la descarada malversación del presupuesto, un impuestazo reciente repudiado por la mayoría de la población y una alevosa confiscación de terrenos fiscales en favor de desarrolladores inmobiliarios, en perjuicio del pueblo sin vivienda. El choque entre el gobierno local y el PO en estos asuntos, decidió definitivamente un nuevo traslado de votos hacia nuestro partido. Pasamos a una situación virtualmente mayoritaria en el Concejo, lo cual significa que estableceremos su agenda de aquí en más, en primer lugar la anulación del impuestazo, la auditoría de los contratos de obras y servicios , y medidas inmediatas de construcción de viviendas de acceso social en el casc! o urbano. La elección de Gabriela Cerrano como senadora, la primera vez en la historia del PO, está vinculada a su actuación descollante como concejala en todos los temas señalados.
La victoria histórica del PO ha tenido lugar luego de una feroz campaña clerical empeñada por el gobierno, Romero, Olmedo y el Opus Dei, con la participación activa del obispo de Salta, contra la defensa de los derechos de la mujer por parte del Partido Obrero: educación sexual, anticonceptivos, derecho al aborto. Se sembró la ciudad de volantes apócrifos y un agitación radial y televisiva de la peor calaña. La victoria del PO es una muestra de la elevada conciencia política del pueblo de Salta. El ataque clerical contra el PO disimuló un ataque feroz contra la mujer y sus derechos por parte de la reacción política. Fracasaron.
De aquí en más, en forma coordinada con el Frente de Izquierda en todo el país, el Partido Obrero de Salta impulsará en forma enérgica el mandato recibido por los trabajadores obreros y medios de la provincia”.