Inicio » Policiales » Empleada bancaria acusada de apropiarse de fondos

Empleada bancaria acusada de apropiarse de fondos

Yatasto

Yatasto

Una investigación que se inició luego que se detectaran faltantes de dinero en el banco Masventas, ubicado en España 610 del microcentro de la capital salteña, derivó en la detención de una empleada de la entidad.
Miembros de la compañía habrían detectado hace algún tiempo el faltante de capital, por lo que iniciaron averiguaciones internas. De esos procedimientos, realizados en presencia de testigos, surgió que una persona vinculada laboralmente a la firma, mediante maniobras fraudulentas, habría perjudicado económicamente el patrimonio del banco.

Según fuentes policiales, aparentemente la sospechosa actuaba desviando dinero cuando efectuaba los depósitos en cajeros automáticos, área de la cual era responsable. Concretamente, habría depositado sumas de dinero inferiores a las que registraba en libros contables. Varias fuentes señalaron que la defraudación sería millonaria. Trascendió que no se realizaban controles en ese sector porque se trataba de una empleada que gozaba de gran confianza.
La denuncia fue realizada por el apoderado del banco en la Fiscalía de Delitos Económicos y Complejos. Interviene el Juzgado de Garantías 4. y el caso está caratulado como supuesta estafa.
La acusada es Graciela del Valle Duran (41) profesora de ciencias jurídicas y contables, domiciliada en un barrio de la zona sur de la capital.
El martes, la División de Delitos Económicos de la Brigada de Investigaciones, a cargo de una oficial auxiliar, por requerimiento del fiscal Guillermo Akemeier, concretaron procedimientos en dos de los cajeros automáticos de la entidad bancaria.
Participó también el Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), un contador y peritos particulares. A las 9.50 se constituyeron en el cajero automático ubicado en la intersección de Benjamín Zorrilla y Las Heras, donde secuestraron una cinta auditora con ticket de extracción. A las 11.10, revisaron el cajero instalado sobre la avenida Durañona al 700 del Parque Industrial y constataron dinero existente e incautaron una cinta auditora. A las 13.20 requisaron la sede bancaria y secuestraron documentación de interés para la causa.
Finalmente a las 14, aprehendieron a la mujer investigada y la trasladaron al Centro de Contraventores.
En la entidad bancaria existe un profundo hermetismo sobre el caso. “No brindaremos ningún tipo de información, ni hablaremos del tema”, expresaron desde la compañía.
Ayer continuaban los allanamientos en cajeros automáticos.“Todo lo recabado es materia de investigación”, dijeron fuentes investigativas.

Investigan a supuestos cómplices
Fuentes policiales aseguraron ayer que podría haber otras personas implicadas en la defraudación a la entidad financiera salteña.
El faltante del efectivo puede ocasionarle problemas a la entidad bancaria con relación al Banco Central de la República Argentina, que monitorea el encaje de efectivo y que con esta maniobra y las planillas incorrectas habría sido adulterada la información suministrada al ente de control financiero de la Nación, aduciendo que en los cajeros de la empresa había efectivo, comprobado luego inexistente y ese dinero desviado para otros fines. Fuentes de la Policía aseguran que una sola persona no podría haber eludido los distintos controles con que cuenta el sistema. “La investigación recién comienza y puede arrojar resultados reveladores”, deslizó la fuente. Al ser consultada acerca del monto aproximado de la maniobra adjudicada a la supuesta contadora Durán, la Policía aseguró que es una cifra cercana a los dos millones de pesos, por ahora. Las autoridades del banco no formularon declaraciones.