Inicio » Locales » En diversos municipios de Salta se recordó a los fieles difuntos

En diversos municipios de Salta se recordó a los fieles difuntos

Yatasto

Yatasto

El Día de los Fieles Difuntos es una celebración que está enraizada en el interior argentino. La tradición de asistir al cementerio cada 2 de noviembre para rezar por las almas de quienes ya abandonaron este mundo es acompañada de un profundo sentimiento de devoción que se manifiesta en visitas a los cementerios, muestras de arte y la elaboración de ofrendas, panificados y dulces, principalmente en el norte del país.
La fecha, que solía ser feriado nacional hasta que la dictadura militar (1976-1983) lo quitó del calendario, tiene fuerte arraigo conmemorativo en Salta, Corrientes, Tucumán y Jujuy, donde suele declararse jornada no laborable.
Si bien en las ciudades la tradición de visitar los cementerios fue menguando con los años, la conmemoración de los fieles difuntos era el cuarto feriado nacional surgido del culto católico que quedó en desuso. En general, un día antes de la celebración se colocan ofrendas en las casas de los deudos, principalmente flores, y las bebidas y comidas preferidas de extinto. Las ofrendas permanecen en una mesa principal de las casas de lo deudos y recién se levantan al mediodía del 2 de noviembre tras la visita ritual al cementerio, donde se dejan flores.
Asimismo, varias personas suelen preparar panificados con harina y agua a los que dan formas de aves y escaleras, principalmente, en un intento por ayudar a las almas de los muertos a subir a los cielos.