Inicio » Nacionales » Habló Máximo Kirchner: “La Cámpora no es ni dogmática ni pragmática en exceso”
Yatasto

Habló Máximo Kirchner: “La Cámpora no es ni dogmática ni pragmática en exceso”

El líder de la agrupación oficialista La Cámpora e hijo de la presidenta Cristina Fernández, Máximo Kirchner, aseguró que ese espacio no es “dogmático” ni “pragmático en exceso” y advirtió que “después de 2015 va a seguir exigiendo”, cuando la mandataria deje el poder, ya que su trabajo es “a largo plazo”. “La Cámpora no es ni dogmática ni pragmática en exceso. Esa permeabilidad nos permite seguir ampliando bases”, señaló Kirchner sobre las características de la agrupación que representa, al tiempo que tildó de “confuso” al diputado y líder del Frente Renovador, Sergio Massa.
En un adelanto del libro “Fuerza propia. La Cámpora por dentro” de la periodista Sandra Russo, que publicó hoy Página/12, Máximo Kirchner, quien no habla con los medios, criticó el mote de “soberbios” que se le adjudica a los camporistas, al tiempo que aseguró desconocer qué “expresión electoral” tendrán en 2015. “Te desilusionás muchas veces pero volvés a creer. Hay riesgos. Los Alberto Fernández en política son una constante. No deja de doler, pero uno tiene que seguir”, reveló Kirchner, según el texto que será publicado en esta semana. Allí, afirmó: “No sabemos qué expresión electoral tendremos (en 2015), pero estará bien lo que resulte. Nuestro trabajo es a largo plazo. Hoy parece que el peronismo es lo que abarca todo, pero hay que ver qué piensan los pibes”.

En el plano personal, replicó: “Nos dicen soberbios. ¿Por qué soberbios? ¿Uno defiende su posición y es soberbio, y se tiene que bancar que vengan y te insulten y te digan que todo anda para la mierda, y de esa manera, callado, uno estaría demostrando que es democrático? ¿Y qué sería lo democrático? ¿Que el que sacó el 16 por ciento le diga lo que tiene que hacer al que sacó el 54?”.
De vuelta a las perspectivas electorales, advirtió que “hay sectores con los que no es posible ningún acuerdo porque si no te cagan a la entrada es a la salida. Después, hay mucho que es discutible, conversable”.
Asimismo, aclaró, sobre los integrantes de La Cámpora, que “nosotros a los pibes no les vamos a decir que no se puede. Los pibes ya se despertaron. Esa porción de la Argentina, después de 2015, va a seguir exigiendo”.
Sobre las últimas elecciones, aseguró que “lo que pasó estaba dentro de nuestras expectativas” ya que de las de mediano plazo “las únicas que ganamos fueron las de 2005, cuando Cristina fue candidata en la provincia de Buenos Aires”.
“En líneas generales, todo lo que fue furiosamente antikirchnerista no cuajó. Uno ve cómo termina (Francisco) De Narváez. En octubre el derrotado fue el odio, salvo el caso de (Elisa) Carrió, que representa a los sectores más recalcitrantes y conservadores de la Ciudad de Buenos Aires, donde se concentra la mayor parte del odio y del poder mediático”, analizó. Al respecto, abundó que “como perdió el odio, esos sectores hoy apoyan a (Sergio) Massa, que es confuso. La propuesta de Massa es esa, la confusión, un tipo que estuvo dentro del proyecto, que fue fronterizo, que en 2011 acompañó a Cristina muy contento”.
Sobre ello, advirtió que “los poderes de siempre buscaron que los representara alguien más tamizado que los candidatos puramente odiadores, y Massa se dejó usar en ese sentido, pero va a tener que cuidarse, porque cuando te usan esos sectores, si no respondés fielmente a lo que te piden, de la misma manera que te impulsan te desechan”.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*