Inicio » Nacionales » José Luis Gioja: “Después del accidente volví a nacer, pero soy el mismo”
Yatasto

José Luis Gioja: “Después del accidente volví a nacer, pero soy el mismo”

“Me dicen los médicos que si se demoraba media hora más mi llegada del valle a San Juan, otra hubiese sido la historia, porque estaba muy golpeado adentro”. Pese a la crudeza del relato, a José Luis Gioja se lo escucha con una lucidez envidiable en cada palabra que enuncia. Eso, por sí solo, no es poco: hace casi cuatro meses salvó su vida pero sufrió lo que nadie querría sufrir nunca en ella. El gobernador de San Juan, que en octubre pasado padeció un grave accidente con un helicóptero en el que murió la diputada nacional Margarita Ferrá de Bartol, está por sobre todas las cosas agradecido a Dios por su excelente recuperación.

En una entrevista exclusiva con El Tribuno, el mandatario contó que recién el último mes de internación comenzó a estar informado sobre lo que pasaba en el país y se mostró orgulloso por internarse en un “hospital público” de su provincia. “Por supuesto que no estoy recuperado al cien por cien. Estoy haciendo mucha rehabilitación y eso trae consecuencias, ya que aparecen dolores”, aseguró el dirigente justicialista. Gioja no cambió nada, tal como él mismo lo afirma durante la nota: sigue siendo un animal político de raza. Respaldó todas las últimas medidas económicas del Gobierno y admitió que “es probable que sea temprano” para lanzar candidaturas de cara a 2015, al ser consultado sobre las públicas postulaciones de Daniel Scioli, Sergio Urribarri, Florencio Randazzo y Juan Manuel Urtubey. “Me parece que el ajuste no lo tienen que pagar los más débiles”, sentenció.
¿Siente que volvió a nacer?
Se lo contesto así: tengo dos cumpleaños, el 4 de diciembre -el día en que nací-, y el 11 de octubre -el día del accidente-. La verdad es que la conclusión de todo esto es que Dios existe y Dios nos ayuda cuando le pedimos, y cuando lo ayudamos a él a que nos ayude. Así que creo que (el accidente) fue un hecho excepcional, porque incluso a mí me despide la máquina: yo no me había puesto el cinturón. Yo aparezco afuera del helicóptero, ¿se imagina los golpes adentro y el golpe de haberme despedido de la máquina hacia afuera? Y después todo lo que pasó ocurrió prácticamente al minuto que tenía que pasar. Me dicen los médicos ahora que si se demoraba media hora más mi llegada del valle a San Juan, otra hubiese sido la historia, porque estaba muy golpeado adentro, en toda la zona del abdomen y demás. He vuelto a nacer pero soy el mismo, tengo las mismas ganas o tal vez más ganas. La cabeza, como le dije a los sanjuaninos, funciona a mil pensando en qué cosas podemos hacer para que nos vaya bien a todos. Con los sueños y las ganas de siempre, y tal vez más que antes.
¿Cómo avanza su recuperación?
Por supuesto que no estoy recuperado al cien por cien. Estoy haciendo mucha rehabilitación y eso trae consecuencias, ya que aparecen dolores. Pero bueno, estamos trabajando, y el hecho de trabajar es un buen bálsamo para terminar de curarme.
¿Qué recuerdos tiene de su internación?
A mí me pasó una cosa muy curiosa, de los casi dos meses que estuve internado en San Juan en el hospital público, donde estuve muy bien atendido, no tengo recuerdos. No me acuerdo prácticamente de nada, me acuerdo de la llegada al hospital nada más. No me acuerdo tampoco de la llegada a Buenos Aires. Terminé mi recuperación en el (hospital) Italiano en Buenos Aires por una cuestión práctica, nada más. Allí también fui muy bien atendido.
¿En qué momento empezó a leer los diarios y a estar al tanto de la situación del país?
Te diría que durante el último mes. Cuando estuve en el Italiano los primeros días no, pero después ya estaba mejor y pude encontrar un Ipad y un celular y ya manejábamos algunas cosas.
¿Qué sintió cuando vio que el Gobierno había devaluado tanto el peso?
Sentí que era un hecho que se venía pidiendo. Los que somos del interior y tenemos economías regionales veníamos reclamando por la competitividad de las economías regionales. Y me parece que lo que se quiere es que el que produzca tenga rentabilidad. Estoy de acuerdo con las medidas tomadas.
¿No piensa que hasta ahora la inflación se comió parte de los beneficios de la devaluación?
Lo que yo creo es que tenemos que ponernos serios todos. No puede ser que en una misma cuadra haya dos negocios y el mismo producto en uno valga cien y en otro doscientos. Algo está pasando que es externo al funcionamiento del Gobierno y sus instituciones. Hay que ir poniendo las cosas en su lugar. Creo que hace falta producir más, que haya más oferta y ganar más así, y no ganar restringiendo la oferta para que los productos valgan más.
Estos mismos empresarios son los mismos que en otros momentos del país no aumentaron los precios, ¿por qué cree que lo hacen ahora?
Yo creo que van a ir normalizándose: muchos van a ir volviendo a su lugar. Hay productos nuestros en los que el dólar no tiene nada que ver y sin embargo intentaron tocarlos. De a poco vamos a ir volviendo a la normalidad. Yo soy optimista, yo creo que se ha tomado el toro por las astas y creo que se está haciendo todo el esfuerzo que hay que hacer para mostrarnos como un país serio, como un país que quiere y necesita de la inversión externa para que venga no en condiciones leoninas, sino en condiciones normales a trabajar a la Argentina. Me parece que el ajuste -que no es ajuste- no lo tiene que pagar el más débil o el más vulnerable, sino que tiene que ser una cosa absolutamente equitativa. Lo que tenemos que cuidar por sobre todas las cosas son las fuentes de trabajo y la producción, para que los puestos de empleo sigan existiendo.
Los Precios Cuidados se transformaron en la principal arma del Gobierno para bajar la inflación, ¿no considera que esa medida es escasa para solucionar un problema tan complejo?
Bueno, pero son una ayuda. Ayudan y sirven, y además son indicativos para el resto de los productos que se consumen a diario. Me parece que se están respetando, habrá excepciones, pero la misma gente va a ir poniendo las cosas en su lugar.
Muchos dicen que no hay confianza en el Gobierno y que por eso se está agudizando la crisis, ¿coincide con ellos?
No, no. Yo creo que eso es producto de campañas que se fomentan y que todos los días tratan de incentivar, que tienen que ver con declaraciones de algunos de que hay que irse. Creo que eso es conspirar contra la democracia. Yo creo que hay un gobierno elegido por la gente que tiene un período por delante y que la Presidenta va a terminar muy bien de gobernar, y lo mejor que podemos hacer quienes tenemos responsabilidades públicas -obviamente yo soy oficialista- es tratar de que la Presidenta termine de la mejor manera posible.
EL HELICOPTERO EN EL QUE VIAJABA EL GOBERNADOR GIOJA
AYO EL 11 DE OCTUBRE DEL AÑO PASADO, EN VALLE FERTIL.
Como Ud. dice, es su postura oficialista…
Hacer oposición no es tirar piedras todos los días, se necesita alguna propuesta de vez en cuando para ver como es. Yo la verdad que escucho protestas y no escucho propuestas. Me parece que las cosas van a empezar a ordenarse y creo que esta especie de temblor financiero está pasando y vamos ganando en normalidad. Obviamente hay situaciones que han pasado en el país y en el mundo que pueden haber influido, pero yo la veo a la Presidenta con todas las ganas de culminar su mandato y conducir este tiempo no fácil de la Argentina. Todos los que pretendan gobernar la Argentina, lo que más les conviene es que la Presidenta termine de la mejor forma. En eso vamos a pechar todos, por lo menos los que nos sentimos identificados con este proyecto.
En el oficialismo, Scioli, Urribarri, Randazzo y Urtubey ya avisaron que quieren ser candidatos a presidente en 2015 ¿No es muy apresurado hablar de eso a principios de 2014?
Es probable que sea temprano, pero a mí me encanta. El peronismo es una cantera de producir muy buenos dirigentes y creo que todos tienen posibilidades. Sin embargo, también soy partidario de lograr un gran acuerdo en el Frente para la Victoria para que el peronismo encabece ese frente, más los partidos que adhieren. Lograr un acuerdo me parece muy difícil, y si ese acuerdo no existe están las PASO, ese instrumento fenomenal que la oposición usó muy bien en las elecciones pasadas y tal vez también la use bien en la que viene. Ahí si no hay acuerdo la gente es la que decide, y creo que eso es lo más democrático que puede pasar.
Usted respalda a Scioli en la interna, ¿no?
No, yo lo que digo es que Scioli es uno de los hombres representativos que tiene el peronismo. No lo respaldo ni dejo de respaldarlo, y creo que todos tienen capacidad y chances para poder ser candidatos. De lo que estoy seguro es que este movimiento nacional, el Frente para la Victoria, cuya cabeza principal es el justicialismo, tiene que hacer mejor papel en 2015 y tiene que seguir gobernando la Argentina.
Se percibe un ánimo social más negativo que otros años, ¿imagina un peronismo no tan kirchnerista en 2015?
Creo que hay un proyecto político que tiene médula y que tiene eje que son concretos, que tienen que ver con lo que el justicialismo siempre bregó. Me refiero a la pelea por la inclusión social, la justicia social, el desarrollo económico de la Argentina, la defensa de la industria nacional, la defensa del campo. Esas cosas centrales sin duda tienen que quedar. Obviamente que cada precandidato tendrá miradas distintas en algunas cuestiones, pero que no hacen al fondo de la cosa.
¿Qué opinión le merece toda la polémica que se armó entre Marcelo Tinelli y el Gobierno por el “Fútbol para todos”?

La verdad es que no lo seguí de cerca eso, y no lo digo para evadir la respuesta. De todas maneras, lo que yo reivindico es que exista el “Fútbol para todos” y que podamos ver todos los partidos de los torneos nacionales y podamos ver el próximo Mundial también, en el que esperemos que a Argentina le vaya bien.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*