Inicio » Policiales » Juan Barattero: “Me robaron el auto en la puerta de la comisaría”

Juan Barattero: “Me robaron el auto en la puerta de la comisaría”

El damnificado contó que un policía le aseguró que los ladrones ya se llevaron más de 30 vehículos en 2013. Yatasto

El damnificado contó que un policía le aseguró que los ladrones ya se llevaron más de 30 vehículos en 2013. Yatasto

Juan Barattero, de 58 años, denunció el robo de su automóvil en la puerta de la comisaría de Cerrillos, el fin de semana pasado.
“El viernes, aproximadamente a las 23, dejé mi Fiat Regatta bordó, patente UPK 124, en la plaza principal de la localidad frente a la Policía y cuando lo fui a buscar, el sábado a las 9, ya no estaba”.
“Justamente lo estacioné frente a la seccional por seguridad, porque hace un tiempo me robaron la batería y nafta. Cerrillos es tierra de nadie”.
El hombre dijo que minutos después de descubrir que su coche ya no estaba en el lugar donde lo había dejado horas atrás, decidió recurrir a la Policía y los efectivos le dijeron que no sabían nada de lo ocurrido y que debía preguntar en la Dirección de Tránsito de la localidad por la situación del coche.
“Ellos -por los agentes de tránsito-, no tenían ni idea, si ni grúa tienen. Después de denunciar el hecho, intervino la Brigada de Investigaciones que hasta el momento no sabe nada al respecto”, dijo.
Al ser consultado por las condiciones en las que se encontraba el Fiat Regatta, Barattero dijo que “estaba perfectamente bien. Funcionaban todas las puertas y no tenía ningún vidrio roto”, por lo que sospecha que tuvieron que forzar una de las cerraduras o hacer estallar uno de los vidrios para luego arrancar y llevarse el rodado.
“Más de 30 vehículos”
Tras denunciar el robo, la víctima le comentó a este matutino que un policía le dijo que ya hay más de 30 denuncias registradas por vehículos robados.
“Hace poco menos de un mes se llevaron una camioneta y apareció días después abandonada en el barrio 2 de Abril. Es increíble lo que pasa en Cerrillos. Yo hace un mes que vivo en la localidad y me arrepiento de haber ido para allá. ¿Cómo puede ser que yo conozca cuatro desarmaderos de autos y la Policía ninguno?”, se preguntó.
“Soy vendedor y ese automóvil, que me costó mucho sacrificio, era la única herramienta de trabajo que tenía y ahora ya no tengo medio para trasladarme. Ni los efectivos de la comisaría ni los de la Brigada de Investigaciones tienen mayores novedades. Mi único medio es hablar con la prensa porque ya no sé qué hacer.
Hoy (por ayer) pasé por la seccional. Estuve más de 10 minutos esperando que me atiendan hasta que llegó un cabo. Le dije que si yo hubiese sido ladrón me podría haber llevado armas, uniformes y otros elementos porque en la Guardia no había nadie”, relató.
“¿Cómo voy a pretender que cuiden mi automóvil si ni cuidan la comisaría de Cerrillos?”, se preguntó irónicamente.
“Después que sufrí el primer robo, fui a la seccional y les avisé que todas las noches iba a dejar el automóvil en la plaza por temor a nuevos robos. Ese mismo día me hicieron firmar una serie de papeles, pero de nada sirvió. En Cerrillos todos se conocen y los vecinos saben quiénes venden drogas, también quiénes son los ladrones y quiénes andan en vehículos robados y sin carné. Cualquiera puede conseguir una motocicleta robada por 1.000 pesos”, dijo el damnificado a diario El Tribuno.

En la Fiscalía Penal
Si bien la denuncia fue radicada en la seccional de Cerrillos y en el caso tomó intervención la Brigada de Investigaciones de la zona, la causa está a cargo de la Fiscalía Penal de esa localidad, cuyo titular es Federico Gabriel Portal, quien también se encuentra a cargo de otras causas de relevancia como la extraña muerte de Marcos Ortega, el joven de 25 años que falleció tras caer en la circunvalación sureste antes de llegar al acceso a Cerrillos, a principios de junio pasado.
Con respecto a la situación de Barattero, el hombre agregó: “Ya no sé que más hacer, solo espero que quienes estén a cargo del caso me den soluciones y que mi auto aparezca en las condiciones que lo dejé al estacionar frente a la Policía”.