Inicio » Destacado » Julio De Vido se entregó en Comodoro Py y quedó detenido

Julio De Vido se entregó en Comodoro Py y quedó detenido

No hubo descorche de champagne como le sugirió Julio De Vido a Elisa Carrió. Pero en la Casa Rosada se vivió con mucha euforia la decisión judicial de detener al ministro de Planificación de Cristina Kirchner. El Gobierno no hablará públicamente del tema y muchos funcionarios se contuvieron de enviar tuits. La orden de Mauricio Macri fue que haya silencio, que no se imponga la provocación y que sea el Congreso primero y la justicia luego la que actúen en el caso De Vido.
No obstante, en la mayoría de los despachos de la Casa Rosada se siguió por TV la entrega y detención del ex ministro kirchnerista. El Presidente siguió el show mediático de la detención desde la residencia de Olivos, donde se sumaron por la tarde algunos funcionarios que esta noche compartirán el partido de fútbol semanal con el jefe de Estado. Rodeaban a Macri unos pocos allegados y su mujer Juliana Awada.
“La detención de De Vido es una muy buena señal porque muestra claramente que se acabó la impunidad en la Argentina”, expresó un ministro que dialogó con Macri en la mañana durante la exposición de los diputados que aprobaron el desafuero del ex ministro kirchnerista. No fueron muchos los que compartieron con el jefe de Estado las impresiones de la entrega de De Vido a la justicia y el previo desafuero en Diputados. La mayoría le envió mensajes de texto por celular.
El presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, fue informando a la Casa Rosada por cada paso de lo que sucedía en la Cámara baja con el desafuero del ex ministro. La secretaria de la Jefatura de Gabinete, encargada del enlace con el Congreso, Paula Bertol, expresó abiertamente a Infobae: “Este fue un punto de inflexión para la Cámara de Diputados donde también llegó el cambio”. A la vez, la ex diputada de PRO reflejó que “todas las instituciones comienzan a entender que esto no era un maquillaje sino un cambio profundo”. En este sentido, Bertol destacó que la Justicia “está actuando en tiempo y espacio como debió ser siempre. Juzgando al poder y funcionando sin ataduras”.
Las que festejaron, aunque no con champagne, fueron la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y la titular de la Oficina Anticoprrupción, Laura Alonso. Ambas se intercambiaron mensajes en WhatsApp. Sucede que tanto Bullrich como Alonso, y el senador Federico Pinedo, fueron los que impulsaron hace unos años la denuncia contra De Vido sobre irregularidades y defraudación al Estado en 264 millones de pesos tras la firma de convenios entre Yacimientos Carboníferos de Río Turbio. Fuentes cercanas a Alonso y Bullrich dijeron a Infobae que en el Gobierno calificaron de “histórico” el hecho de que un emblema del gobierno kirchnerista vaya a la cárcel.
No hubo reuniones concretas para analizar el tema y tampoco habrá un comunicado oficial. Es probable que hablen más tarde el jefe de Gabinete o el ministro de Justicia. Pero la intención de Macri es que sea la Justicia y el Congreso los que hoy hablen. No habrá espacio en la Casa Rosada para la provocación. Creen que esta táctica forma parte de un pasado que no quieren volver.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*