Inicio » Nacionales » Justicia uruguaya ordenó congelar cuentas bancarias de Vandenbroele

Justicia uruguaya ordenó congelar cuentas bancarias de Vandenbroele

Yatasto

Yatasto

La Justicia del Uruguay ordenó al Banco Central de ese país congelar las cuentas bancarias de la empresa Dusbel, sociedad anónima propiedad de Alejandro Vandenbruele, amigo y supuesto testaferro del vicepresidente argentino Amado Boudou, investigado por presunto lavado de dinero. A pedido del fiscal Juan Gómez, el juez Néstor Valetti exigió el embargo de los activos de la compañía que Vandenbruele tiene en Uruguay, al tiempo que envió un exhorto a la Argentina para notificarlo y que sea citado a declarar allí en calidad de indagado.

Según consta en la investigación Dusbel inyectó dinero a The Old Fund, la sociedad que controla a la Compañía de Valores Sudamericana (ex Ciccone), estatizada por decreto presidencial el 7 de agosto de 2012. El Banco Central del Uruguay denunció el año pasado en la Justicia movimientos sospechosos de lavado de dinero en las cuentas bancarias de Dusbel. Es por eso que el juez Valetti inició la investigación y el mes pasado dispuso congelar las cuentas de esta sociedad anónima, informó el diario uruguayo El Observador.

La Justicia localo respaldó ayer la investigación penal contra el vicepresidente a cargo del Poder Ejecutivo, Amado Boudou, en la denominada “causa Ciccone”, donde el hoy responsable del Ejecutivo está imputado de negociaciones incompatibles con la función publica y enriquecimiento ilícito. Es que la Cámara Federal de Casación Penal avaló la declaración de Laura Muñoz, ex esposa del empresario Alejandro Vandenbroele, quien se hizo cargo de la quebrada compañía Ciccone y consiguió un ventajoso plan de pagos en la AFIP para levantar la firma.

En medio de un divorcio complicado, Muñoz dijo a la prensa que su marido le había confiado ser el “testaferro de Boudou”, y se abrió una investigación que salpica al vicepresidente, a un íntimo amigo suyo, José María Núñez Carmona, y a Vandenbroele. Si bien hay pruebas independientes, Vandenbroele fue a la Justicia para impugnar el testimonio de su ex mujer en base a que el vínculo que los unía le impedía declarar en su contra. Según el Código Procesal Penal, la denuncia de una esposa -aún como cuando en el caso ya no conviviera- por episodios que hubiera conocido durante la relación, no puede ser receptada como disparador de una causa judicial en su contra. Pero tanto el juez como la Cámara Federal, primero, y ahora el máximo tribunal penal, rechazaron los planteos de Vandenbroele sobre la nulidad de los dichos de Muñoz y también del allanamiento del domicilio de la mujer en la localidad mendocina de Chacras de Coria, donde se secuestraron pruebas.

Así, Casación avaló la continuidad de todo lo investigado hasta ahora y despejó el camino para que el juez federal Ariel Lijo avance en la causa en la que deberán ser citados a declarar los implicados, indicaron fuentes judiciales. Se trata del expediente donde se investigan supuestas irregularidades en el traspaso de la ex Ciccone Calcográfica, en proceso de quiebra y luego reestatizada. Boudou es investigado por enriquecimiento ilícito y negociaciones incompatibles con la función pública por sospecharse que, cuando era ministro de Economía, intercedió ante organismos estatales y tributarios para que la empresa The Old Fund, a nombre del monotributista Vandenbroele, accediera al control de Ciccone con ventajosas medidas para la quiebra.