Inicio » Deportes » Juventud Antoniana perdió y jugará la Reválida
Viola Figura. Atajó un penal y tuvo atajadas claves. Yatasto es Deportes

Juventud Antoniana perdió y jugará la Reválida

Juventud Antoniana sigue defraudando en el campeonato. Perdió en Gualeguaychú no solo un partido, por 1 a 0 ante Juventud Unida, sino también la posibilidad de pelear por el primer ascenso. Ahora acompañará a Central Norte y a Gimnasia y Tiro a jugar la reválida, que tiene el segundo ascenso como premio mayor. Aunque el santo hoy está muy lejos de poder pelear por algo semejante: sigue fallando con un técnico que ya demostró que no está a la altura de las circunstancias y se equivoca en el armado del equipo, aunque ayer los jugadores también tuvieron un alto grado de responsabilidad.
Juventud no tuvo profundidad y no generó ni una sola jugada de gol en el primer tiempo. Estaba obligado a ganar y salir a buscar el partido, pero ni los jugadores ni el entrenador se dieron cuenta.
El santo apostó a las corridas del solitario Hugo Prieto, quien jugó demasiado aislado del resto. Litre se dejó absorber por la marca y rápidamente desapareció del juego; Alan Sánchez volvió a jugar retrasado; Rubén Molina no aportó sus desbordes y Matías Fernández hizo lo que pudo en el costado izquierdo.
Juventud Unida comenzó a notar las flaquezas de su rival y pisó el acelerador. Juan Weissen se hizo lugar en la zona de Aybar y sacó un remate que terminó elevándose por encima del travesaño. Todo un anticipo de lo que venía: agarrón de Palacio a un delantero del equipo local que terminó en penal. Ezequiel Viola, lo mejor de Juventud, desvió el remate desde los doce pasos (de Weissen) y le daba al santo una nueva oportunidad, pero sin embargo Wernly no falló y de cabeza la mando al fondo de la red.
A partir del gol el local se acomodó en la cancha y comenzó a manejar la pelota en todo el campo. Y pudo haber marcado el segundo con un remate de Pereyra (volvió a filtrarse por el costado de Aybar) que Hernán Fernández sacó casi en la línea.
Marcos Litre, con una mediavuelta, se perdió el empate en el arranque del segundo tiempo; después Cárdenas mandó un tiro libre que Rébora despejó con lo justo ante la llegada de Rodrigo Sánchez (ingresó por Molina), pero Juventud no fue más que esa tímida reacción y tuvo que apoyarse en su arquero Viola para evitar una goleada: sobre el final apareció dos veces para salvar su arco. El equipo santo perdió hasta la seguridad que supo tener en su defensa y parece no responderle a su técnico.
EZEQUIEL VIOLA SALVO AL SANTO EN VARIOS PARTIDOS, TAMBIEN EN GUALEGUAYCH
Ezequiel Viola (7): Lo mejor de un equipo desorientado en el torneo. Atajó un penal y dos bombazos. Salvó al equipo de una goleada.
Maximiliano Aybar (4): Por su sector el rival encontró fácil llegada a Viola en el primer tiempo. Mejoró apenas en el complemento.
Rodrigo Palacio (6): Lo más firme en la defensa. Cortó varios avances peligrosos del rival.
Hernán Fernández (5): De regular desempeño. Marcó bien a Cabral.
Juan Pablo Cárdenas (5): Alternó buenas y malas en la marca. Trató de empujar al equipo.
Rubén Molina (4): Tuvo poco contacto con el balón y desbordó una sola vez. Jugó retrasado.
Oscar Domínguez (5): Se contagió de la irregularidad del resto.
Alan Sánchez (4): Intrascendente y de muy floja tarea en el primer tiempo. Cuando comenzó a tomar contacto con el balón el DT lo sacó. Sigue en deuda.
Matías Fernández (6): Se esmeró mucho para marcar. Su actitud y entrega lo sacaron de la mediocridad generalizada.
Hugo Prieto (5): Se corrió todo en el arranque del partido pero quedó siempre alejado del resto del equipo. Por momentos fue previsible con sus enganches.
Marcos Litre (4): Casi no tocó la pelota en el primer tiempo y desperdició una gran chance en el segundo. Estaba para salir pero el DT lo dejó en la cancha.
Rodrigo Sánchez (4): Jugó sólo en el segundo tiempo y acusó su inactividad. Perdió la confianza de todo goleador.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*