Inicio » Deportes » Argentino A » Juventud cayó en Salta 3 a 1 ante Chaco For Ever
Yatasto

Juventud cayó en Salta 3 a 1 ante Chaco For Ever

Duro cachetazo al santo. Ni el más pesimista hincha antoniano se esperó tanto desacierto. Y qué lejos quedó el triunfo del clásico ante el cuervo. Juventud volvió a defraudar anoche en el Martearena, ante uno de los peores equipos de la zona y del campeonato. Perdió 3 a 1 ante Chaco For Ever y, encima, ahora no va a faltar quien diga que no quiso darle una mano a Central Norte, aunque tampoco tenía por qué hacerlo. En fin, quedará para la polémica.
En los primeros minutos del partido el santo tomó la iniciativa pero no fue profundo. Todo lo contrario de Chaco For Ever. En su primera llegada, a los 8′, apareció Aldo Visconti y fusiló a Viola para decretar el primero de los chaqueños.
Con la ventaja, el elenco visitante empezó a manejar el juego. Pero el santo trató de emparejar mediante la pelota parada. Estuvo cerca Ezequiel Palacio pero su cabezazo raspó el travesaño, luego se lo perdió Matías Fernández con otro cabezazo.
Se le hacía cuesta arriba a Juventud pero a los 39′ Hernán Fernández capturó un rebote en el aréa chica de Chaco y decretó el empate.
En el complemento, en la primera jugada de peligro Pedro Brítez mandó un centro pasado y el árbitro cobró penal para los chaqueños por una supuesta mano de Matías Fernández. El mismo Brítez ejecutó la pena máxima y volvió a poner en ventaje al equipo chaqueño. Con ventaja numérica, For Ever aprovechó los espacios y tuvo varias chances para liquidar el partido. Juventud jugó con desesperación y se equivocó siempre a la hora de atacar. Esto lo aprovechó muy bien la visita, ya que a los 33′ el ingresado Nicolás Silva se escapó por la banda izquierda remató, Viola dio rebote y el mismo Silva mandó el centro para que Visconti liquide el pleito con un cabezazo a contrapierna del arquero.
Sin ideas, los minutos se fueron consumiendo y Juventud solo esperó el pitazo final para sumar una nueva frustración.
Explotaron de furia contra Laspada
Luego del tercer tanto de Chaco For Ever, la bronca de los hinchas antonianos aumentó y el Martearena se terminó convirtiendo en una caldera. En la platea, los simpatizantes del santo apuntaron contra el técnico Mauro Laspada (el entrenador ya perdió la inmunidad que tenía en un principio y los cuestionamientos recrudecen fecha tras fecha, pese al respaldo que aún sigue tendiendo del interventor Fredy Mocchi) y le endilgaron la responsabilidad por la derrota. Cabe recordar que el mismo Laspada  en el clásico con Central Norte, le gritó uno de los goles a un hincha apostado detrás del banco de suplentes, que sienpre le reprochaba.

Y mientras el puñado de plateístas insultaba a viva voz al técnico; en la popular sur, los hinchas se trenzaron a golpes de puño, brindando otro episodio vergonzoso para el fútbol nuestro de cada día. La cosa no pasó a mayores y todo fue sofocado por los mismos seguidores de Juventud, que intercedieron para neutralizar la escaramuza.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*