Inicio » Destacado » Juzgarán por mala praxis a los médicos que actuaron en el caso de Luciano Martínez
Yatasto

Juzgarán por mala praxis a los médicos que actuaron en el caso de Luciano Martínez

Los médicos José Ignacio Muela, Walter Pereyra, Alberto Aleman, Federico Chuchuy y Marcelo Sandoval, todos del Hospital Materno Infantil, irán a juicio por la muerte del niño de 7 años de Isonza.

El pedido de juicio para estos médicos había sido elevado por la fiscal penal 4, Gabriela González, en agosto del año pasado. Sin embargo, el caso no pudo ser elevado al Tribunal de Juicio debido a una apelación planteada por la defensa del médico Alemán, representado en el proceso por el estudio jurídico Horacio Aguilar y Asociados.

En su planteo, la defensa de Aleman intentó poner en duda la calificación penal impuesta por la fiscalía, como así también, generar dudas en las pericias médicas que se hicieron en torno a este complejo caso. Sin embargo, los jueces de la Sala II del Tribunal de Impugnación, integrado por Edgardo Albarracin, Adolfo Figueroa y Enrique Granata, rechazaron ésta apelación y confirmaron el requerimiento de juicio de la fiscalía.

Juicio oral y público

Tras este fallo que confirmó la imputación de los cinco médicos, el expediente fue girado a la Sala V del Tribunal de Juicio, donde ahora se llevan adelante los trámites de rigor para que el juicio oral y público de éstos profesionales por el delito de homicidio culposo, se realice en el curso de este año.

La muerte de Martínez, quien se había golpeado al pisarse los cordones de sus zapatillas cuando jugaba en un recreo en la escuela albergue de Isonza, causó una gran conmoción por la desatención que evidenciaron los médicos acusados una vez que el chico llegó derivado de urgencia del hospital de Cachi, el 29 de junio de 2012.

En su requerimiento de juicio, la fiscal González concluyó que “de todos los elementos colectados a lo largo de la investigación, surge que la muerte del menor Luciano Martínez fue el resultado de la mala praxis médica, producida por una serie de omisiones, negligencias y retrasos por parte de los médicos que lo atendieron en el Hospital Materno Infantil”.

Asimismo, la fiscalía resaltó que la actuación negligente de los médicos imputados, le restaron “posibilidades y chances de sobrevida” a Luciano. También hizo notar la ausencia de un “diagnóstico en tiempo oportuno, lo cual hubiera ocurrido si se realizaba la tomografía que se imponía como necesaria dado los síntomas que evidenciaba el menor”.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*