Inicio » Sin categoría » La chica asesinada cerca del peaje tenía 16 años y era mamá
Yatasto

La chica asesinada cerca del peaje tenía 16 años y era mamá

Finalmente, luego de permanecer cuatro días en la morgue del hospital San Bernardo, familiares de una joven víctima de un brutal femicidio reconocieron el cuerpo y dieron pie al segundo paso del caso: su esclarecimiento. Con esta triste noticia, los salteños sienten cada vez con más fuerza que la inseguridad es un dato de realidad. Paola AlejanRodríguez fue hallada estrangulada el lunes pasado en el kilómetro 1.581, cerca del peaje de Aunor, a pocos metros de la autopista. A a la chica de 16 años la estrangularon y arrojaron el cuerpo en el lugar envuelta en un plástico celeste. La Policía, sobrepasada por el caso, esperaba una respuesta del Registro Nacional de las Personas para saber de quién se trataba, sin embargo fue la propia familia quien puso fin al misterio sobre la identidad de la malograda mujer.
“El tiempo transcurrido sin saber quién era esa persona podría haber sido menor si la Justicia hubiera puesto a disposición de los medios una fotografía o un identikit de la víctima”, se quejó ayer, compungido, un familiar directo de Paola Alejandra. Su tía Gabriela, quien junto a Victoria, la madre de la víctima, reconocieron ayer el cadáver, expresó que se dio cuenta que “era ella porque el miércoles vi en El Tribuno la descripción que hicieron de su ropa y des us rasgos; yo la había visto salir así el domingo”, sostuvo. “Además, el dato que era mamá y tenía ropa interior multicolor hicieron el resto”, contó. Paola Alejandra Rodríguez vivía en la calle Ituzaingó 1.443, en el barrio San Antonio. Allí residía junto a su madre, sus tíos y sobrinos. Según sus familiares no tenía problemas con nadie. Era madre de una nena de siete meses que lleva su apellido. Sobre lo ocurrido con Paola, tanto la madre como sus tíos no quisieron aportar datos al respecto, con el argumento de que “la policía nos dijo que está bajo sumario y que no digamos nada”. El hermetismo por parte de la fuerza, la falta de tacto para manejar una situación tan delicada como el homicidio de una chica de 16 años mostró una vez más la ineficacia de los organismos oficiales.
“Nunca quisieron dar a conocer una imagen de la víctima y eso sembró incertidumbre, para qué, no sé”, dijo ayer su tía. Y agregó: “Cuando se fue el domingo la empezamos a buscar, primero en la casa de las amigas: entre lunes y martes llamamos a la comisaría del barrio Autódromo donde preguntamos por Paola, le dimos las características físicas y nos dijeron que no tenía nada que ver con la mujer hallada cerca del peaje”, expresó Gabriela.
Ante la falta de información y ante la sospecha que el cuerpo que yacía en la morgue podría ser de su sobrina, el miércoles Gabriela se terminó de convencer a través de la descripción aportada por nuestro matutino. “Inmediatamente le dije a Victoria, madre de Paola, que teníamos que ir a ver el cuerpo porque me di cuenta que era ella”, contó la tía. Previo a ello hicieron la denuncia en la comisaría segunda, y cuando llegaron a la morgue confirmaron sus peores sospechas. Con la falta de información fidedigna por parte de la fuerza y los compulsivos desaciertos -datos errónea como la posible edad y las características físicas- el caso pasó del plano penal al campo del misterio y la incertidumbre se apoderó de los salteños. No es la primera vez que la Policía desinforma a los medios y confunde a la opinión pública.
“Era un chica alegre y no tenía enemigos”
Compungida y sin saber por qué, Victoria Rodríguez, mamá de Paola Alejandra Rodríguez (16 años), vivió ayer el peor día de su vida. En horas de la mañana fue a la morgue del hospital San Bernardo. Allí, junto a Gabriela, tía de Paola, reconocieron el cuerpo de la adolescente a la que buscaban desde el domingo. “La tuve que traer (a Victoria) porque cuando vi en El Tribuno la descripción de la ropa que hicieron, me di cuenta que era ella”, expresó Gabriela, respecto al cuerpo que yacía en el nosocomio desde el lunes pasado, encontrado a 6 kilómetros de Aunor.
La madre de Paola Rodríguez sostuvo que se trataba de una chica “alegre, que no era enemiga de nadie y tampoco los tenía”. Su hija dejó a una beba de siete meses, “está en Sala Cuna y tiene su apellido”, además del dolor de toda una familia. Paola vivía en la casa de su madre, junto a sus tías, en la calle Ituzaingó 1443, en barrio San Antonio.
Ni bien se fue el domingo, la familia, madre, tíos y primos salieron a buscarla por los lugares que solía frecuentar. No era la primera vez que desaparecía de la casa, sin embargo, su madre todavía no sabe por qué la decisión de irse sin decir nada. “No la veíamos deprimida ni rara como para pensar nada malo. Por lo general solía avisar por mensaje de texto dónde estaba y cuándo iba a volver”, sostuvo Victoria. La mujer contó que Paola estaba estudiando para terminar la primaria, y que su objetivo era terminar la secundaria.
EL HALLAZGO
El lunes trabajadores que iban a la finca El Molino encontraron el cadáver tras divisar un brazo que salía de un envoltorio color celeste. El hallazgo fue a 6 km del peaje de Aunor, cerca de las 9.30. Según peritos, la chica habría sido asesinada entre las 7 y 8.3
LA VESTIMENTA
El cuerpo de la muchacha apareció en el kilómetro 1581. Tenía una calza negra, zapatillas de lona y semidesnuda en su parte superior. Vestía una remera roja y una campera azul. En el cuello presentaba huellas de haber sido estrangulada
CON INCERTIDUMBRE
El miércoles empezaba a agigantarse el misterio, la falta de información fidedigna creaban una incertidumbre innecesaria. Fue justamente esa jornada en que la tía de Paola, Gabriela, confirmó a través de El Tribuno que el cuerpo era el de su sobrina.
LA CONFIRMACION
Después de los datos erróneos, respecto a la edad y las características físicas de la mujer, ayer la Policía confirmó cerca del mediodía la identidad. Hasta ese momento la familia tenía la certeza de que se trataba de Paola Alejandra Rodríguez.
SIN DETENIDOS
Tras conocerse la identidad de la fallecida comenzó el trabajo para develar al autor del homicidio. Por el momento no hay detenidos. Anoche, en Ituzaingó 1443 eran velados los restos de Paola Rodríguez. Familiares y amigos acompañaban a su madre. (El Tribuno)

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*