Inicio » Locales » La dueña del hostal declarará por videoconferencia
El lunes 28 a las 10 declarará Rosa Gómez Mollet, ex propietaria del Hostal del Cerro, a través de videoconferencia.

La dueña del hostal declarará por videoconferencia

La Sala Segunda del Tribunal de Juicio, que lleva adelante el juicio por el doble homicidio de las turistas francesas Cassandre Bouvier y Houria Moumni, libró un exhorto al Tribunal competente en Madrid (España), a fin de solicitar su colaboración para que el lunes 28 de abril, a las 10, preste declaración testimonial Rosa Gómez Mollet, ex propietaria del Hostal del Cerro. El trámite se concretará a través del sistema de videoconferencia.
En esta causa están detenidos e imputados como presuntos coautores del delito de doble homicidio calificado criminis causa, con abuso sexual agravado y robo calificado en concurso real, Gustavo Orlando Lasi, Daniel Octavio Eduardo Vilte Laxi y Santos Clemente Vera. En tanto que Omar Darío Ramos y Antonio Eduardo Sandoval están imputados por el delito de encubrimiento calificado.
La Sala Segunda del Tribunal de Juicio está integrada por Ángel Amadeo Longarte (presidente), Bernardo Ruiz (vocal) y Carlos Héctor Pucheta (vocal). Los cuerpos de las turistas Cassandre Bouvier y Houria Moumni fueron hallados en el Mirador de la Quebrada de San Lorenzo, el 29 de julio de 2011.

La exnovia de Lasi admitió que éste le regaló otra cámara

A las 11.20 de ayer el Tribunal de Juicio convocó al recinto a María Fernanda Cañizares, la exnovia del principal imputado Gustavo Lasi. A ella le secuestraron una cámara de fotos y un teléfono celular de las turistas francesas Cassandre Bouvier y Houria Moumni. Sorpresivamente, la joven admitió que además de lo secuestrado, Lasi le había regalado una cámara fotográfica marca Sony, similar a la que Cassandre tenía aquel 15 de julio de 2011 cuando desapareció junto a su amiga en la reserva de la quebrada de San Lorenzo.
Cañizares entró en contradicciones al afirmar que su exnovio le hizo ese regalo unos dos o tres años antes del doble homicidio, cuando poco antes había comentado que estuvo de novia con el acusado alrededor de un año y medio. Al ser consultada por los objetos que pertenecían a las víctimas, Cañizares sostuvo que “Gustavo me regaló el celular marca Nokia porque el mío andaba mal”. Y agregó: “Me dijo que lo usara para que estemos conectados y que se lo había comprado a un compañero de trabajo por ciento cincuenta pesos”. Dijo que ella supuso que ese compañero era alguien de la Secretaría de Medio Ambiente, donde el acusado trabajaba en esa época.
Respecto a la cámara incautada, la mujer señaló que Lasi se la regaló dos o tres días después. “Una noche fuimos a encargar sanguches a lo de David y como se demoraban mucho volvimos a mi casa a esperar”, recordó. Dijo que minutos después, Gustavo se fue en su moto y volvió con la cámara de fotos. “Me contó que la había encontrado en una de las sillas de ese local y me pidió que la tenga y que la use”, aseguró Cañizares. Esto provocó el enojo del presidente del Tribunal, Angel Longarte, quien le recordó que en la instrucción declaró que Lasi le había pedido que intente vender la cámara.
“Me pidió que vaya a comprar un cargador a una casa de fotos y que de paso averigue el precio. Me dijeron que costaba alrededor de mil pesos, pero en ningún momento intenté venderla”, aclaró. En otro pasaje de su declaración, Cañizares manifestó que “yo le creo a Gustavo”, cuando antes había asegurado que sintió “una gran tristeza y una gran desilusión” al saber que el acusado le había mentido.
María Fernanda le aseguró al Tribunal que ella sabía que Gustavo Lasi tenía en su casa un rifle que era una herencia de su abuelo y cuando se enteró de los allanamientos en todas las casas de la zona en busca de pruebas, le comentó a su novio sobre la situación, pero éste la tranquilizó diciéndole que no se hiciera problema “porque mi papá ya le dio el arma a “Pajarito’ Ramos para que la guarde”. Antes de retirarse, Cañizares se mostró conmovida y pidió “que se sepa la verdad y que se haga Justicia porque esto me generó traumas que aún no lo puedo superar”.
“No creo que Fernanda crea en Gustavo Lasi. Yo creo que ella se pregunta ¿por qué le entregó los objetos de las víctimas?, expresó su abogado Santiago Pedroza, quien estuvo en la Sala de Grandes al momento del testimonio de la joven. Según el letrado “ella está muy traumada con lo que pasó, en su declaración demostró que fue espontánea”.
Cuatro testigos, en una hora
Como sucedió en jornadas anteriores a la decimoquinta audiencia del juicio por el doble crimen de las turistas francesas, los especialistas llamados como testigos no aportaron absolutamente nada.
En solo una hora, pasaron cuatro profesionales por el recinto y dijeron poco y nada con respecto a uno de los hechos de violencia más conmocionantes registrados en la provincia.
Primero fue el turno de la licenciada Gabriela D’Ascenzo, integrante del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), quien habló sobre la presencia de fosfatasa ácida prostática en ambos cuerpos y también comentó que, tras estudiar los cadáveres, las jóvenes no habrían ingerido alcohol antes de morir.
Luego, el ingeniero Héctor Paoli, del INTA, indicó las temperaturas que se registran en la zona donde las hallaron. Al respecto, el profesional dijo que en esa época, las temperaturas en San Lorenzo pueden haber sido menores a las de Vaqueros, que eran de 0.6 a 1 grado.
Minutos después, ingresó la médica Raquel López, del hospital San Bernardo, quien dijo no recordar su intervención en el hecho, pese a que le mostraron un informe presentado por ella.
Viviana Chávez, bioquímica de la Policía, solamente comentó que estudió la carabina marca Bataan y el arma calibre 22 corto que fueron secuestrados.
Con las declaraciones de ayer, fueron un total de 98 los testigos que pasaron por la Sala de Grandes Juicios. Hasta el momento, el único que se negó a testimoniar fue Walter Lasi.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*