Inicio » Destacado » La Iglesia pide más debate antes de reformar el Código Penal
Yatasto

La Iglesia pide más debate antes de reformar el Código Penal

En medio de tanto ruido político, la Iglesia católica sumó ayer su voz a la polémica desatada en torno a la reforma del Código Penal de la Nación, pero para pedir una mayor participación de distinto sectores sociales en el análisis previo a realizar cualquier modificación. El presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, monseñor Jorge Lozano, fue quien reclamó un debate “más amplio” antes de avanzar en la reforma al Código Penal y pidió que se tome en consideración la opinión de los “sectores sociales” y no sólo de los especialistas.
“No me animo a decir que tendría que realizarse un plebiscito, aunque sí creo que, además de la mirada política, tiene que haber una mayor participación de las distintas organizaciones sociales y de diversos credos para enriquecer la propuesta”, aseveró el religioso.
Monseñor Lozano consideró que la iniciativa, que abrió una fuerte polémica al trascender algunos de sus artículos, “afecta a la sociedad, así que debería ser debatida con gente vinculada a la Justicia, pero también a lo social”.
Lozano dijo que es “importante” que el servicio penitenciario “sirva para poder enmendar conductas y promover la inserción en la sociedad de quien delinquió”, y no sea sólo un lugar donde “simplemente se pasa el tiempo”.
El anteproyecto
La propuesta para reformar el Código Penal es el trabajo resultante de una comisión que estuvo coordinada por el juez de la Corte Suprema de Justicia Raúl Zaffaroni e integrada por miembros de distintos partidos políticos.
La fuerte y ruidosa polémica se desató esta semana cuando el exintendente de Tigre y líder del Frente Renovador, Sergio Massa, aseguró que el proyecto prevé disminuir la pena que hoy el Código establece para más de un centenar y medio de delitos. Desde el oficialismo y los integrantes de la comisión de reforma le salieron a responder.
Massa echó más leña al fuego cuando aseguró que las modificaciones del Código están pensadas más en los delincuentes que en la gente.
Zaffaroni, el radical Ricardo Gil Lavedra y el diputado macrista Federico Pinedo le salieron a contestar.
Ayer fue el turno de la Iglesia.
Preocupación
Monseñor Lozano se refirió, además, a la problemática social: “Lo que me preocupa es cuando salgo los domingos y veo que los chicos que salen de bailar están pasados de alcohol o drogas, con signos evidentes de estar mal”.
El titular de la Pastoral Social del Episcopado explicó también cuál es el aporte que realiza la Iglesia para ayudar a la gente que sufre problemas de adicción.
“Trabajamos en tres niveles: 1) educación y prevención; 2) con centros barriales y de derivación; 3) con denuncias de que esto tiene que ver con bandas del crimen organizado y el narcotráfico, para llamar la atención de la sociedad”, detalló el religioso.
Finalmente, Lozano destacó la labor del Gobierno en la inclusión social. “Hay avances significativos, muy positivos, como la asignación universal por hijo, el acceso a la jubilación, que es un aporte muy importante del Estado en lo que hace a la atención de los adultos mayores; y también el último programa que se anunció en febrero (Progresar), para los jóvenes que no tienen trabajo ni terminaron la secundaria”, dijo.
Acusan a Massa de “oportunista”
El Gobierno nacional salió ayer a defender el anteproyecto de reforma del Código Penal y apuntó contra el diputado y referente del Frente Renovador Sergio Massa, a quien acusó de “oportunista” y de incurrir en una “ignorancia supina”.
El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, tildó a Massa de ejercer “oportunismo” para “llevar agua a su molino” y advirtió que es de “ignorancia supina” querer convocar a una consulta popular en contra del anteproyecto de reforma del Código Penal, que impulsa el Gobierno.
En sintonía, el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, consideró necesaria la reforma al sostener que al Código “hay que aggiornarlo”, al tiempo que pidió a la Justicia que “aplique la ley” y reiteró que “pareciera que lo único que le importa son los derechos de los delincuentes”, en relación con las críticas que recibió el proyecto.
También en tono crítico contra el referente del Frente Renovador, el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, advirtió que muchos dirigentes “no solo deberían volver a leer, si leyeron alguna vez, sino ser más cuidadosos y no tan oportunistas”.
Además, acusó a Massa de estar “tratando de sacar tajada de una cuestión que debe ser de alta política”.
Gil Lavedra: “Hay expresiones absurdas”
El exdiputado de la UCR y miembro de la comisión que elaboró el anteproyecto de reforma del Código Penal, Ricardo Gil Lavedra, volvió a defender ayer la iniciativa y apuntó al Frente Renovador.
“Este anteproyecto plantea el cumplimiento de la pena y contará con un aparato estatal encargado de controlar la ejecución de esa pena por lo que hay expresiones políticas que son absurdas”, señaló Gil Lavedra.
El exlegislador aseguró que “en cualquier parte del mundo es muy complicado hacer una reforma del Código Penal”, pero en el país eso se mezcla con “un contexto de alta susceptibilidad por la inseguridad real”.
“Por otro lado, nos encontramos frente a un gobierno que inició el fin de ciclo, y nunca falta la demagogia oportunista que tienen los políticos”, indicó en relación con la iniciativa del Frente Renovador, que inició una campaña de recolección de firmas contra el proyecto a través de una página en internet.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*