Inicio » Destacado » La junta médica reveló que Ángeles Rawson sufrió un abuso sexual

La junta médica reveló que Ángeles Rawson sufrió un abuso sexual

Yatasto

Yatasto

Ángeles Rawson sufrió un ataque sexual pero su agresor no llegó a violarla y murió asfixiada en pocos minutos, estableció hoy la junta médica convocada por el juez Javier Ríos, quien quedó en condiciones de agravar la situación del portero Jorge Mangeri. Trascendió que la mayoría de los expertos validó la hipótesis del ataque sexual en base a 55 muestras obtenidas tras la exhumación del cadáver, sobre lesiones paragenitales y los muslos de la víctima, pese a que el cuerpo estaba muy deteriorado, teniendo en cuenta su traslado en un camión compactador y su hallazgo en un basural.

Las fuentes hicieron saber que la mayoría de los peritos convocados opinaron que no hubo penetración pero sí ataque sexual, tal como lo había planteado la querella. En ese sentido, se detalló que Ángeles murió como consecuencia de un “mecanismo mixto de estrangulamiento manual y sofocación”, cometido luego de una “agresión sexual” que dejó lesiones vitales, mientras que “las lesiones genitales que presentaba el cuerpo eran postmortem”. De ser así, Ríos quedó en condiciones de citar al portero (procesado por homicidio simple) por un delito más grave. A Mangeri podrían acusarlo de “homicidio criminis causa”, es decir haber dado muerte para ocultar un delito previo como el ataque sexual, y/o por la figura de femicidio. En tanto, los protagonistas legales de la causa se vieron cara a cara en audiencia en la Cámara del Crimen para resolver si se anulan pruebas claves de ADN que comprometen a Mangeri.

Es que la defensa insiste en pedir la nulidad de esos resultados por entender que las muestras se pudieron haber contaminado. Y los abogados Miguel Pierri y Marcelo Biondi intentaron convencer a los jueces de la Sala VI de la Cámara. Del otro lado, el abogado querellante Pablo Lanusse, junto al papá de Ángeles, reclamaron que las pruebas de ADN sigan en pie y volvieron a apuntar contra el portero. “Fue razonable encontrar ADN de Mangeri en las uñas de Angeles. Los arañazos del señor Mangeri en el lado izquierdo de su pierna, donde debió haber estado su pantalón, es una demostración categórica de que Ángeles Rawson arañó a su agresor para defenderse de un ataque”, sostuvo Lanusse.

Al término de la audiencia, el padre, Franklin Rawson, aseguró que no tiene “ninguna duda” de la culpabilidad de Mangeri, y tras señalar que es “respetuoso de los tiempos legales”, reclamó “la pena máxima que prevé la ley”. Ángeles (16) desapareció el 10 de junio pasado cuando regresaba de una clase de gimnasia a su casa, en Ravignani 2360 de Palermo. Su cuerpo apareció al día siguiente en el predio de la CEAMSE de José León Suárez. En un primer momento el forense que observó el cadáver habló de una violación pero la propia fiscal María Paula Asaro emitió un comunicado desmintiendo esa conclusión de acuerdo a lo que dijeron los forenses que hicieron la autopsia.

Y aunque las sospechas apuntaban a la familia de la víctima, el 15 de junio Mangeri quedó detenido por decir en medio de una testimonial: “Fui yo”. Las sospechas de la fiscal Asaro se confirmaron cuando los peritos encontraron bajo las uñas de una mano de Angeles rastros de ADN de Mangeri. Hoy, en la Cámara, el abogado Biondi insistió en descalificar la pericia del Cuerpo Médico Forense, y sostuvo que en la causa “se ha vulnerado el debido proceso y el derecho de defensa”. Opinó que “no se puede excluir contaminación” al explicar que “el ADN vuela por el aire y estando la sangre del imputado allí puede contaminarse”.

“Es una locura señores jueces que no tengan siguiera evidencia de la víctima en una de las muestras. Vamos a ser el hazmerreír de toda la comunidad internacional en la materia si esto se acepta como válido”, insistió Biondi, mientras el tribunal le pedía ir redondeando y los familiares de Mangeri lo escuchaban con atención. La representante de la Fiscalía General defendió las pruebas, afirmó que no podía justificarse una nulidad y recordó que ese tribunal de alzada había confirmado el procesamiento de Mangeri en base a varias pruebas, entre ellas el ADN. Los jueces hicieron una serie de preguntas a la defensa y pasaron a un cuarto intermedio sin informar cuándo resolverán.