Inicio » Destacado » La Ley de Medios, el Grupo Clarín y el Gobierno

La Ley de Medios, el Grupo Clarín y el Gobierno

Yatasto

Yatasto

El proyecto de ley de servicios de comunicación audiovisual fue anunciado por la presidenta Cristina Kirchner en marzo de 2009, en un acto en el Teatro Argentino de La Plata. La norma fue aprobada, promulgada y publicada en el Boletín Oficial el sábado 10 de octubre de 2009, tras una maratónica sesión en el Senado.

El Grupo Clarín impugnó ante la Justicia cuatro artículos: 41, 45, 48 y 161. La empresa cuestionó la restricción a la acumulación de licencias de aire y de cable, el desconocimiento de los derechos adquiridos y la obligación de desprenderse de sus licencias antes del vencimiento del plazo original, con el que habían sido otorgadas. El juez de primera instancia Horacio Alfonso dictaminó que los cuatro artículos impugnados por el Grupo Clarín eran válidos, pero la Cámara Federal Civil y Comercial decidió que dos eran inconstitucionales. Quedaba la instancia de la Corte . El Gobierno esperaba que el fallo saliera cuanto antes y soñaba con un veredicto que declarara la validez de toda la norma para “ganar” una batalla fundamental de la gestión kirchnerista: desguazar al “monopolio”.

La posición del Gobierno: El Gobierno siempre argumentó que la ley 26.522 era válida. El artículo 45 prohíbe que un mismo operador acumule licencias de TV, radio y cable. Además, prohíbe que un cable llegue a más del 35 por ciento del país y que un operador de cable, en una misma zona, tenga un canal de aire. El artículo 161 de la ley obliga a Clarín a desprenderse de las licencias que exceden esos límites.

La posición de Clarín: Para Clarín, la ley está vigente excepto los cuatro artículos que impugnó. La empresa dice que los límites del artículo 45 no son razonables. La Cámara Federal Civil y Comercial, en parte, le dio la razón: los cables no puede estar sujetos a ningún límite porque no usan el espectro radioeléctrico. El artículo 161 afecta derechos adquiridos porque obliga a vender licencias cuyo plazo no venció.