Inicio » Nacionales » La presidente cumple estricto reposo en la quinta de Olivos 

La presidente cumple estricto reposo en la quinta de Olivos 

Yatasto

Yatasto

Tras haber pasado seis días internada, la presidenta Cristina Kirchner recibió el alta médica ayer y, pasadas las 13.30, dejó la Fundación Favaloro para cumplir con el estricto reposo prescrito por los doctores. La mandataria recibió el alta de los médicos que la operaron el martes último para evacuarle un “hematoma subdural” en el costado derecho de su cabeza, y abandonó el Hospital Universitario de la Fundación Favaloro. Fue trasladada a la quinta de Olivos, donde llevará a cabo su recuperación.
“La Presidenta sigue con un excelente ánimo y una recuperación constante”, dijo el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, en la puerta de la Fundación, en el barrio porteño de Balvanera. Cristina dejó el lugar para dirigirse a la quinta presidencial de Olivos, donde deberá guardar otros 30 días de “estricto reposo”, durante los cuales los médicos le realizarán controles clínico-cardiológicos. Además, se indica que “los puntos de sutura se retirarán a partir del décimo día”, mientras que “oportunamente se realizará una neuroimagen de control”. Asimismo, no podrá viajar en avión, con lo cual se descartó que vaya a El Calafate para continuar su recuperación.
El parte indica que la mandataria “continuará con estricto control clínico-cardiológico por parte de los doctores Francisco Klein y Ramiro Sánchez, neuroquirúrgico por el doctor Cristian Fuster y neurológico por el doctor Facundo Manes”. Además, la “atención médica seguirá supervisada por los doctores Luis Buonomo Marcelo Ballesteros de la Unidad Médica Presidencial”.
Ayer los movimientos en la puerta de la Fundación Favaloro hacían prever que era inminente el anuncio del alta médica. Hasta el lugar llegaron autos de la custodia presidencial y motos de la Policía Federal, que habitualmente acompañan a la caravana.
Cristina fue operada el martes en la Fundación Favaloro, los médicos evacuaron un cúmulo de sangre alojado en el lado derecho de la cabeza, provocado por un golpe ocurrido el mes pasado.
Cabe recordar que la Presidenta fue internada el lunes 7 de octubre tras un diagnóstico que le habían realizado el día anterior en Olivos, cuando los médicos informaron sobre una sensación de hormigueo y pérdida de fuerza en su brazo izquierdo. El chequeo se realizó luego de que el sábado 5 se internara en la clínica de la Fundación Favaloro, donde le diagnosticaron la colección subdural crónica, ocasionada tras un golpe que había sufrido el 12 de agosto, y le prescribieran 30 días de reposo, aunque sin intervención quirúrgica.