Inicio » Deportes » La Seleción Argentina goleó a Paraguay y clasificó al Mundial

La Seleción Argentina goleó a Paraguay y clasificó al Mundial

El seleccionado argentino ganó en Asunción tras 16 años. La última victoria había sido el 6 de junio de 1997. Yatasto

El seleccionado argentino ganó en Asunción tras 16 años. La última victoria había sido el 6 de junio de 1997. Yatasto

Lionel Messi, autor de dos goles de tiro penal, fue el estandarte de un ataque demoledor que ratificó el poderío ofensivo del equipo de Alejandro Sabella, que terminó aplaudido por los 40.000 espectadores que colmaron el estadio Defensores del Chaco.

Messi marcó a los 11 minutos del primer tiempo y a los 8 del segundo, y Sergio Agüero, a los 31 de la etapa inicial; Ángel Di María y Maximiliano Rodríguez, a los 4 y 44 minutos del segundo tiempo, completaron la goleada.

José Núñez, a los 16 del período inaugural, y Roque Santa Cruz, a los 40 de la parte final, anotaron para los paraguayos.
Argentina sumó así 29 puntos y estableció una diferencia indescontable con el cuarto y el quinto clasificados, Ecuador y Uruguay, que tienen 22 y se enfrentan en la próxima fecha.

El seleccionado argentino evidenció desde el arranque las dos caras que caracterizaron sus últimos partidos: muy bien en ataque con jugadores que marcan diferencia en la selección y en el fútbol europeo, y flojedad en defensa, acentuada esta vez por la ausencia de Javier Mascherano, quien cumplió la fecha de suspensión por su expulsión ante Ecuador.

Pero estas vacilaciones en defensa, recurrentes en el seleccionado argentino desde ciclos anteriores, quedan empequeñecidas cuando la magia de Messi sincroniza con Agüero y Di María, con el agregado en esta ocasión de Palacios (reemplazante de Higuaín, otro suspendido), y cada avance del equipo de Sabella parecía terminar en gol.

Claro que Paraguay, que arrancó el partido ya eliminado, ayudó con una osada línea de 3 que facilitó la tarea de los delanteros argentinos, que ganaron permanentemente en el mano a mano.

Así, a los 11 minutos, Argentina se puso arriba en el marcador cuando Messi, en forma exquisita, transformó en gol el penal que sancionó el chileno Ossés por infracción del arquero Fernández al “Kun” Agüero, tras gran pase de Di María.

Pero Paraguay aprovechó enseguida en error de Romero, que pagó tributo a su inactividad (viene de un desgarro y es suplente en el Mónaco), y reaccionó tarde a un anticipo ofensivo de Núñez a Coloccini tras un desborde de Samudio. Fueron esos los mejores momentos de Paraguay, con Fabbro como eje de circulación acompañado por Ayala, Samudio y Santa Cruz, lo que generó alguna alarma en el fondo argentino, que tuvo como problema de origen que el tándem del medio campo, Fernando Gago-Lucas Biglia, tardó en acomodarse.

Claro que estas aproximaciones del equipo de Víctor Genés no tuvieron su correlato en chances claras de gol, exactamente lo contrario de Argentina, que con su poker de ases del medio hacia adelante pone en vilo a los espectadores en cada ataque a fondo. Y tras perderse una oportunidad clarísima Palacios llegó el 2 a 1 con una jugada ejemplo de precisión en velocidad: pelotazo exacto de Gago, Messi que la mata con el pecho y se la dejo servida a la entrada en diagonal de Agüero, éste se la lleva también con el pecho y define con un zurdazo cruzado.

Paraguay sintió el impacto y Argentina pasó a dominar los tiempos del partido, lo que se agudizó en los primeros 10 minutos del segundo tiempo, cuando con dos estiletazos clavó un 4-1 inalcanzable para un seleccionado como el local que está en proceso de reconstrucción tras el alejamiento de Gerardo Martino.

El 3 a 1 fue obra de Di María, con un zurdazo cruzado ante la salida de Fernández, tras gran cesión de Gago, un especialista en eso de saltar líneas con un pase.

Y el 4-1 llegó a través de un tiro penal muy bien ejecutado por Messi y mal sancionado por Ossés, ya que no hubo infracción al crack del Barcelona.

Desde allí el funcionamiento argentino se afianzó en el medio campo aunque en el fondo la pareja de centrales dejó dudas, en especial por la actuación de Campagnaro, que hizo extrañar a la dupla de centrales que integran Garay y Federico Fernández.

Con el ganador en dominio claro y oportunidades de gol favorables en proporción de 3 a 1, el equipo guaraní descontó con un toque a la red de Santa Cruz por otro desborde de Samudio, y después Maxi Rodríguez cerró la goleada con un derechazo cruzado tras una sucesión de paredes con Messi, ambos tantos en los minutos finales.

Argentina, que ratificó su primacía sobre Paraguay en Eliminatorias Sudamericanas, con 6 victorias, 8 empates y dos derrotas, sin embargo demoró en ganar en Asunción tras 16 años, ya que su último triunfo fue el 6 de junio de 1997, cuando se impuso 2-1 con goles de Marcelo Gallardo y Juan Sebastián Verón.

Y de paso dejó refrendado su tremenda potencia ofensiva y la categoría de sus delanteros, ya que de 30 goles en la presente Eliminatoria Messi logró 10, Higuaín 9, Agüero 5 y Di María 3, completando la cifra Lavezzi, Banega y Maxi Rodríguez con 1.

SÍNTESIS

Paraguay: Roberto Fernández; Marcos Cáceres, Paulo Da Silva y Salustiano Candia; Víctor Ayala, Cristian Riveros, Richard Ortiz y Miguel Samudio; Jonathan Fabbro; José Núñez y Roque Santa Cruz. DT: Víctor Genés.
Argentina: Sebastián Romero; Pablo Zabaleta, Fabricio Coloccini, Hugo Campagnaro y José Basanta; Fernando Gago, Lucas Biglia y Ángel Di María; Sergio Agüero, Lionel Messi y Rodrigo Palacio. DT: Alejandro Sabella.

Goles en la primera etapa: 11m. Messi (A), de tiro penal, 16m. Núñez (Pa) y 31m. Agüero (A).
Goles en la segunda etapa: 4m. Di María, 7m. Messi , de tiro penal, 40m. Santa Cruz (P) y 44m. Rodríguez (A).

Cambios: en el primer tiempo, 20m. Sergio Aquino por Ortiz (Pa); en el segundo, al comenzar Oscar Romero por Aquino (Pa), 11m. Jorge Rojas por Fabbro (Pa), 19m. Ezequiel Lavezzi por Palacio (A), 31m. Ever Banega por Agüero (A) y 41m. Maxi Rodríguez por Gago (A).

Amonestados: Fernández en Paraguay; Zabaleta en Argentina.

Arbitro: Enrique Osses (Chile). Asistentes: Carlos Astroza y Sergio Román (Chile).

Estadio: Defensores del Chaco, de Asunción.