Inicio » Deportes » Argentino A » Lamentable actitud de Laspada y dirigentes de Gimnasia

Lamentable actitud de Laspada y dirigentes de Gimnasia

Yatasto

Yatasto

El DT de Juventud, Mauro Laspada, fue expulsado, provocó y exacerbó los ánimos. El dirigente de Gimnasia Ramiro López fue acusado por agredir al jugador Hernán Fernández y hubo acusaciones cruzadas.

Fue realmente lamentable el final del clásico entre albos y santos. Un final con un técnico desubicado, con un jugador que recibió una trompada y con denuncias cruzadas. Todos los incidentes fueron observados por el veedor Julio Romero, de la Liga Chaqueña, quien enviará su informe al Consejo Federal.
Una vez que finalizó el clásico se escucharon gritos en el túnel que conduce a los vestuarios, donde el dirigente Ramiro López fue señalado como el agresor del defensor de Juventud Hernán Fernández, quien esperaba a sus compañeros que todavía festejaban la victoria en el campo de juego. El jugador acusó al dirigente de haberle pegado un golpe de puño en el rostro. En este incidente también fue involucrado otro dirigente, Raúl López, hermano del agresor.
Por este hecho el plantel antoniano se retiró del Gigante del Norte sin realizar declaraciones; mientras que los hermanos López fueron denunciados en la Policía por el defensor Fernández y por el técnico de Juventud, Mauro Laspada, uno de los responsables del final caliente.
Los dirigentes de Gimnasia no se quedaron de brazos cruzados y también fueron hasta la comisaría para acusar al defensor y al técnico Laspada. Inclusive se hicieron revisar con médicos de la fuerza para corroborar las agresiones por parte de los antonianos.
Y, a decir verdad, nada justifica la actitud del dirigente de Gimnasia, que además es reincidente en este tipo de agresiones en la zona de vestuario, pero también cabe remarcar la mala actitud del técnico Mauro Laspada, quien debería dar el ejemplo desde el campo de juego. Pero no, hizo lo contrario. En lugar de preocuparse por sacar adelante a su equipo, reclamó más de la cuenta y armó todo un circo cuando fue expulsado por el árbitro tucumano Montero. El DT exageró, quiso hacer tiempo y exacerbó los ánimos.
Se paró frente a los plateístas del albo que descargaban su furia por la derrota. Fue una provocación lo que hizo Laspada, un técnico que con estas actitudes deja mucho que desear con respecto a su conducta.

Laspada fue expulsado y debió irse al vestuario y no quedarse en el túnel. El DT argumentará que no se fue rumbo al vestuario por miedo a que lo insulten, escupan o le arrojen cosas, pero para eso está la policía, para custodiarlo.

Los dirigentes de Gimnasia, los hermanos López, tampoco nada tenían que hacer en ese lugar. Algo parecido ocurrió hace un tiempo atrás en un clásico con Central Norte discutiendo con un árbitro. Si Laspada y los hermanos López hubieran hecho lo correcto, nada de esto hubiera pasado.

Lo que se dijo

Mientras Fernández iba a celebrar con sus compañeros habría expresado la frase: Gimnasia se va al descenso… el dirigente Ramiro López le increpó al futbolista desde atrás –dicen que pegando un golpe de puño- y eso generó la reacción de Fernández. En ese incidente se involucraron Raúl López y Mauro Laspada. Raúl para enfrentar Fernández y ponerse hombro a hombro con su hermano y Laspada para separar intentando que la cosa no pase a mayores. En ese momento intervino la policía y la seguridad privada para calmar las cosas.

No fue la única, porque el plantel de Juventud Antoniana, decidió no hablar con la prensa en la antesala de Gimnasia y Tiro, y la charla con los colegas se postergaría en Lerma y San Luis, pero en el trayecto por calle Vicente López continuación a calle Catamarca esquina Alvarado, el micro que los trasladaba fue apedreado por hinchas albos que se encontraban alrededor del estadio. Las pedradas provocaron la rotura de un vidrio del micro, y un corte en el brazo derecho de Juan Pablo Cárdenas.

Lo de la cancha y el intento de agresión se entiende dentro de la calentura de perder un clásico en su cancha, pero la emboscada llevó a que Mauro Laspada junto a los directivos Fernando Segura y Marcelo Romero, realizaran la renuncia correspondiente en la seccional primera en contra de Ramiro López, por la agresión física sobre el defensor, y la agresión que sufrió el plantel en el micro. Los dirigentes también intimaron al veedor del partido, Julio Romero, presidente de la liga chaqueña de fútbol y representante del Consejo Federal a que realizará el informe correspondiente incluyendo las denuncias que se generaron en la seccional policial. No todo quedó allí. Ya que en la misma comisaría los dirigentes de Gimnasia y Tiro le hicieron una contradenuncia a la gente de Juventud aduciendo que provocaron a los hinchas locales.

Molina: “Ojalá López tenga una actitud de hombre y pida disculpas”

Habló también el Negro Molina: “Nos complicamos un poco, pero Gimnasia también fue con mucho ímpetu pero son cosas del fútbol, no somos los mejores, pero tampoco los peores, estamos por la buena senda, estamos trabajando. Lo veo bien a largo plazo para lograr cosas y enderezar el barco para donde queremos. Lo mas importante es que el equipo esta bien, que conseguimos un resultado importante en tres partidos seguidos y en lo personal me ayuda porque pasé momentos malos”

Los incidentes

“Y esto es especial porque el señor López fue quien le pego cobardemente a un compañero y él es dirigente y tiene que tener cabeza dentro de un partido. No podemos comulgar cosas buenas cuando un dirigente le pega alteramente a un compañero porque lo mínimo que debe hacer es pedir disculpas al jugador y a Juventud, porque esas cosas no se hacen, porque cuando ellos fueron al Martearena lo tratamos de la mejor manera. Ojala que por el bien del fútbol salteño tenga una actitud de hombre como tuvo de hombre para pegar de atrás a un compañero, para pedir disculpas”