Inicio » Deportes » Las diez anécdotas más insólitas de Bilardo, el técnico más exitoso de la Selección Argentina
En su flamante autobiografía, el DT recorre su historia y recuerda los momentos más importantes de su vida, dedicada por entero al fútbol. Con un estilo polémico fue campeón en México '86 y subcampeón en Italia '90, un logro que ningún entrenador pudo repetir. Yatasto

Las diez anécdotas más insólitas de Bilardo, el técnico más exitoso de la Selección Argentina

Bilardo y sus amigos roban pelotas en Argentinos Juniors

Cuando era niño junto a sus amigos del barrio de La Paternal jugaban al fútbol en la plaza Roque Pérez y como no podían comprar pelotas de cuero, esperaban durante los partidos de Argentinos Juniors que el balón saliera del estadio, lo tomaban y la llevaban al bar “La Puñalada”, donde lo escondían hasta el sábado. El día de los encuentros los dirigentes del “Bicho” llegaban hasta la canchita y los muchachos devolvían la pelota. Claro, luego de terminar el duelo.
Entrada en calor en Estudiantes y partido en Gimnasia

En 1970 durante el clásico de La Plata por la Copa Diario El Día, Bilardo, con la camiseta de Estudiantes, golpeó en la cara al arquero Hugo Gatti, de Gimnasia. Por ese golpe, la policía Bonaerense le pidió que no jugara el partido de vuelta en el Bosque para evitar incidentes con los hinchas. El doctor entonces el día de la revancha hizo la entrada en calor en la cancha del “Pincha” y se fue en patrullero al estadio del “Tripero” donde se unión a sus compañeros en el túnel. Tras el encuentro salió escondido en el vehículo de un amigo.
Protagonista de una gresca en la TV

En 1968, Bilardo fue invitado al programa Polémica en el Fútbol, entre los periodistas y la gente de la tribuna – que según cuenta el doctor estaba todos arreglados- lo criticaron duramente. En 1969 lo volvieron a invitar y llevó 20 amigos a la grada para que lo defiendan y todo terminó en una gresca con piñas y sillas volando al aire. Muchos años después regresó como entrenador de la Selección y llevó 60 acompañantes.
Anuncia retiro del fútbol en la cancha

En el último partido del Nacional de 1970 contra Vélez, Carlos Bilardo se dijo asimismo en un córner “No vengo más, no vengo más”. El arquero Poletti le preguntó que pasaba y él le respondió que se retiraba del fútbol. En el vestuario se lo anunció al resto del plantel.

 

Enseña tips para no cansarse en la altura que involucra limones

En la preparación para el México ’86, al entrenador le preocupaba la aclimatación a la altura del DF. Por eso aprovechó algunos partidos preparatorios para ultimar detalles. En un duelo con Ecuador en Quito, había preparado pedazos limón en los extremos de la cancha para que los jugadores consumieron cuando se les secara la garganta; sin embargo, como el partido no se detenía, era complicado que pudieron consumir la fruta, entonces Bilardo le pidió a la marca que vestía al equipo que colocará bolsillo en el interior de los pantalones para el Mundial. También les enseñó a los futbolistas festejar los goles para no cansarse de más en la altura.
“Estoy en el Psicólogo”

Para evitar el asedio de la prensa y el público en su primera etapa de la Selección, antes de México ’86, Bilardo se fue a vivir solo a una quinta Moreno, y durante las tarde para palear el aburrimiento salía con un hacha a cortar leña. Un día vecino lo llamó para preguntarle qué hacía y él respondió: “Estoy en el psicólogo”. En esa misma etapa colocaba un cartel de “se vende” en su casa para que la gente pensara que estaba desocupada y no se apedrearan.
Bilardo se disfraza de mujer para controlar a sus futbolistas

Durante unos días de entrenamiento en Tilcara previo a México ’86, los jugadores fueron invitados a una fiesta de agasajo. El doctor les dio permiso hasta la una de la madrugada pero para asegurarse de que todo estuviera bien se disfrazó de mujer colla con una pollera negra, alpargatas y un sombrero típico. Apareció en el lugar y bailó en la pista con los futbolistas sin ser reconocido. Como el clima era bueno les extendió el permiso dos horas más.
El micro de la selección se va sin Bilardo y Maradona

En mayo de 1986, la Selección jugaba un amistoso con Israel en Tel Aviv y el doctor le ordenó al chofer del micro que debía salir para el estadio a las 15 “ni un minuto más ni un minuto menos”. Faltando pocos minutos Maradona no aparecía y Bilardo lo fue a buscar. Cuando regresaron el colectivo se había cumpliendo con el horario establecido. El DT y el futbolista tuvieron que ir en taxi al estadio.
“Bajá que me apoyo en vos”

En 1996 ya como entrenador de Boca, un diario publicó una foto del técnico mirando para abajo entrando al túnel de La Bombonera tras una derrota de su equipo y tituló: “Bilardo, con la cabeza gacha”. Desde ese día se apoyó en alguno de sus futbolistas para bajar las escaleras del túnel con la cabeza levantada.
Bilardo se olvida del cumpleaños de su esposa

Como parte de la mesa de Polémica en el Bar en el año 2005, Jorge Rial le preguntó al doctor cuando era el cumpleaños de su esposa. Bilardo dijo que no sabía y llamaron a su mujer, Gloria, al aire y ella respondió: “Mi cumpleaños es hoy pero Carlos se olvidó”.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*