Inicio » Deportes » Las rusas del polémico beso, indignadas por la interpretación

Las rusas del polémico beso, indignadas por la interpretación

Yulia Gushchina y Ksenia Ryzhova advirtieron que no quisieron apoyar a la comunidad gay y señalaron que se trata de un festejo habitual en su país en casos de mucha alegría. Yatasto

Yulia Gushchina y Ksenia Ryzhova advirtieron que no quisieron apoyar a la comunidad gay y señalaron que se trata de un festejo habitual en su país en casos de mucha alegría. Yatasto

Uno de los temas de los que más se habló en el Mundial de Atletismo de Moscú poco tuvo que ver con las carreras, los lanzamientos o los saltos. Fue el polémico beso en la boca que se dieron las atletas Yulia Gushchina y Ksenia Ryzhova luego de ganar el oro en la posta 4×400 metros y que fue interpretado como un apoyo a la comunidad gay de su país. Pero lejos de querer meterse en esa cuestión, las corredoras se mostraron indignadas con el tratamiento que le dio la prensa a su festejo, el cual, señalaron, es un gesto común por esas latitudes en momentos de mucha alegría.

“No pueden imaginar lo que significa para nosotras la victoria al cabo de ocho años de entrenamiento. Sentimos un diluvio de emociones. Si en ese preciso instante nuestros labios se tocaron… No sé cómo es posible que algunos hayan llegado a imaginar semejante cosa”, se quejó Ryzhova. La atleta también destacó que con Gushchina se conocen hace tiempo y que son muy buenas amigas.

A su vez, Ryzhova se quejó de que su triunfo en la prueba quedara en segundo plano: “Ayer recibí 20 llamadas telefónicas de diferentes órganos de prensa que, en lugar de felicitarme, decidieron humillarme con esas preguntas”. Además, señaló que esta interpretación “no sólo nos humilla a nosotras, sino también a nuestros entrenadores”.

Por su parte, Gushchina calificó como “desvaríos enfermizos” las hipótesis tejidas en torno al beso. El mismo ocurrió en medio de la polémica por la ley que prohíbe cualquier tipo de “propaganda” homosexual frente a menores, la cual había sido apoyada días antes por los dichos de la garrochista Yelena Isinbayeva (quien luego relativizó sus declaraciones). “¿Qué dijo Isinbayeva?, ¿qué sucede en el mundo?, yo la verdad no tengo ni idea”, señaló la atleta, quien explicó que siempre estuvo concentrada en la competencia y por ello se mantuvo aislada de la polémica.