Inicio » Locales » Los gremios coinciden en que se estancó la creación de empleos
Yatasto

Los gremios coinciden en que se estancó la creación de empleos

El gremio que nuclea a los trabajadores rurales sostiene que las últimas sequías impactaron en la demanda de empleo, sobre todo en el norte provincial. En la ciudad, los mercantiles, los bancarios y los gastronómicos sostienen que es mínima o casi nula la incorporación de nuevos “laburantes”. El sindicato de Luz y Fuerza pide a las empresas que abran la bolsa de trabajo para sumar nuevos agentes, ya que les preocupa que en algunos casos no haya interés ni siquiera por reemplazar a los que se jubilan. Y en una actividad, como la de agua y gaseosas, con un mercado interno voraz, desde el sindicato Sutiaga manifestaron que las empresas “se resisten” a tomar nuevo personal.
“El empleo está estancado”.
Solo Augusto Ortiz, secretario general de la Uocra, sostuvo que repuntó la demanda de mano de obra en la construcción, aunque sin mucho apoyo del plan hipotecario Procrear. Al cerrar el año pasado el Indec difundió que solo en la capital salteña había 227.000 personas ocupadas y 20.000 desempleadas. En tanto, a fines de 2012 eran 230.000 aquellos que tenían alguna actividad, es decir unos 3.000 más. Y eran menos los que no tenían trabajo, un total de 18.000.
Vuenaventura David, secretario general en Salta de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), dijo que los números del Indec disimulan una realidad que tiene a más personas sin un trabajo. Jorge Guaymás, titular del Sindicato de Camioneros y de la Confederación General del Trabajo (CGT), también cuestionó los índices “ya que la gente que tiene un plan social y no busca trabajo no es un desempleado para el Gobierno”.
Vuenaventura indicó que en el interior, además de una profundo valle en la empleabilidad, abunda el trabajo precario y la inestabilidad laboral. “Salta cuenta con los instrumentos y las herramientas para generar trabajo. En la provincia hay miles de cosas y obras para hacer”, expuso Guaymás. Aunque condenó que se tome como alternativa el trabajo en negro.
Alejandro Mansilla, secretario gremial de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra), afirmó que la creación de empleos entró en una etapa débil. “Hay un clima de pánico a causa de las inestabilidades económicas”, dijo. El panorama para los trabajadores fue desalentador en enero. Pese al programa “Precios Cuidados” que rige en los supermercados para una centena de productos, la suba de los alimentos y servicios fue abrumadora. Hasta el nuevo índice de inflación admitió que la escalada fue del 3,7 por ciento en el primer mes del año. Eso no fue todo. De los 6,50 pesos del valor del dólar oficial, en enero llegó a 8 pesos, aunque la semana pasada cerró en 7,80.
Con ese movilizado contexto, los dirigentes gremiales ya miran con expectativas las paritarias que se resolverán a nivel nacional en las próximas semanas. El tambaleo económico dejó a los trabajadores con menos margen para ir al supermercado o para pagar servicios. En la negociación anhelan recuperar gran parte del poder adquisitivo de sus sueldos, deteriorados por la fuerte suba de precios desde diciembre.
Aunque temen que el Gobierno frene las intenciones y ponga un techo del 25 por ciento.
Precaución en el comercio
La actividad mercantil mueve gran parte de la economía y del mercado laboral. Informes presentados por el Observatorio Económico de la Cámara de Comercio de Salta sostienen que dos de cada tres salteños trabajan en ese rubro o en servicios. César Guerrero, secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio, aseguró que hubo un freno a la demanda de puestos de trabajo en la provincia. “Hace poco ingresó gente a un supermercado y los “call centers’ incorporan, pero hay mucha rotación. Entran y salen. En general está estancado el empleo”, afirmó el sindicalista. “Se ven algunos despidos, aunque no en números alarmantes. En realidad así echen a un compañero siempre es preocupante. Pero todavía no hay una cantidad significativa”, apuntó.
Efectos de la sequía
El campo salteño padeció dos hasta 2013 sequías consecutivas que afectaron no solo el stock ganadero sino al conjunto de la economía regional. Pedro Brandán, secretario general de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre), sostuvo que “realmente en la zona norte sufrimos muchos despidos. No se toma la cantidad de mano de obra como años anteriores. Por la sequía hubo pérdidas en diferentes cosechas en nuestra provincia”.
El referente de los trabajadores rurales insistió en que “es necesario abrir las paritarias como corresponde”, sin techos establecidos por el Gobierno. Agregó que, por la fuerte inflación, transcurre “un año complicado para todos nuestros compañeros trabajadores del país”.
“Abran la bolsa de trabajo”
“En el caso nuestro, en el sector eléctrico, la generación de empleos está quieta. Hay un pedido para que las empresas abran la bolsa de trabajo, en toda la cadena: generación, transporte y distribución. Está muy parado”, detalló Lauro Paz, secretario general del sindicato Luz y Fuerza. Por esta situación, sostuvo que hay “muchachos sobrecargados”. “Tenemos gente que se está jubilando y no se busca reemplazo”, agregó Paz. El sindicalista indicó que entre diciembre y marzo se producían los picos, pero pasó desapercibido en estas semanas.
Bancos, sin cambios El secretario general de la Asociación Bancaria, Carlos Rodas, también afirmó que la demanda de empleo se paralizó en el rubro. “Venía creciendo en los últimos años”, agregó.
“El sector bancario ha tenido una posición rentable. Hay que destacar que no notamos que haya despidos”, aseguró Rodas.
“Nos preocupa el hecho de que la cartera laboral a nivel nacional y provincial no haya logrado un plan concreto contra el trabajo en negro o ciertas irregularidades. En los bancos no hay empleo informal, pero sí, a veces, se presentan incumplimientos en la forma de liquidar las horas extras. No son pagadas como corresponde”, manifestó el titular de la Asociación Bancaria.
“Se resisten a tomar empleados”
Juan Carlos Ortega, secretario general del Sindicato Unico de Trabajadores de Aguas Gaseosas (Sutiaga), lamentó que las empresas “se resisten a tomar empleados”.  “A este problema ya lo venimos denunciando. Así, no hay trabajo para los jóvenes, que viven una frustración desesperante”, expuso.
El sindicalista indicó que el sueldo básico de la categoría más baja en su rubro es de 12.000 pesos, pero con otros items el trabajador llega a cobrar más de 15.000 pesos. “Aunque la mayoría anda por los 20.000 pesos”, destacó.
“Tenemos un buen salario, pero andá a entrar a una de esas empresas. Dejan cosas sin hacer o vacantes con tal de no tomar personal. También tercerizan el servicio y pagan la mitad de lo que le correspondería. Esa es la lucha que tenemos”, remarcó Ortega.  Argentina es el país que más gaseosas consume. Hasta la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, mencionó el sábado que cada uno consume 131 litros anuales.  Ortega destacó que el sector puede seguir por buen sendero debido al crecimiento del consumo interno de ese producto. Sin embargo, advirtió que hay “dudas por la crisis”.
Gastronómicos quieren un 35% para 2014
Alejandro Mansilla, secretario gremial de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra) seccional Salta, sostuvo que para la paritaria que se debatirá a nivel nacional crece el respaldo para pedir un mínimo de un 35 por ciento de incremento de salarios. En diálogo con El Tribuno, el gremialista recordó que el año pasado se pautó un 26 por ciento con el sector empresario. Según el acuerdo, se incrementó un 13 por ciento del salario en julio, un 7 por ciento en octubre y en enero se completó la totalidad con un 6 por ciento.
El peso de la inflación
Mansilla indicó que los montos, primero, se otorgaron de manera no remunerativa. “Los aumentos se fueron diluyendo”, expresó. El gremio tendrá un congreso para definir la propuesta en mayo.
“En 2014 subimos el piso a un 35 por ciento por los motivos que ya son de público conocimiento: la inflación y el desastre económico que estamos viviendo”.
“La Provincia debe negociar a seis meses”
“Nadie esperaba estos sobresaltos de la economía. Así, ya sabemos que las paritarias se tendrían que hacer cada seis meses, para estar mucho más cerca de la realidad que el aumento de salarios que se otorga una vez al año”, acentuó Mario Palavecino, secretario general de Sadop, el gremio de los docentes particulares.
A través de manifestaciones y concurridas marchas, los educadores y otros empleados estatales pidieron que el ministro de Economía, Carlos Parodi, los reciba para fijar nuevos incrementos. En noviembre, el Grand Bourg acordó con los gremios un 25 por ciento para 2014
“Finalizado el pago escalonado en mayo, nos debemos reunir y analizar lo que sucedió con la inflación”, añadió Palavecino. Hoy, el Gobierno nacional volverá a intentar acordar con Ctera los montos salariales para este ciclo lectivo. Los docentes salteños estarán atentos a los resultados de esa mesa. El gremio pide un básico de 4860 pesos.
Marcha y paro de estatales Juan Arroyo, secretario general de ATE en Salta, dijo que el miércoles los empleados de la administración pública se plegarán al paro nacional de ATE. A las 10, se convocó a una marcha que partirá desde las calles Esteco y Rioja, en la sede del sindicato.
“El Gobierno nacional, que se queda con el 75 por ciento de los recursos, tiene que poner algo más de fondos para atender esta situación”, señaló.
Expectativas por las paritarias
César Guerrero (Comercio) Las paritarias que se discutieron a nivel nacional en 2013 rigen hasta el 30 de abril. Todos los años se hablan de techos, pero a veces se logra más. La ronda con las cámaras empresarias se abre en mayo. La semana pasada Armando Cavalieri, secretario nacional del Sindicato, pidió una suma fija para marzo y a abril de $1.000, independiente de lo que se paute.
Pedro Brandán (Uatre) Los trabajadores rurales arrastran un desfasaje muy grande en cuanto a sus salarios. Hay una verdad: la inflación ronda el 35 por ciento anual. A nuestro sector, en noviembre de 2013, el Gobierno le decretó un aumento solo del 24 por ciento. No quieren que hasta diciembre se retomaran las negociaciones, por eso estabamos en alerta. Somos los grandes perjudicados.
Augusto Ortiz (Uocra) Sé que el poder adquisitivo ya está deteriorado. El problema se resolverá a nivel nacional. Nuestro convenio tiene la ventaja de que los jornales se fijan en una cifra, pero después hay otros items que se deben pagar. Si esos llegan a aumentar andaríamos emparejando. Pero si se trata de un 25 por ciento puede ser complicado no solo para el sector de la construcción sino para todos.
Jorge Guaymás (CGT – Camioneros) Nuestro acuerdo cierra con una cuota en marzo. Recién teníamos que sentarnos a negociar en junio, pero creo que hay una posibilidad de que se adelante y después se reabra a mitad de año. Eso es lo que se está hablando y el otro lunes se va a definir. Si quieren poner un techo no lo aceptaremos. Al hacerlo, no hay paritaria, desaparece. Tiene que haber libertad para cada sector.
Vuenaventura David (CTA) El Gobierno nacional debe convocar de forma urgente al Consejo del Salario para aumentar el mínimo vital y móvil de los trabajadores. Los $3600 quedaron lejos de los $8.500 que hoy cuesta la canasta básica de alimentos. El miércoles vamos a sumarnos al paro nacional de ATE y en Salta marcharemos desde la sede de esa entidad gremial hacia el centro. Carlos Rodas (Bancaria) Nosotros hemos logrado sumas no remunerativas para enero, febrero y marzo más otros 1.200 pesos. Todo eso a cuenta de las paritarias que comienzan a mediados de marzo. Los ingresos del trabajador sirven para menos y necesitamos mejoras, pese a que la Nación quiere poner un techo a la negociación. No se olviden de la devaluación y de la contundente suba de precios.
Juan Carlos Ortega (Sutiaga) El gremio tuvo paritarias en septiembre con un sello del 25 por ciento. Sin embargo, ahora estamos conversando la posibilidad de reabrirlas. Nuestro sector tiene un salario básico que ronda los 12.000 pesos, es alto en comparación a otros gremios. Pero en realidad eso no alcanza. Con 15.000 pesos en mano cuesta mantener a una familia, te quedás medio corto. Lauro Paz (Luz y Fuerza) El 11 de marzo viajamos a Buenos Aires para discutir el salario. En lo personal, veo que un 25 por ciento no es suficiente. El año pasado los gremios acordaron entre el 25 y el 30 por ciento. Semanas atrás hubo una notable devaluación, aunque ahora parece que todo se tranquilizó. Pero hay que estar expectante y ver que no se siga disparando tanto el costo de vida. (Fuente: El Tribuno)

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*