Inicio » Deportes » Los Pumas perdieron con los All Blacks pero dejaron una buena imagen

Los Pumas perdieron con los All Blacks pero dejaron una buena imagen

Yatasto

Yatasto

En la madrugada argentina, Los Pumas salieron a dejar todo contra el mejor equipo del mundo. Por la tercera fecha del Rugby Championship, el equipo de Santiago Phelan cayó con los All Blacks pero su juego le permitió dejar una buena imagen. En Hamilton, el seleccionado de rugby se dio el gusto de no dejarle sumar a los locales punto bonus, además de terminar el primer tiempo a una escasa distancia de cinco puntos (15-10).

Como ocurriera en Wellington el año pasado, en la primera participación de Argentina en el Rugby Championship, Los Pumas marcaron el primer try del partido a partir de une pelota recuperada, a través de Juan Manuel Leguizamón, quien logró zambullirse en el ingoal local a los 5 minutos.

Fue un inicio de partido contundente. Pero enseguida aparecieron las fallas de siempre: el line (se perdieron cuatro pelotas en la primera parte) y las faltas disciplinarias. Por eso Nueva Zelanda se puso a tiro con un penal de Dan Carter y si no pasó al frente fue porque el apertura no estuvo certero en sus lanzamientos a los postes y falló otros dos intentos, aunque desde posiciones alejadas.

Los All Blacks empezaron a manejar la pelota de a poco, pero sucumbieron frente a la gran presión de los jugadores argentinos en una cancha en la que se hizo difícil manejar la pelota por la lluvia. Hasta que, sobre los 23, cuando Jerome Garces se cansó de tantas infracciones, Eusebio Guiñazú, al igual que en el partido ante los Springboks en Soweto, dejó la cancha por 10 minutos con tarjeta amarilla y en ese lapso los anfitriones marcaron la diferencia. Enseguida Aaron Smith anotó su primer try y tres minutos más tarde volvió a hacerlo, esta vez aprovechando un kick al fondo de Ben Smith que Martín Landajo no pudo capturar sobre el ingoal. Un penal de Nicolás Sánchez dejó la diferencia en apenas cinco puntos en esa primera etapa.

En el segundo tiempo, la lluvia complicó más el traslado de la pelota. Carter y Sánchez intercambiaron penales de entrada y la diferencia se mantuvo, pero sobre los 13 le taparon un kick a Landajo y de ahí nació la acción que terminó con Julian Savea quebrando el ingoal albiceleste por tercera vez en el encuentro. A partir de ahí, los All Blacks fueron en busca del punto bonus, pero se toparon con una defensa que esta vez estuvo muy bien plantada, como en buena parte de la edición 2012 del torneo, lo que les permitió a Los Pumas –pese a la derrota, la número 16 de 17 choques- dejar una buena imagen.

“Ante este tipo de rivales, cada error cuesta muy caro y hoy se dio ese caso de nuevo”, explicó el capitán de la Selección, Juan Martín Fernández Lobbe. El próximo compromiso de los argentinos será en Perth, Australia, donde el próximo sábado visitarán a los Wallabies en su último partido fuera de casa en el torneo. Luego volverán a la Argentina, donde recibirán a Nueva Zelanda en La Plata, el 28 de este mes, y a Australia, en Rosario, el 5 de octubre.