Inicio » Deportes » Argentino A » Macaione hizo un repaso de su gestión en Central Norte

Macaione hizo un repaso de su gestión en Central Norte

Yatasto

Yatasto

El selectivo, pequeñas obras, las promociones en beneficios de los hinchas durante el campeonato y un visible orden económico se destacaron en los últimos dos años de gestión de José Macaione como presidente de Central Norte. El titular cuervo, valoró el aporte de la Agrupación Procentenario (Aprocen), aunque hizo un par de observaciones a su trabajo, y explicó las últimas novedades con respecto a la asamblea suspendida del 27 de diciembre, las consecuencia por la no aprobación del balance 2011 y la inválida reforma del estatuto.

Para Macaione, la grata aparición de Fausto Apaza e Ismael González en el equipo titular del Argentino A, fue producto del trabajo del selectivo que se desarrolló en mayo y junio. “Cuando se produjo la temprana eliminación en la era de Omar Jorge, aprovechamos ese tiempo para potenciar a los chicos. A ese grupo, que trabajó bajo las órdenes de Ramón Apaza, Carlos Fretes y José Hurtado, le dimos alimentación, vitaminas y trabajo. Después, los resultados aceleraron los tiempos e hicieron que Apaza debute en las primeras fechas del torneo”, contó el presidente. El dirigente luego recordó que la comisión directiva aportó en obras de acuerdo a las posibilidades de cada dirigente, que colaboró con la construcción del playón deportivo y se reconstruyeron los baños.

Las promociones y los beneficios que tuvieron los hinchas durante el campeonato también fueron parte de una buena gestión: “Esta comisión se ha preocupado mucho por el bolsillo de los hinchas, con promociones como “llevate a un amigo, llevate a un colado’, con la venta anticipada con descuentos, mantuvo cierta expectativa en la gente y hemos logrado que la situación económica no sea tan caótica. Fuimos el más convocante dentro de la malaria”, dijo el presidente.

Aprocen y la asamblea

Con respecto al trabajo de Aprocen, Macaione remarcó que “el proyecto de esta gente joven es bueno para alcanzar los objetivos en etapas formativas a nivel inicial. Pero después necesitás un salto de calidad de competencia y necesitas más recursos”. El titular cuervo opinó también que las inferiores tuvieron un leve retroceso desde el punto de vista estadístico. “Como presidente le hice una apertura para que nos ayuden y firmamos un contrato con múltiples concesiones para ellos, les trasladamos la explotación de varios recursos del club (La Escuela de Fútbol, el cobro del estacionamiento, un cupo de entradas de plateas, espacio de publicidad) para que ellos potencien su capacidad de gestión de recursos. Y como presidente también me tiene que importar los resultados, porque yo también recepciono la tristeza de los chicos y de los padres. Los chicos del club no se pueden acostumbrar a perder, no es bueno que de siete categorías solo hayamos ganado una. Después, estoy conforme con todas las otras gestiones y todo lo otro que ha logrado Aprocen”.

Macaione explicó que no habrá asamblea porque el club está anclado por el balance 2011 que no tiene documentación y no fue aprobado por los socios en julio pasado. El presidente recordó que en la reanudación de aquella asamblea que arrancó en junio, pasó luego a un cuarto intermedio y se reanudó en julio, no asistió un contador vinculado a Aprocen que se había comprometido a realizar un informe para regularizar ese balance. “Luego mocionamos que lo trate un estudio contable y en este trámite se encuentra el balance”, dijo el presidente. Y como ese balance no fue aprobado, el debate por la reforma del estatuto -era uno de los puntos posteriores de dicha asamblea- tampoco fue válida.

“Dilapidamos mucho  esfuerzo en gente de afuera”

Macaione también hizo un mea culpa y fue autocrítico en algunos puntos de su gestión. “Hicimos un presupuesto arriesgado por no retacear, por apostar fuerte, por traer al mejor técnico y apostamos a jugadores que creíamos que iban a andar bien”, analizó el presidente en primera instancia, pero luego aclaró: “Haber traído tantos refuerzos y que no hayan estado a la altura de las circunstancia no fue un error nuestro sino más bien fue resorte del cuerpo técnico, pero uno confiaba en la elección”. No obstante, podría decirse que este error ha sido compartido ya que Macaione luego lo admitió como una equivocación. “Creo que dilapidamos mucho esfuerzo en traer a gente de afuera”.

Siguiendo con el repaso de los pasos en falso de la comisión directiva, el titular cuervo también sostuvo que “fue un error haber apostado fuerte y de manera muy arriesgada. Deberíamos ser más finos en esto y tratar de volcar más recursos a lo estructural”. Además, el dirigente también asumió la obligación de regularizar la documentación del club (por el balance 2011), aunque dicho desfasaje haya sido de la dirigencia anterior.

Otro balance negativo

El presidente de Central se resignó una vez más a la mala campaña que realizó el equipo en el Argentino A. “El balance deportivo no es bueno, pero trajimos al técnico (Gustavo Coleoni) que querían todos, la mayoría”, dijo Macaione. “Creo que nos engañó el partido contra River (un amistoso de invierno que ganó Central por 1 a 0), que nos perfiló un equipo con una personalidad que luego no se plasmó en el semestre”, agregó. Y para concluir este balance, añadió: “Creo que el rendimiento de los jugadores que ya estaban en el club tampoco fue bueno. Hubo errores individuales y técnicas”. Luego, resaltó el desempeño del equipo en la segunda rueda (a partir de la 12ª fecha) pero adelantó que Central deberá hacer “una campaña de campeón” para pelear por el ascenso. A propósito, Macaione también dijo: “No sé si a Central le conviene ascender, pero el sueño del ascenso no se le puede quitar a nadie”.