Inicio » Destacado » “Malvinas es la mayor base militar nuclear de la OTAN”
Yatasto

“Malvinas es la mayor base militar nuclear de la OTAN”

Fue un acto emotivo, pero con un anuncio que se sintió ayer como un fuerte remezón del terremoto en Chile el martes: “Malvinas constituye la mayor base militar nuclear de la OTAN en el Atlántico Sur”. De esta manera, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner le dio un tono explosivo al homenaje a los héroes de la guerra de las Malvinas, cuando se cumplieron 32 años de la gesta patriótica.
En un discurso por el Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas, que se prolongó por algo más de media hora, y ante todo el gabinete y cientos de militantes, pero sin dirigentes de la oposición, Cristina resaltó que “es una verdad que no pueden seguir ocultando” y destacó que “la mayoría de los ingleses está en desacuerdo con sostenerla”. “A la mayoría de los ingleses, principalmente los jóvenes, lo que menos les interesa es destinar recursos para mantener la base militar en Malvinas”, insistió la jefa de Estado y recordó que en ese país hay “un 20 por ciento de desocupación”.
En ese sentido, apuntó sus misiles al gobierno de David Cameron y le pidió que “se dediquen menos a guerrear y se ocupen más del pueblo inglés desocupado”.
Cabe destacar que en 1982, cuando se llevó a cabo la contienda bélica, el gobierno de la entonces primer ministra Margaret Thatcher se enfrentaba también a una fuerte recesión y un índice alto de desempleo. Lo cierto es que el mensaje también se dio un día antes de que la reina Isabel II, cabeza de la Iglesia Anglicana de Inglaterra, visite al papa Francisco en el Vaticano.
La monarca y su marido, el duque de Edimburgo, llegarán hoy a Roma por una invitación del presidente de Italia, Giorgio Napolitano, pero también tendrá una audiencia con el Pontífice argentino. Y como un mensaje menos ofensivo, la primera mandataria advirtió que el reclamo argentino por la soberanía “tiene que ver con un mensaje de paz”.
E insistió que tiene infinita confianza en recuperar la soberanía sobre las islas porque “siempre en la historia los enclaves coloniales, más tarde o más temprano” se recuperan. Antes de iniciar su discurso, Cristina había descubierto la gigantografía de un billete de $50 conmemorativo de las islas Malvinas, que entrará en circulación en los próximos días.
Una honra especial
Cristina honró a las que definió como las “Madres de Malvinas”, al evocar que en el conflicto bélico con Gran Bretaña, en 1982, “los que fueron a morir fueron los más pobres”, y recordó que las “grandes potencias también sacrifican a los que menos tienen por la Patria”.
Además, la jefa de Estado reivindicó a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo por su permanente “rechazo a la violencia y a la venganza” a la hora de pedir justicia por la desaparición de sus hijos durante la última dictadura militar y remarcó: “La venganza es de la prehistoria, del Estado de no derecho”.
Insistió con el doble estándar de las potencias colonialistas entre Malvinas y la península de Crimea, y aseguró que desde el Gobierno seguimos apelando a abandonar estos dobles estándares que finalmente se terminan volviendo en contra, como un búmeran”. “Lo que domina la política internacional es la ley del más fuerte, no el derecho; el que puede pisarle la cabeza al otro, se la pisa”, aunque añadió que “de México para abajo todos los pueblos de la patria grande apoyan la causa Malvinas”, concluyó.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*