Inicio » Cultura & más » Murió el Comparsero “Josito” Herrera
Josito recibe en compañía de su hija, en abril de 2013 el premio "Vecino Destacado", otorgado por la municipalidad de Salta. Yatasto

Murió el Comparsero “Josito” Herrera

 

Murió José Servando Herrera. La Salta que está a punto de vivir un nuevo carnaval, no lo puede creer.

Murió José Herrera, más conocido como “Josito”, comparsero y fundador de la comparsa de Villa Cristina. Josito antes de ser cacique, supo desfilar como “shulca” en comparsas de la ciudad de Salta.

Nació a la vida del carnaval salteño con el canto de las comparsas y el sonido de las cajas que se escuchaban antaño en los barrios de la capital.
Josito era de la época de las viejas comparsas de Salta, aquellas que salían a “chirolear”, en épocas de encuentros “rabiosos” y “amistosos”.
La Comparsa de Puente Alsina y la Comparsa de Matadero eran “bravas”. Y Josito le hizo un aporte al carnaval salteño con su comparsa que salía de su barrio, Villa Cristina.
Allí, hace más de medio siglo, surgió la comparsa de la mano de este importante comparsero que hoy ya está en el cielo.

Josito desfilando con su nieta, ayer nomás, en el corso explotado por la Asociación de Agrupaciones Carnestolendas.

Josito Herrera desfilando junto a su nieta, en el corso explotado económicamente por la Asociación de Agrupaciones Carnestolendas. Yatasto es Cultura

Los primeros pasos
Era el año 1947, por las calles de la villa los vecinos desfilaban vestidos con trajes típicos revalorizando las culturas indígenas, cambiando de nombre la comparsa todos los años. Y Josito ya se había disfrazado de murciélago y había salido en comparsas de otro barrio.
La aparición de Josito y su comparsa es de la misma época de la instauración de la creación de la categoría “comparsa de indios”, que ocurrió en 1949. Josito debuta con el primer premio.
Ese año se desarrolló “El primer concurso especial de comparsas de la Historia del Carnaval de Salta”. Porque si bien en años anteriores las comparsas de indios habían participado, a la hora de los premios, se los mezclaba con las comparsas instrumentales (que vendrían a ser una especie de murgas actuales) –como señala el historiador Miguel Cáseres-; pero ese año el jurado decidió crear una categoría especial, la de comparsas de indios justamente, y al haberse adoptado esta decisión por primera vez, se organizó un desfile especial donde estas agrupaciones pudieren acreditar sus valores y donde podrían ser considerados en base a su vestimenta, cantos y danzas. El anuncio de este concurso despertó un singular entusiasmo entre los integrantes de las comparsas, para las cuales se habían establecido un primer premio de cuatrocientos pesos, el segundo de doscientos pesos y un tercero de cien pesos.
El último día de corsos, domingo 13, una gran expectativa albergaba a esa muchedumbre, convocada en la Plaza 9 de Julio. Había llegado el momento de distribuir los premios asignados a las mejores carrozas, comparsas y disfraces, además se procedería a la coronación de la reina del carnaval de 1949. El clima era impresionante, ya desde la tarde con el desfile de máscaras infantiles, se había distribuido juguetes y golosinas entre los niños asistentes y se había ido creando un ambiente especial. Era un “entierro” tardío.
Pasadas las 23 horas, cuando en el palco oficial ubicado en el ángulo noroeste de la esquina de Mitre y Caseros, tuvo lugar el acto de coronación de la reina, esto hizo que el público se agolpara sobre el lugar y la homenajeara con prolongados aplausos, mientras el Director General de Control, Salvador Sosa, colocaba en su testa la artística corona especialmente preparada al efecto.
A partir de entonces las comparsas de indios tendrían un nuevo y relevado protagonismo, especialmente en la vida de los corsos. Y Josito fue el protagonista de esa época.
Pero también el cacique vivió años amargos. La peleó en la vida. Hubo años que Josito y su comparsa fueron suspendidos y castigados por las autoridades organizadoras del corso. Pero ese no fue problema. Igual siguió saliendo con otro nombre y representando a otro barrio. Fue la manera de eludir la suspensión.

Fin de un ciclo
Casi cuarenta años después, la comparsa de Josito dejó de salir, previo paso por la segunda categoría en los corsos de la Avenida Belgrano como los “Indios Vayra” y “Los Quilmes”.
En la década de 1980 se separa la comparsa creada originalmente por Josito. El cacique Sanjinés se lleva la comparsa y el nombre “Los Quilmes” para el barrio de Norte Grande.

Josito Herrera junto a dos brujos.

Josito Herrera junto a dos brujos. Yatasto es Cultura.

Segunda etapa y nueva comparsa: Los Siancas
Y en 1987 comienza otra historia. Otra historia que ya no la escribe Josito Herrera. Villa Cristina debía nacer de nuevo con otra comparsa –que en definitiva sería la que siga los pasos de Josito- y allí un grupo de jóvenes se agrupó y volvió a levantar las banderas de la villa. Allí nacen Los Siancas, sobre las cenizas de la comparsa de Josito, tan ganadora en décadas anteriores, pero venida a menos en las décadas de 1970 y 1980.
A fines de los `80 también se constituyó la Asociación de Agrupaciones Carnestolendas de Salta y una etapa de los corsos privados, organizados por los mismos caciques y directores de agrupaciones. Recordemos que en 1986 el itendente Walter Luna decidió que la Municipalidad ya no organizaría más los corsos oficiales. A partir de 1987 comienza otra etapa en la organización de los corsos salteños. Yatasto Noticias & Cultura.
A la cabeza de esta agrupación nueva llamada “Los Siancas” se ubicaría José Nolbys Choque, joven comparsreo que, desde sus primeros años de vida, desfila junto a Josito en Villa Chartas. El nombre de la agrupación hace referencia al valle que colinda con el Valle de Lerma, espacio que se extiende entre la Caldera, Vaquero, atravesando Güemes hasta las inmediaciones de Metán.
En este último tiempo, la comparsa Los Siancas pudo pelear junto a otras comparsas el primer premio, gracias al aporte y la presencia de muchos integrantes del barrio Vélez Sársfield, un barrio cercano a Villa Cristina.
En tanto Josito Herrera, desfiló estos últimos años como cacique Honorario por el recorrido carnavalero de Avenida Ibazeta. Ésa es la última imagen que vimos de Josito, desfilando junto a sus nietos, detrás del cartel de la comparsa, con un ramo de albahaca, saludando a la gente.
Si bien en la época de Josito se cantaban distintas coplas como, por ejemplo: “Yo no sé cómo ni cuando, llegue la muerte por mi. Que llegue cuando ella quiera,yo estoy dispuesto a morir. Ay sí, yo estoy dispuesto a morir”.
Una buena forma de recordar a uno de los comparseros más importantes de Salta es con estas sentidas coplas de su comparsa: “Cascabel de mi polaina, nunca dejés se sonar… Así soy yo, en la comparsa he nacido señor”.  (Por Javier López / Especial Para Yatasto*)

Nota relacionada: Corimayo en campaña política http://www.yatasto.com/corsos-2014-mario-corimayo-estamos-en-campana-politica-por-eso-no-podemos-avanzar/#.UsyPJ3A0_2Q

Nota relacionada: La Carnestolenda practica una política de extinción del corso http://www.yatasto.com/la-asociacion-carnestolenda-practica-una-politica-de-extincion-del-corso/#.Uurv9tLrwnM

Nota relacionada: Mientras el corso unificado no se define, lanzan Corso de las Estrellas http://www.yatasto.com/mientras-el-corso-unificado-no-se-define-lanzan-el-corso-de-las-estrellas/#.UsyRHnA0_2Q

Nota relacionada: ¿Habrá un corso unificado? http://www.yatasto.com/a-dos-meses-del-carnaval-habra-un-corso-unificado/#.Unlrf9LrwnM

Nota relacionada: Inscripción Corsos 2014 http://www.yatasto.com/llaman-a-inscribirse-para-participar-de-los-corsos-saltenos-2014/#.Unls-tLrwnN