Inicio » Destacado » Paritarias 2014: las provincias piden un techo del 25%
Yatasto

Paritarias 2014: las provincias piden un techo del 25%

Con la paritaria nacional suspendida hasta el lunes próximo, ayer dieciséis provincias coincidieron en que el “techo” del aumento salarial para los docentes que surja de la negociación no debe superar el 25 por ciento y advirtieron que la mayoría de los gobernadores necesitarán ayuda financiera para afrontarlo. Ayer, en Capital Federal se reunieron por segunda vez (la primera fue el 31 de enero) los ministros de Economía de 16 distritos, y coincidieron en remarcar las dificultades económicas que tendrán este año para afrontar con los recursos previstos en el presupuesto 2014, los mayores costos por el incremento salarial y, a la vez, el pago de la deuda que la Nación les refinanciara en el segundo semestre de 2013. El encuentro se hizo en el Consejo Federal de Inversiones (San Martín 871), en el centro porteño, y estuvo coordinado por la ministra bonaerense Silvina Batakis.
El porcentaje
La discusión salarial con los docentes es clave, ya que es el sector que fija la pauta para la negociación con el resto de los empleados de la administración pública en cada distrito. Hasta ahora la Nación ofreció a los gremios de maestros y profesores un 22% de incremento más 2.000 pesos extra por presentismo. Los gremios lo rechazaron, piden el 42% y no quieren saber del ítem presentismo por considerarlo muy volátil. Las mayoría de las provincias ayer expresaron su acuerdo con que la negociación suba tres puntos y que se estanque en el 25%. Ni una coma más. Pero esa postura enfrenta dificultades, sobre todo porque Córdoba y San Luis otorgaron un aumento por encima del 30%. Salta, que negocia los aumentos en octubre, otorgó un 25% y en Jujuy miran lo que sucede en la paritaria nacional.
“Si uno tuviera que hacer un promedio mentalmente de lo que dice la mayoría (el 25 por ciento) es un límite, es el techo al cual todos aspiran. San Luis cerró un porcentaje más alto (30 por ciento en tres cuotas) y para nosotros eso es muy complicado”, dijo el ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti, al salir ayer de la reunión con sus pares. Café de por medio, los funcionarios provinciales programaron una nueva reunión para fines de marzo y se pusieron de acuerdo para tornar periódicos estos encuentros, dado que les sirve para intercambiar experiencias y tomarle el pulso en forma directa al clima de las diferentes regiones económicas del país.
Batakis, por ejemplo, hizo un balance de su viaje a New York junto a Daniel Scioli y habló sobre el interés de inversores y empresas extranjeras por Argentina, porque “hay una percepción positiva” de los inversores internacionales por los pasos que está dando el país, como el acuerdo con Repsol y las negociaciones con el Club de París. El Gobierno porteño de Mauricio Macri ofreció a los gremios docentes una mejora salarial del 23 por ciento en tres cuotas, pero las negociaciones no avanzaron y ahora Grindetti espera ver cuál será el resultado de la paritaria que encabeza la Nación con los representantes de los docentes nacionales.
Un voto al presentismo
Los ministros provinciales coincidieron en que el ítem del presentismo sería la mejor carta para negociar con los gremios, dado que podrían asegurar por esa vía una suma fija como “premio” a los que cumplan con la asistencia laboral y no complicar a las arcas provinciales con un aumento mayor generalizado. Sin embargo, los gremios nacionales coincidieron en rechazar esa suma fija por presentismo.
Grindetti dijo que para aumentar un 23 por ciento, el gobierno macrista no necesita de una ayuda financiera pero si la suba termina en un valor más elevado, se deberán reasignar partidas desde otras carteras: “Es el eterno problema de la frazada corta”, detalló. “Hay otras provincias que son muy dependientes del Gobierno nacional por cuestiones históricas y económicas de los últimos años. Mientras la Ciudad se solventa en un 92 por ciento con fondos propios, hay provincias que dependen hasta en un 80 por ciento de la Nación”, dijo. Los ministros coincidieron en que no pueden acordar un solo porcentaje de aumento para los docentes de todas las jurisdicciones porque cada provincia es una “realidad laboral y económica diferente”. Los funcionarios pedirían a la Nación ayuda financiera para poder afrontar los reclamos salariales de los gremios estatales, además de la inflación, y también deslizaron la posibilidad de reclamar una prórroga para los vencimientos de deuda más allá del 31 de marzo.
Pedirán más plazo para pagar
Los ministros de Economía de 16 provincias pedirían una audiencia conjunta con el ministro de Economía, Axel Kicillof, para manifestarle que necesitan salir a tomar deuda para poder sostener las obras públicas y para contener a los intendentes, que reclaman mayores fondos para los municipios.
Justamente, uno de los puntos más importantes de la agenda de ayer estuvo puesto en que el próximo 31 de marzo vencerá el período de gracia del Plan de Desendeudamiento Federal y aún no fue confirmada una nueva prórroga.
El 27 de diciembre último, la Nación suscribió un acuerdo con 18 provincias para refinanciar sus deudas, de cara a aliviarle los compromisos a las arcas de los gobernadores en unos 11.676 millones de pesos, afectados por el elevado aumento de costos por la inflación. Los gobernadores tienen sus esperanzas puestas en una de las cláusulas de ese acuerdo, que estipula que habrá prórrogas parciales que se irán renovando cada tres meses.
Según la misma norma, el pago de los servicios de capital e interés vencen el último día hábil de cada mes y son pagaderos mediante la retención de recursos provenientes de la coparticipación federal. El primer vencimiento operará el 30 de abril de 2014.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*